Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Nueva Delhi de Lutyens

Paseo por el barrio diplomático de la capital india, proyectado a principios del siglo XX por el reconocido arquitecto británico

India Gate, en Nueva Delhi Ampliar foto
Vista de la India Gate, símbolo de Nueva Delhi, diseñada por arquitecto británico Edwin Lutyens.

Edwin Lutyens es para Nueva Delhi como Ildefonso Cerdá para Barcelona: el urbanista que diseñó la ciudad tal y como la conocemos hoy en día. La diferencia está en que, mientras que la capital catalana era ya una gran ciudad cuando se construyó el Eixample, Nueva Delhi prácticamente ni siquiera existía. Lutyens distribuyó los alrededores del centro ministerial con un sistema de amplias avenidas, aceras anchas, espacios verdes y viviendas muy características: los bungalows. Esta nueva distribución de la capital de India fue inaugurada en 1931 y junto a la construcción del centro ministerial y residencia presidencial, denominado Rashtrapati Bhavan, supuso un enorme desembolso para el erario público de la época.

Los bungalows de Lutyens son edificios de color blanco, una única planta baja y un vasto jardín circundante que las convierten en pequeñas islas de ladrillo en medio de un mar de césped y terreno arbolado. La vista desde el cielo es espectacular y contrasta de forma radical con los barrios densamente poblados del norte de la ciudad, como Old Delhi o Pahar Ganj. Este inmenso terreno con tanta zonas ajardinadas convierten a Nueva Delhi en una de las ciudades más verdes del mundo, algo que no viene mal para luchar contra la alta contaminación y los niveles de polución del aire que sufre desde hace décadas.

Jardines de Mughal, en Nueva Delhi, diseñados por Lutyens. Al fondo, la cúpula de Rashtrapati Bhawan, la residencia presidencial. ampliar foto
Jardines de Mughal, en Nueva Delhi, diseñados por Lutyens. Al fondo, la cúpula de Rashtrapati Bhawan, la residencia presidencial.

En la actualidad, esta zona de interés arquitectónico e histórico, está en riesgo: la alta presión demográfica y el crecimiento de la burbuja inmobiliaria amenazan con destruirla. Hay que recordar que este injerto urbano es el principal símbolo de la corriente arquitectónica conocida como estilo Delhi, en el que Lutyens, uno de los arquitectos británicos más importantes del siglo XX, combinó el clasicismo occidental con elementos de la arquitectura local, especialmente la mogola y sus jardines acuáticos.

Además, representa la parte más occidentalizada de la ciudad y destaca por el esmerado cuidado de sus calles, la pulcritud de sus aceras y el mimo que transmiten los setos y jardines. Quizá por ello acoge a la mayoría de sedes diplomáticas presente en el país, incluida la Embajada de España, en Pritviraj Road, así como a la mayoría de la clase adinerada de Nueva Delhi, que no tardó en trasladarse a la que fue considerada mejor zona de la ciudad, alejada del ruido y la aglomeración del caótico corazón de la capital india.

¿Vas a viajar a Nueva Delhi? Pincha aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información