Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fortaleza para el arte en Gran Canaria

El Castillo de la Luz, en el istmo de Santa Catalina, acoge la Fundación Martín Chirino

Castillo de la Luz, en Gran Canaria Ampliar foto
Exterior del Castillo de la Luz, en Las Palmas de Gran Canaria, sede de la Fundación Martín Chirino.

En el extremo norte del istmo de Santa Catalina, lindando con el popular barrio de La Isleta, pervive la fortaleza defensiva más antigua de la provincia de Las Palmas: el Castillo de La Luz (Juan Rejón s/n; +34 928 461372), frente a la bahía del mismo nombre. El edificio primitivo, erigido en los primeros años de la conquista castellana (siglo XV) sobre un arrecife que quedaba aislado de tierra firme durante la pleamar, ha sufrido diversas modificaciones a lo largo de su historia, salpicada de asedios y ataques piratas, incursiones tan famosas como la de Sir Francis Drake, que al mando de la Armada Inglesa intentó sin éxito tomar la ciudad en 1595, o la del corsario holandés Pieter van der Does, que en 1599 arrasó e incendió Las Palmas.

El castillo, declarado Monumento Histórico Artístico en 1941, es actualmente sede de la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino. Inaugurada en marzo de 2015, tras una exhaustiva remodelación del edificio llevada a cabo por el estudio de arquitectos Nieto-Sobejano –en la que quedaron al descubierto importantes vestigios arqueológicos, como los cimientos del torreón original, en el corazón de la fortaleza–, el centro exhibe de forma permanente 25 obras del artista Martín Chirino (Las Palmas, 1925), un recorrido que abarca seis décadas de su vida. Esculturas de grandes dimensiones, aguafuertes y dibujos concebidos entre los años 50 del siglo pasado y 2013.

'Gigantes que no molinos...', de Martín Chirino, expuesta en la fundación que lleva su nombre, en Gran Canaria. ampliar foto
'Gigantes que no molinos...', de Martín Chirino, expuesta en la fundación que lleva su nombre, en Gran Canaria.

Académico de honor de Bellas Artes y uno de los creadores españoles más representativos del arte abstracto del siglo XX, Chirino se define a sí mismo como “un herrero del arte”, en alusión a sus piezas de forja, y explica que la Fundación, además de espacio museístico dedicado a la conservación, catalogación y divulgación de su obra, es también “un organismo vivo de difusión artística y cultural; una plataforma integral para la reflexión y el debate”. Idea que entronca con una de las premisas del movimiento El Paso (1957-1960), del cual formó parte Chirino junto a otros grandes de la vanguardia artística en nuestro país, como Rafael Canogar, Antonio Saura o Manolo Millares. La fundación está dirigida por Jesús María Castaño.

Muy cerca de allí, vale la pena detenerse a tomar algo en alguno de los establecimientos del Mercado del Puerto o dar un paseo por el barrio marinero de La Isleta y asomarse al Atlántico desde alguna de sus intrincadas callejuelas.

Horario: De martes a sábado entre 11.00 y 19.00 y domingos y festivos de 11.00 a 14.00.

Entrada: 4 euros. Reducida: 2 euros. Miércoles gratuita de 16.00 a 19.00.
Visitas guiadas: visitas@castillodelaluz.es

 ¿Vas a viajar a Gran Canaria? Pincha aquí

Más información