Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fuera de ruta

Cena con Harry el Sucio

Un pueblo con campo de golf playero y una misión fundada por fray Junípero Serra. Clint Eastwood, antiguo alcalde, contribuyó a la imagen de chic californiano de Carmel by the Sea

La Misión de San Carlos Borromeo, fundada por el español fray Junípero Serra. Ampliar foto
La Misión de San Carlos Borromeo, fundada por el español fray Junípero Serra.

La bahía de Monterrey es una explosión de luz. Las curvas, las secuoyas y los vertiginosos acantilados que bordean la carretera estatal que une Los Ángeles con San Francisco se transforman por arte de magia en un edén abierto al mar. Y la perla es Carmel by the Sea, un pueblo de 4.000 habitantes refugio de intelectuales, artistas, escritores y bohemios en general, muchos de los cuales llegaron aquí después del terremoto que en 1906 destruyó la ciudad de San Francisco. Un siglo después, Carmel mantiene un espíritu rebelde. No hay farolas en sus calles, ni luces de neón, tampoco existen los buzones ni las casas están numeradas (lo cual es un problema para la distribución de la correspondencia y para orientarse). Incluso están vetados los tacones de aguja en los zapatos de señora para no dañar las aceras, algunas con un delicado toque afrancesado. Aunque nadie recuerda la última vez que se multó a alguien por incumplir esta norma.

Guía

Cómo llegar

» Carmel by the Sea está situada a unas dos horas y media en coche desde San Francisco, a tres horas desde Sacramento y a poco más de cinco horas desde Los Ángeles.

Información

» Oficina de Turismo de California (www.visitcalifornia.com).

» Península de Monterrey (www.monterey.com).

» Carmel by the Sea (www.carmelcalifornia.com). La página recoge hoteles, restaurantes y tiendas.

» Oficina de Turismo de Monterrey (www.seemonterey.com).

En el centro de Carmel conviven decenas de librerías con restaurantes repletos de delicatessen, sofisticados cafés y más de 150 galerías de arte donde la última moda son las subastas de cuadros pintados en directo. Este verano, por un paisaje marinero de colores chillones una señora pagó 11.000 dólares (unos 9.950 euros) a tocateja. La vida de Carmel transcurre entre el cuadrado que forman la playa, la avenida de Junípero, la Octava y la Cuarta. La arteria principal es Ocean Avenue, donde se concentran la mayoría de tiendas y el Market Carmel, donde se venden comestibles y vinos de todo el planeta. Por las noches, algún cantante suele amenizar la cena mientras perros y gatos disfrutan de una fuente en exclusiva.

En Carmel las mascotas reciben un trato especial. El hotel Cypress Inn (cypress-inn.com) es un edificio de 1929 ubicado en la calle Lincoln con la Séptima. Es propiedad de la actriz Doris Day, y conocido por el té con galletitas que cada tarde se ofrece a los perros de los clientes, que, obviamente, también pueden disfrutar de la compañía animal durante la cena o la comida. Además, tienen servicios de peluquería, fitness y masaje, todo a precios muy perrunos. Eso sí, la habitación más económica no baja de los 260 euros.

Mapa de Carmel by the Sea, en California (EE UU). ampliar foto
Mapa de Carmel by the Sea, en California (EE UU).

Pero para mítico, el hotel Mission Ranch (missionranchcarmel.com), propiedad del actor y director de cine Clint Eastwood. Este rancho de 1800 está situado entre el parque de Point Lobos y la playa, y dispone de 31 habitaciones distribuidas en 10 edificios. Por unos 300 euros la noche, la habitación más barata, se puede soñar al lado de Harry el Sucio, que, según cuentan las leyendas, algunas noches se deja caer por el piano bar para interpretar alguna pieza de jazz.

En su día Eastwood también fue el propietario del restaurante Hogs’Breath Inn (hogsbreathinn.net), en la calle San Carlos entre las avenidas Quinta y Sexta, donde todavía sirven la hamburguesa Dirty Harry por unos 24 euros y las extraordinarias Hog’s Baby Back Ribs (costillas de cerdo a la barbacoa). La productora de Clint Eastwood, Malpaso, lleva el nombre de un riachuelo local, y el actor fue alcalde —republicano— de la población entre 1986 y 1988. Dicen las malas lenguas que fue el tiempo que necesitó para legalizar su hotel y regularizar los accesos. Cierto es que ganó los comicios con el 72% de los votos y que cobraba 200 euros al mes. Y claro, colocó Carmel en el mapa de los destinos con más glamour del planeta.

La casa de Brad Pitt

Campo de gol Pebble Beach, California ampliar foto
El campo de gol Pebble Beach, en la localidad californiana.

La lista de ricos y famosos que tienen casa en esta esquina de la península de Monterrey es larga. Kevin Costner, Rupert Murdoch, Kim Novak, Brad Pitt y Angelina Jolie —o, en su día, Charles Chaplin— han buscado aquí refugio para sus amores y desamores. El exsecretario de Defensa y director de la CIA Leon Panetta es un habitual del Nico, un restaurante italiano de la calle Dolores. Para percibir todo este lujo, lo mejor es recorrer la 17-mile drive, una carretera repleta de mansiones que bordea la costa. Por nueve euros se puede acceder en coche y hacerse alguna foto delante de la casa del actor o millonario que se desee. Y hasta existe un mapa de quién es quién. Aquí, junto al océano, está el campo de golf de Pebble Beach (www.pebblebeach.com), considerado uno de los mejores del mundo. También aquí se celebra cada agosto la famosa subasta de coches de época, donde este año se adjudicaron vehículos por casi 300 millones de euros. La estrella, un Ferrari 250 del año 1964 por el que se pagaron casi 16 millones de euros. Una ganga.

Porsche modelo 356 del año 1953. ampliar foto
Un Porsche modelo 356 del año 1953.

En 1749 el franciscano mallorquín fray Junípero Serra llegó a California y, para desarrollar su labor evangelizadora, construyó 16 misiones, la última, la de San Carlos Borromeo de Carmel (www.carmelmission.org), donde descansan sus restos.

Antes de marcharse de Carmel hay que disfrutar de la puesta de sol y de las hogueras que se encienden por la noche en la playa; visitar la casa de Robinson Jeffers, el poeta estadounidense que la construyó a mano con piedras de la costa, y dar una ojeada a la Walker Residence en Carmel Scenic Road, una obra de Frank Lloyd Wright. La realidad espera en la estatal 101, camino de San Francisco.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información