Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Belle époque’ termal en el Gran Hotel Balneario

Un hotel clásico en un edificio señorial de 1928 en Baños de Montemayor, en Cáceres

Un salón del Gran Hotel Balneario en Baños de Montemayor (Cáceres). Ampliar foto
Un salón del Gran Hotel Balneario en Baños de Montemayor (Cáceres).

Al descender por las revueltas del valle de Ambroz, desde la autovía de la Plata, surge lo inesperado: el caserío esconde en su irregular trazado un complejo termal de estimables dimensiones y origen catalogado en la época romana. Este incógnito emplazamiento, un privilegio hoy en día, asegura un clima benigno todo el año, por lo que la actividad agüista no se interrumpe nunca, a diferencia de otros balnearios peninsulares.

Puntuación: 6
Arquitectura 7
Decoración 4
Estado de conservación 6
Confortabilidad 5
Aseos 5
Ambiente 7
Desayuno 6
Atención 7
Tranquilidad 6
Instalaciones 6

El edificio primitivo del Gran Hotel, enfrente del balneario moderno, es obra del siglo XIX, sobre las ruinas de otro construido en el siglo II para los militares y funcionarios de la Roma imperial. Por el subsuelo fluían unas aguas sulfuradas, sódicas y oligometálicas que los devolvían a la vida tras sus batallas. Algunos optaban por quedarse al fresco, de ahí que la población creciera al punto de abrirse, las aguas y el valle, a cualquier doliente sin estirpe que justificar, allá por el siglo XVIII. Hoy, Baños de Montemayor acredita ser uno de los principales centros termales extremeños.

Si la planta arquitectónica y la decoración destilan una atmósfera antañona, inmutable desde la construcción del edificio, en 1928, la clientela actual no ayuda mucho a transmitir una imagen lúdica del lugar, para eso ya existen los hoteles convencionales con spa. Un balneario tradicional ofrece como razón de ser la terapia frente al placer, el rigor frente al juego, la disciplina frente al relax. En todos sus rincones huele a medicina, incluso a la hora en que se despacha el desayuno industrial de cada día. Las instalaciones están algo pasadas de moda, y algunas zonas, como la cafetería y el salón de estar, serían el perfecto escenario para rodar una película de época. De la belle époque europea.

Habitación del Gran Hotel Balneario, en Baños de Montemayor (Cácares). ampliar foto
Habitación del Gran Hotel Balneario, en Baños de Montemayor (Cácares).

Una escalera de bóveda catalana, secundada por zócalos de azulejería sevillana y amplios ventanales de cuarterones, conduce a las 90 habitaciones de porte más moderno, distribuidas equitativamente entre individuales, dobles y triples. Diáfanas, asépticas, como corresponde a un establecimiento así. Con un servicio wifi excelente, que no deja a nadie desconectado de la actualidad.

La vida en el balneario se desenvuelve con providencial tranquilidad. De los baños e inhalaciones a los paseos lentos por el lateral ajardinado, de los almuerzos y cenas en común a las partidas de mus y dominó por grupos. Nada distrae de la rutina salutífera, salvo cuando hay una celebración especial en el teatrillo original del balneario, enmarcado por el habitual telón de fondo rojo y un artesonado policromado digno de un selfie en edad crepuscular.

Gran Hotel Balneario

  • Categoría oficial: tres estrellas.
  • Dirección: Avenida de las Termas, 52. Baños de Montemayor, Cáceres.
  • Teléfono: 927 48 80 05.
  • Internet: www.hotelbalneario.com.
  • Instalaciones: jardines, centro termal, teatro, salón, bar cafetería, restaurante.
  • Habitaciones: 90 individuales, dobles y triples • Servicios: diversas habitaciones adaptadas para discapacitados, animales domésticos prohibidos.
  • Precios: desde 59 euros la habitación doble, IVA incluido; desayuno a la carta, 5,50 euros, IVA incluido; pensión completa, 32,25 euros, IVA incluido.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información