Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Noticia patrocinada

Diez secretos de Madrid

Una decena de anfitriones de Airbnb cuentan sus pistas para enseñar a sus huéspedes a conocer rincones escondidos de la ciudad

Una anfitriona de Airbnb recibe a su húesped. Ampliar foto
Una anfitriona de Airbnb recibe a su húesped.

Diez anfitriones de Airbnb de Madrid nos cuentan los secretos de su barrio que recomiendan a los huéspedes. Una guía práctica diferente, con lugares que no siempre salen en los folletos turísticos. Hecha además por gente que ama su ciudad para que los viajeros que alojan en su propia no se sientan como un turista más. ¿Qué secretos madrileños les cuentan?

Jacobo (Trafalgar)

Diez secretos de Madrid

Me gusta mucho recomendar paseos por Chamberí, por esas calles enormes tan particulares de Madrid: Guzmán el Bueno, Galileo, Vallehermoso… con sus cervecerías –por ejemplo, La Escrita- y cañas bien tiradas acompañadas de una tapa.

Para comer les recomiendo las calles de Manuela Malasaña y Cardenal Cisneros. En la primera hay sitios como la Taberna Albur o el 80 Grados. Y en Cardenal Cisneros, además de restaurantes de comida española o cervecerías, les digo donde encontrar una buena taquería, un Rey de Tallarines y el tan de moda TukTuk. Doy por supuesto que si alguien está cinco días en Madrid le puede apetecer comida foránea de vez en cuando. Me limito a recomendar sitios donde además de calidad dan un servicio amable.

También recomiendo en el Barrio de las Letras la cervecería Los Gatos o Casa González, sitios auténticos y no demasiado conocidos entre turistas. Igual que el mercado de Antón Martín, donde Yoka Loka, Cutzamala o las pizzas de La Saletta aportan un plan diferente y de excelente calidad, todo rodeado de carnicerías, charcuterías o pescaderías de barrio.

Beatriz (Almagro)

Diez secretos de Madrid

Los mando al museo Sorolla, que está justo enfrente de mi casa y es un lugar perfecto para pasar un rato relajado; es un privilegio poder visitar su jardín, la casa donde el pintor vivió tantos años y ver las obras que atesora.

Como ocio, siempre les sugiero ir al Lolina Vintage Café, en la calle de Espíritu Santo, 9 (Malasaña); es la cafetería con más encanto que puedas encontrar allá donde vayas, éxito seguro y ¡vuelven muy contentos!

Adrián (Salamanca)

Diez secretos de Madrid

Siempre les preguntamos si les interesa la cocina y la gastronomía de España y de Madrid. ¿Quién se resiste a ir de cañas/tapas por Madrid? Les indicamos bares y nuevos lugares de restauración de comida española que nosotros hayamos probado o los tengamos en nuestra top list.

Nosotros defendemos conocer la ciudad pateándola, así que les recomendamos callejear por Lavapiés, por La Latina, por el barrio de las Letras, la zona del Teatro Real, Chueca, el Retiro o del Templo de Debod. Madrid es una ciudad donde la gente vive en la calle y eso le da un sabor especial.

Hay también mucha vida cultural fuera de los grandes museos. Les recomendamos visitar lugares como el Matadero, la Casa Encendida -con una programación genial- o la Tabacalera. También le sugerimos acercarse a las nuevas formas de teatro que se cocinan en la ciudad, como el microteatro, el teatro solo, o los distintos bares con música en directo, como el Popular o el Café Central.

David (Malasaña)

Diez secretos de Madrid

Un lugar especial es el Museo del Romanticismo (calle de San Mateo, 13), un lugar que puedes ver en dos horas y que te cuenta lo ajetreado del siglo XIX español. Tiene un delicioso jardín con cafetería dónde a uno se le olvida que está en el centro de Madrid. ¡Y las tartas, memorables! Otro es Tipos Infames (San Joaquín, 3), un local de libros y vinos donde puedes comprar una gran variedad de literatura internacional y tomarte una cerveza artesana o aceptar la sugerencias de los vinos más aceptables en relación calidad precio.

Para comer los mando al Navaja (Valverde, 42), un restaurante de fusión de gallego-peruana que sorprende. O al Samara (Cardenal Cisneros, 15), el restaurante egipcio más antiguo de la capital, donde ellos mismos especian y adoban los kofta. Sus kebabs saben mejor que los de cualquier otro lugar.

Como sitio con encanto, los llevo a una pequeña plaza ubicada entre la calle San Gregorio y la de San Lucas, en Chueca; hay un restaurante muy bueno haciendo esquina, el Frida; pero más que por la comida les llevo por la terraza, tranquila y con mucho encanto.

Álvaro (La Latina)

Diez secretos de Madrid

Hay un restaurante indio en el 12 de la calle Lavapiés que siempre recomiendo: Baisakhi, que además ofrece opciones vegetarianas en el menú (muchos de mis huéspedes Airbnb lo son). Si tienen más presupuesto los mando a El Estragón, en La Latina; si su presupuesto es más moderado, al Artemisa. Cuando tengo un huésped español le recomiendo el mesón gallego O'Barquiño, en la calle Torrecilla del Leal, 3.

Como muchos de los extranjeros llegan ávidos de tapas, tengo preparada una cuádruple recomendación, según el presupuesto:
- Presupuesto low cost: les mando derechos al Lizarrán.

Diez secretos de Madrid
- Presupuesto bajo: El Patio Andaluz, en el 5 de la calle de Maldonadas; me encanta y soy muy fan.
- Presupuesto medio: a La Perejila, en calle Cava Baja.
Diez secretos de Madrid
- Pesupuesto alto: justo enfrente de La Perejila, a Casa Lucio.

