Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Pistas

Ventanilla izquierda

Los trenes entre León y Asturias surcan un paisaje único por el puerto de Pajares

Bajada en tren en el puerto asturiano de Pajares. Ampliar foto
Bajada en tren en el puerto asturiano de Pajares.

Cuando dentro de unos meses (la fecha está aún sin confirmar) entren en servicio los 24,6 kilómetros de túneles ferroviarios entre León y Asturias —la llamada Variante de Pajares—, los viajeros ganarán cerca de 40 minutos en sus viajes. “Pero serán 40 maravillosos minutos perdidos para quienes más que desplazarse disfrutan del paisaje desde el tren”, dice Javier Fernández, director del Museo del Ferrocarril de Asturias. La rampa de Pajares, construida entre 1880 y 1884, se refiere al tramo de la línea ferroviaria que salva el desnivel de la cordillera Cantábrica. “Se trata de una obra horizontal paradigmática de la Europa decimonónica, comparable a los grandes pasos alpinos”, explica Fernández.

Queda tiempo para despedirse de esta maravilla desde el tren. Conviene reservar ventanilla izquierda en cualquier Alvia o Regional. Pasado Busdondo (León), y al salir del túnel de La Perruca, nos espera un arrebatador paisaje asturiano. Y dentro de unas semanas, la belleza mayestática del macizo de las Ubiñas lucirá, además, con nieve.

Para superar en 1884 los 927 metros de desnivel entre La Perruca y La Cobertoria (Lena) fue preciso un colosal trazado por la cordillera Cantábrica de 49 kilómetros (en línea recta se quedaría en 11), al no poderse superar pendientes del 2%.

El tendido, sobre puentes y viaductos hibridados con el verde de las montañas, discurre un 59% por túneles y un 44% por trazados curvos. El túnel de La Sorda tiene incluso curva y contracurva. Un recorrido que, cerca del puente de los Fierros, provoca la curiosa sensación de que el tren se ha dado la vuelta y retorna a León. El futuro —¿turístico quizá?— de esta gran obra de la ingeniería es aún incierto.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.