Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueve iconos paisajísticos de Suiza

Desde la Casa de Heidi, en Heidiland, a la pirámide perfecta del Matterhorn, en Zermatt, un recorrido por los escenarios más fotogénicos del país

  • Las nevadas cimas de los Alpes -en la foto, Eiger, Mönch y Jungfrau-, los lagos, las cabañas de madera rodeadas de sedosos prados alpinos ¡y Heidi correteando por ellos! Si el personaje literario creado por Johana Spyri en 1880 viviera ahora en sus adoradas montañas esta panorámica del valle de Grindelwald sería uno de los paisajes que no faltarían en su cuenta de Instagram.
    1Las nevadas cimas de los Alpes -en la foto, Eiger, Mönch y Jungfrau-, los lagos, las cabañas de madera rodeadas de sedosos prados alpinos ¡y Heidi correteando por ellos! Si el personaje literario creado por Johana Spyri en 1880 viviera ahora en sus adoradas montañas esta panorámica del valle de Grindelwald sería uno de los paisajes que no faltarían en su cuenta de Instagram. Ir a noticia
  • En Suiza se ha creado la región de Heidiland, en el distrito de Landquart, en el cantón de los Grisones. Un destino turístico que promocionan para que el visitante recorra los paisajes donde se desarrolla la historia de Heidi En esta región alpina, cerca de la frontera con Liechtenstein y Austria, está también Maienfeld, la ciudad más cercana a la Casa de Heidi, una recreación de la cabaña del abuelo que los japoneses incluyen siempre en sus circuitos.
    2En Suiza se ha creado la región de Heidiland, en el distrito de Landquart, en el cantón de los Grisones. Un destino turístico que promocionan para que el visitante recorra los paisajes donde se desarrolla la historia de Heidi En esta región alpina, cerca de la frontera con Liechtenstein y Austria, está también Maienfeld, la ciudad más cercana a la Casa de Heidi, una recreación de la cabaña del abuelo que los japoneses incluyen siempre en sus circuitos.
  • Suiza está lleno de paisajes idílicos, como los de Val Fex, una villa perdida en el tiempo y en el espacio, oculta entre montañas incrustadas de glaciares, bosques de alerces y prados. Se puede dar un paseo romántico hasta los pueblecitos de Fex-Platta y Fex-Cresta para ver cómo eran los Alpes antes de la llegada de turistas. Ya es toda una experiencia llegar al valle, ya sea a pie o en coche de caballos, desde SilsMaria.
    3Suiza está lleno de paisajes idílicos, como los de Val Fex, una villa perdida en el tiempo y en el espacio, oculta entre montañas incrustadas de glaciares, bosques de alerces y prados. Se puede dar un paseo romántico hasta los pueblecitos de Fex-Platta y Fex-Cresta para ver cómo eran los Alpes antes de la llegada de turistas. Ya es toda una experiencia llegar al valle, ya sea a pie o en coche de caballos, desde SilsMaria.
  • El valle de Grindelwald, presidido por las moles del Eiger, Mönch y Jungfrau (Ogro, Monje y Doncella), despliega cientos de kilómetros de senderos que permiten ver este impresionante panorama desde muchos ángulos. Los tres picos son leyenda en la historia del alpinismo, especialmente el Eiger (3.970 metros), cuya temible cara norte (en la foto) se ha cobrado la vida de muchos alpinistas. Se puede ascender desde GrindelwaldWengen o ir en teleférico hasta Kleine Scheidegg para ver de cerca este espectacular trío alpino.
    4El valle de Grindelwald, presidido por las moles del Eiger, Mönch y Jungfrau (Ogro, Monje y Doncella), despliega cientos de kilómetros de senderos que permiten ver este impresionante panorama desde muchos ángulos. Los tres picos son leyenda en la historia del alpinismo, especialmente el Eiger (3.970 metros), cuya temible cara norte (en la foto) se ha cobrado la vida de muchos alpinistas. Se puede ascender desde Grindelwald/Wengen o ir en teleférico hasta Kleine Scheidegg para ver de cerca este espectacular trío alpino.
  • El Jungfraubahnen, ya centenario, es un impresionante tren cremallera que recorre las entrañas del Eiger y el Mönch hasta alcanzar, a 3.454 metros, bajo la misma cima de la Jungfrau, la estación ferroviaria más alta de Europa. Además de un mirador exterior sobre la cabecera del glaciar Aletsch, de 23 kilómetros de recorrido, la estación alpina tiene una cueva de hielo (en la imagen) que se puede recorrer.
    5El Jungfraubahnen, ya centenario, es un impresionante tren cremallera que recorre las entrañas del Eiger y el Mönch hasta alcanzar, a 3.454 metros, bajo la misma cima de la Jungfrau, la estación ferroviaria más alta de Europa. Además de un mirador exterior sobre la cabecera del glaciar Aletsch, de 23 kilómetros de recorrido, la estación alpina tiene una cueva de hielo (en la imagen) que se puede recorrer.