Matías (Sol)

Mi piso se encuentra muy cerca de Gran Vía y de las principales atracciones turísticas del centro. Pero yo invito a los turistas a descubrir un Madrid diferente al norte de la Gran Vía, especialmente los barrios de Malasaña y Chueca. Son alternativos, auténticos, con mucha vida, bohemios, con buenos bares y buenos restaurantes (La Pescadería, La Mucca, etc). Ambos tiene calles que me encantan, con mucha personalidad, como la Corredera Baja de San Pablo, Pez, Espíritu Santo, Pelayo o Barquillo. Y plazas como la de Carlos Cambronera y la de Chueca.

Diez secretos de Madrid
Me encanta la Gran Vía: sus teatros, sus edificios, sus tiendas. Por eso les recomiendo pasear por sus amplias aceras y subir al Gourmet Experience, de El Corte Inglés, para disfrutar de las maravillosas vistas de Callao hasta Plaza España. Además es posible ver desde allí el Palacio Real y el Teatro Real. Les digo que combinen la experiencia visual con algunas tapas en La Máquina, mi marisquería preferida en Madrid, o las deliciosas pizzas gourmet de Pizza al Cuadrado.

Diez secretos de Madrid
Otro asunto a destacar es el concepto de nuevos mercados que se han abierto en Madrid, como el de San Ildefonso, en la calle Fuencarral, o el de San Antón, e incluso el Platea. Ofrecen variedad, calidad y un ambiente muy alegre. ¡A los huéspedes les encanta!

Alberto (Lavapiés)

Para comer les recomiendo el Mano Mano (Lavapiés, 16), mi restaurante favorito, un trato excelente, un comedor muy casero, hogareño y pequeñito. También Donde Da la Vuelta el Viento (Mesón de Paredes, 81), la mejor taberna del barrio; el Cheese Art Café (San Carlos, 2), las mejores tartas de Madrid, o Perlora (Magdalena, 40), una excelente marisquería-restaurante asturiano.

Diez secretos de Madrid

Los mando también a mercados tradicionales, como el de Antón Martín (los mejores productos procedentes de todas las regiones de España) o el de San Fernando, en la calle de Embajadores (especialmente bueno para ir a tomar el aperitivo los fines de semana).

Para culturizarte y vivir Lavapiés: La Escalera de Jacob (Lavapiés, 9, esquina con Calvario), donde además de picar algo (las croquetas son espectaculares) lo mejor es la programación escénica… no sólo verás teatro, también hay pequeños conciertos y todo tipo de propuestas escénicas. Y el Teatro del Barrio (Zurita, 20), antigua sala Triángulo, uno de los referentes culturales de la zona, motor de la modernidad e icono para la multitud de pequeñas salas que proliferan hoy día por doquier.

Para ir a pasar un rato agradable: El Despertar, el mejor lugar de Madrid para disfrutar de buen jazz en directo.

David (Malasaña)

En la capital, casi todos los fines de semana se celebra algún mercado (Mercado de Motores, Mercado Central de Diseño o Madreat), y no son fáciles de encontrar para los extranjeros, ya que la información suele estar solo en español. Siempre que mis huéspedes van vuelven encantados: descubren un punto diferente de Madrid, mucho más local y que se sale del circuito turístico típico.

También les recomiendo que vayan a Lavapiés, un barrio que empieza a salir en las guías pero que mucha gente desconoce. Les digo que paseen por sus calles y disfruten de la cantidad de actividades que hay siempre al aire libre. Les enseño cómo se está transformando el barrio en los últimos años, dando cabida a cafeterías, restaurantes, tiendas de muebles... con un ambiente más natural y menos elitista o hipster que en otros barrios de la ciudad. Además, siempre sugiero hacer una parada para comer o cenar en el restaurante Los Chuchis (calle Amparo, 82). Y, por supuesto, que vayan a TriCiclo (Santa María, 28), el mejor restaurante de Madrid en relación a la calidad-precio, en mi opinión.

Olivier (Palacio)

En mi lista de recomendaciones está el Convento de Corpus Cristi, en la plazuela del Conde de Miranda, uno de los pocos conventos de clausura donde aún se pueden comprar dulces a través de un torno. También Jamones Julián Becerro, en la Cava Baja, un sitio perfecto para comprar jamón, embutidos o queso; es un lugar muy acogedor y aconsejan muy bien. A los que quieren vinos españoles, La Caja de Vinos, una bodega cerca de la calle Mayor.

Para cenar les sugiero Matritum, también en la Cava Alta, un sitio pequeño y acogedor donde se sirven productos de mercado y una muy buena lista de vinos. O El Almacén de Vinos, en la calle de Calatrava, un sitio con mucha solera donde tomarse buenas tortas, buen queso y buen vino.

Claudia (Embajadores)

Un lugar para merendar o tomar un café en una terraza linda y tranquila es el café Kárdamon, en el 47 de la calle Santa Isabel, donde lo mejor del lugar -ademas de sus tostadas, zumos naturales y variedad de bebidas- es la atención personalizada de los propietarios. Para comer les sugiero el restaurante La Caña, en la calle Santa Isabel, 50: allí encuentran comida mediterránea, ya sea de menú y en raciones; un lugar recomendable con buenos vinos y buen ambiente, además de una muy buena atención al publico.

Finalmente, para disfrutar de unas vistas magnificas, recomiendo el bar de la terraza del Circulo de Bellas Artes, donde disfrutar de los preciosos techos y del bonito cielo azul de Madrid en los días soleados. ¡Es algo que no se pueden perder!

Esta noticia está patrocinada por Airbnb.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información