Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apoteosis ‘vintage’ en Maspalomas

Gold by Marina, tercer hotel grancanario más valorado en Tripadvisor, ofrece tranquilidad en Playa del Inglés

Vista de la Cabana Pool, en el hotel Gold by Marina, en Gran Canaria Ampliar foto
Vista de la alargada Cabana Pool, de 32 metros por 80 centímetros, en el hotel Gold by Marina, en Maspalomas (Gran Canaria).

La caída de una fina astilla de palmera sobre el agua de la piscina es un acontecimiento en el hotel Gold by Marina, en Playa del Inglés (Gran Canaria). Tal es la paz que aquí se respira. Tercer hotel mejor valorado de España el año pasado en la web TripAdvisor, al cabo de media hora con la cabeza metida hasta la nariz en su alargada piscina Cabana Pool –32 metros de largo–, uno llega a plantearse si es humano o anfibio.

El secreto de tanto sosiego es que este establecimiento no permite la entrada de niños. Además, tiene precios asequibles. Así se explica que la mayoría de sus huéspedes sean parejas jóvenes y los besos, arrumacos y siestas prolongadas en discretos reservados estén a la orden del día. Amor en estado puro.

Gold by Marina (Estados Unidos, 15) abrió sus puertas en julio de 2014, fruto de la remodelación de los Apartamentos Carmen, originales de 1969. La arquitecta Marta Sanjuán proyectó la transformación: “Aquellos apartamentos nacieron en la época dorada del turismo. El nombre de Gold se refiere a esa época y al color del sol, la arena, la cerveza… Quise rescatar esa energía de los inicios, también la memoria del turismo en Canarias”, explica.

Gold by Marina, en Playa del Inglés (Gran Canaria), es un hotel solo para adultos. ampliar foto
Gold by Marina, en Playa del Inglés (Gran Canaria), es un hotel solo para adultos.

El edificio principal es una construcción de nueve plantas en forma de ele, con balaustradas de madera blancas. Otro edificio de tres plantas ocupa el hueco entre ambos con un refrescante patio interior con asientos en grada y una decoración con cojines, plantas de la tierra (verodes, cactus, plataneras) y grandes esferas blancas colgantes de distintos tamaños.

El desayuno, que se prolonga hasta mediodía, cuenta con una máquina para hacer zumo natural de naranja. Queques artesanales y surtidos de quesos y embutidos, incluido el chorizo de Teror. A las piscinas se accede en ascensores decorados con cacatúas y guacamayos o descendiendo por una escalera exterior de caracol que al atardecer dibuja fotogénicas sombras sobre la fachada blanca del edificio. Son las únicas sombras del Gold by Marina, hacen juego con las rayas negras que decoran el suelo de la zona de baño.

The Tropic Attic, con hamacas, jacuzzi a 28 grados y eco-ducha –un cubículo con chorros a diferentes alturas y temperaturas–, es uno de los cuatro solariums del complejo. Junto a la piscina principal llaman la atención seis hamacas delante de un mural pop que representa un atardecer tropical, a modo de photocall. Y junto a la estilizada Cabana Pool, construida sobre una antigua llanura de césped, se alinean diez refugios abiertos de madera blanca con cómodas colchonetas, almohadas y cojines. No hay que olvidarse el libro. Por su orientación, esta zona del hotel disfruta de sol prácticamente todo el día.

El bar aledaño abre de 12 a 21.30 horas. Se recomienda probar el mojito. La vistosidad de la oferta se comprueba en la carta del restaurante, en forma de abanico de tiras de colores amarilla, turquesa y coral. La ensalada caprese y la paella vegetariana son una buena opción. Los precios son bastante asequibles.

Más planes para una escapada a Gran Canaria pinchando aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información