  • El Matterhorn (o monte Cervino) es una montaña preciosa que se eleva como una aleta de tiburón sobre un pueblo idílico: Zermatt. Para sacar las mejores fotos hay que subir al Matterhorn Glacier Paradise (en la foto), el teleférico de mayor altitud de Europa, pues asciende hasta los 3.883 metros. Desde una plataforma panorámica permite contemplar hasta 14 glaciares y 38 picos que superan los 4.000 metros de altitud.
    6El Matterhorn (o monte Cervino) es una montaña preciosa que se eleva como una aleta de tiburón sobre un pueblo idílico: Zermatt. Para sacar las mejores fotos hay que subir al Matterhorn Glacier Paradise (en la foto), el teleférico de mayor altitud de Europa, pues asciende hasta los 3.883 metros. Desde una plataforma panorámica permite contemplar hasta 14 glaciares y 38 picos que superan los 4.000 metros de altitud.
  • En el Alto Valais encontramos otra buena colección de paisajes alucinantes, como el Glaciar Aletsch, una lengua de hielo de 23 kilómetros de recorrido que se pude contemplar desde Bettmerhorn o Eggishorn (en la foto). Este remolino de hielo interminable está surcado por profundas grietas, cascadas atronadoras, agujas de roca y hasta pinares. Va desde el macizo de la Jungfrau hasta una meseta por encima del Ródano y ha sido declarado Patrimonio mundial.
    7En el Alto Valais encontramos otra buena colección de paisajes alucinantes, como el Glaciar Aletsch, una lengua de hielo de 23 kilómetros de recorrido que se pude contemplar desde Bettmerhorn o Eggishorn (en la foto). Este remolino de hielo interminable está surcado por profundas grietas, cascadas atronadoras, agujas de roca y hasta pinares. Va desde el macizo de la Jungfrau hasta una meseta por encima del Ródano y ha sido declarado Patrimonio mundial.
  • Desde el pico Schithorn, en el Oberland Bernés, tendremos una vista panorámica increible de 360º y 200 cumbres. Los mejores puntos de observación son la plataforma-mirador Skyline y el restaurante giratorio Piz Gloria (en la imagen), desde los que, en días despejados, se puede divisar incluso la Selva Negra alemana. Además, fueron escenario de algunas escenas de '007 al servicio de su majestad', a finales de los años setenta.
    8Desde el pico Schithorn, en el Oberland Bernés, tendremos una vista panorámica increible de 360º y 200 cumbres. Los mejores puntos de observación son la plataforma-mirador Skyline y el restaurante giratorio Piz Gloria (en la imagen), desde los que, en días despejados, se puede divisar incluso la Selva Negra alemana. Además, fueron escenario de algunas escenas de '007 al servicio de su majestad', a finales de los años setenta.
  • Las vistas hacia Grindelwald y Lauterbrunnen son increibles desde el teleférico más largo de Europa. En la cadena montañosa que separa ambos valles destaca el Männlichen (2.225 metros), una montaña mirador (en la foto) con una de las mejores panorámicas de la región. Mientras que un teleférico conecta Grindelwald Grund con el Männlichen, otro cable asciende desde la localidad de Wengen, justo la vertiente opuesta.
    9Las vistas hacia Grindelwald y Lauterbrunnen son increibles desde el teleférico más largo de Europa. En la cadena montañosa que separa ambos valles destaca el Männlichen (2.225 metros), una montaña mirador (en la foto) con una de las mejores panorámicas de la región. Mientras que un teleférico conecta Grindelwald Grund con el Männlichen, otro cable asciende desde la localidad de Wengen, justo la vertiente opuesta.
  • En ocasiones, los paisajes suizos se ven realzados por abadías y castillos de postal encaramados en lo alto de alguna colina o a orillas de lagos espectaculares. Entre las imágenes más icónicas está la del casillo de Chillon (en la foto), una fortaleza ovalada cuyos patios, torres y salones inspiraron al mismísimo Lord Byron ('El prisionero de Chillon').
    10En ocasiones, los paisajes suizos se ven realzados por abadías y castillos de postal encaramados en lo alto de alguna colina o a orillas de lagos espectaculares. Entre las imágenes más icónicas está la del casillo de Chillon (en la foto), una fortaleza ovalada cuyos patios, torres y salones inspiraron al mismísimo Lord Byron ('El prisionero de Chillon').
  • Heladores o templados; bordeados de palmeras o de montañas; alpinos o urbanos; verdes, azules o turquesas... En Suiza hay un lago para cada estilo y temporada. Se puede pedalear por el lago Constanza o ver la puesta de sol en el lago Zúrich. Del lago Maggiore, que une la majestuosidad de los Alpes con el sol del sur, a las aguas del Thunm y el Brienz (en la foto), dos lagos gemelos de color turquesa brillante con castillos
    11Heladores o templados; bordeados de palmeras o de montañas; alpinos o urbanos; verdes, azules o turquesas... En Suiza hay un lago para cada estilo y temporada. Se puede pedalear por el lago Constanza o ver la puesta de sol en el lago Zúrich. Del lago Maggiore, que une la majestuosidad de los Alpes con el sol del sur, a las aguas del Thunm y el Brienz (en la foto), dos lagos gemelos de color turquesa brillante con castillos
  • 12