Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Café intramuros en Canterbury

Cinco cafeterías para disfrutar de un buen expreso dentro del casco histórico de la ciudad inglesa

Water Lane CoffeHous, junto a los jardines franciscanos, en Canterbury, Reino Unido Ampliar foto
Barra de Water Lane CoffeHous, junto a los jardines franciscanos, en Canterbury (Reino Unido).

En Canterbury existe una manera diferente de tomarse un café, que se desmarca de la impersonalidad de las grandes cadenas de cafeterías. Se trata de locales alternativos que apuestan por una forma de consumo sosegada y una filosofía en la que predomina la responsabilidad con los productores cafeteros, el comercio justo y el medioambiente.

01 Water Lane Coffee

En una propiedad pegada al río Stour, esta cafetería es una apacible pausa en el burbujeante centro de la ciudad. La Water Lane Coffeehouse (Water Lane Street) toma el nombre de la calle en la que se asienta y suele ser descubierta por muchos en su intento por encontrar los jardines franciscanos de Canterbury. Se sirve café proveniente de Kenia, Etiopía y Ruanda en un acogedor salón de decoración rústica, donde el ruido de los molinillos de café se entrometen en las conversaciones de la clientela, repartida en cómodos sofás.

02 Willows (Secret Kitchen)

Expreso y dulce en el café Willows, en Canterbury. ampliar foto
Expreso y dulce en el café Willows, en Canterbury.

Este establecimiento no es una cafetería al uso. Muy cerca de Water Lane Coffeehouse, esta cocina secreta se esconde en un pequeño local en el que apenas caben dos mesas y algunas sillas altas. Un espacio reducido al que hay que adecuarse, pero que merece la pena. Willows (42 Stour Street) combina variedades de café colombiano, ruandés o guatemalteco para acompañar un típico desayuno inglés o un dulce recién horneado. Su propuesta gira en torno a su afecto por el café pero no pierde de vista su amor por el queso. Esta deliciosa mezcla ha logrado que en los tres años que han pasado desde su apertura se haya convertido en una referencia imprescindible para los amantes de los bocadillos en Canterbury.

03 MicroRoastery

A pocos metros de la agitada High Street, MicroRoastery (4 St. Margarets Street) se huele antes de llegar. Nich es el dueño de esta cafetería situada en el corazón de Canterbury en la que se tuesta café a diario. Con 16 años de experiencia, apuesta por un café recién hecho, fresco, para el que utiliza 90 granos para cada expreso, en comparación con los 42 que suelen emplear las cadenas de franquicias.

04 Burgate Coffee House

Burgate Coffee House, junto a la catedral de Canterbury (Reino Unido). ampliar foto
Burgate Coffee House, junto a la catedral de Canterbury (Reino Unido).

Vecina a la catedral de Canterbury, el número 23 de la calle Burgate es una fachada azul vivo de la que cuelgan banderines de colores. Un recibimiento festivo para una cafetería con un toque retro en la que los baristas juegan con la espuma de la leche para elaborar diversos y cambiantes diseños en cada taza. Además de la extensa lista de cafés, es imprescindible aventurarse con alguna tarta casera o un crepe. La Burgate Coffee House suele acoger exhibiciones fotográficas, conciertos acústicos y sesiones de juegos de mesa. Además, ahora extiende su horario de apertura a la noche de los viernes.

05 Lost Sheep Coffee

Café 'take away' en Lost Sheep Coffee, en Canterbury. ampliar foto
Café 'take away' en Lost Sheep Coffee, en Canterbury.

Ubicada en la estación de autobuses de Canterbury, Lost Sheep Coffee responde a un quiosco de paso que continúa con la tradición del take away (para llevar) y propone un café diferente pero sin parafernalias. “El Careman Blend es el descubrimiento de muchos”, dice Tom, uno de sus baristas, cuando se le pregunta sobre la variedad más consumida. Es un café caramelizado que contrasta con el sabor cítrico del Kenya Thungi AB, otro de los preferidos. Lost Sheep Coffee se ha convertido en el punto de encuentro de aquellos que en hora punta precisan de un buen café para comenzar el día. Abierto desde las 7 de la mañana, su estrategia se basa en invitar a beber diferente (#DrinkDifferent) y tentar a sus clientes a probar el café antes de echarle azúcar. 

Dos salones de té de propina

Para aquellos que visitan Canterbury y quieran disfrutar de la clásica hora del té, pueden escoger entre dos céntricos lugares. Bollitos, tartas, pasteles, sándwiches, almuerzos ligeros, tartas y un largo etcétera, todo regado con delicioso té, aguarda en Tiny Tim´s Tea Room (34 St. Margaret's Street) y The Moat Tea Room (67 Burgate Street), las mejores opciones para envolverse en la costumbre británica, probar distintos tipos de hoja de té y degustar el cream tea de la tarde en dos establecimientos con mucha idiosincrasia.

Más pistas para una visita a Canterbury pinchado aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información