Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Búscame ahí

La Habana en el día más azul

Espléndidos modelos de Chevrolet, Cadillac, Dodge o Mercury desfilan cada día por las zonas turísticas de Cuba

Una joven en un vehículo antiguo en La Habana. Ampliar foto
Una joven en un vehículo antiguo en La Habana.

“Cuba es un auténtico museo de coches americanos clásicos, sobre todo de esa Edad de Oro que fueron los años cincuenta, y su color y estado de conservación han establecido una sintonía especial con los edificios circundantes, pues ambos han desafiado la lógica y los embates del tiempo”, dice el arquitecto británico Norman Foster en el libro Havana, Autos & Architecture. Se calcula que cerca de 70.000 vehículos estadounidenses fabricados antes de 1959 circulan hoy en la isla.

Espléndidos modelos de Chevrolet, Cadillac, Dodge o Mercury pintados de azul, turquesa, rosa o blanco. Los más mimados, auténticas piezas de museo rodantes, desfilan cada día por las zonas turísticas de La Habana, como la plaza frente al Capitolio. Pasear por la ciudad en ellos se ha convertido en la atracción fetiche de los turistas, pero también de los cubanos, que los eligen sobre todo en ocasiones especiales como la celebración de los 15 años (en la foto) o las bodas. Ver y ser visto se funden a bordo de estas cromadas piezas de otro tiempo.

Más información