Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Birmingham huele a especias

De un plaza de mercado que data del siglo XII a los mejores restaurantes de comida india de la ciudad inglesa

  • Quizá fue la mezcla cultural de la ciudad inglesa de Birmingham la que inspiró a su ciudadano más célebre, J. R. R. Tolkien, para escribir 'El Señor de los Anillos', porque 'Brum', como la llaman sus habitantes, ofrece al viajero museos, parques temáticos, flamantes mercados -en la imagen los almacenes Selfridges- y, sobre todo, excelentes restaurantes de cocina baltí, fusión de cocina indo-británica.
    1Quizá fue la mezcla cultural de la ciudad inglesa de Birmingham la que inspiró a su ciudadano más célebre, J. R. R. Tolkien, para escribir 'El Señor de los Anillos', porque 'Brum', como la llaman sus habitantes, ofrece al viajero museos, parques temáticos, flamantes mercados -en la imagen los almacenes Selfridges- y, sobre todo, excelentes restaurantes de cocina baltí, fusión de cocina indo-británica. Ir a noticia
  • En 1166 se concedió a los habitantes de Birmingham, actualmente la segunda urbe más grande de Gran Bretaña, el derecho a celebrar un mercado. Su ubicación desde entonces siempre ha sido la msima, una céntrica plaza conocida como Bullring (en la foto) que, siglos después, acogió el comienzo de la primera Revolución Industrial: en 1830 Birmingham era ya el motor de la economía británica.
    2En 1166 se concedió a los habitantes de Birmingham, actualmente la segunda urbe más grande de Gran Bretaña, el derecho a celebrar un mercado. Su ubicación desde entonces siempre ha sido la msima, una céntrica plaza conocida como Bullring (en la foto) que, siglos después, acogió el comienzo de la primera Revolución Industrial: en 1830 Birmingham era ya el motor de la economía británica.
  • No es un museo, ni una iglesia, ni un palacio, ni un centro cultural. El símbolo de la ciudad desde hace unos años son los almacenes Selfridges (en la foto), diseñados con un toque innovador: un edificio de formas curvas y brillantes que, se dice, está inspirado en los trajes de malla metálica de Paco Rabanne.
    3No es un museo, ni una iglesia, ni un palacio, ni un centro cultural. El símbolo de la ciudad desde hace unos años son los almacenes Selfridges (en la foto), diseñados con un toque innovador: un edificio de formas curvas y brillantes que, se dice, está inspirado en los trajes de malla metálica de Paco Rabanne.
  • La última estrella urbanística de Birmingham es la nueva Biblioteca pública (en la foto), proyectada por el estudio Mecanoo Architecten, de Francine Houben, en 2013. Desconcertante y llamativa.
    4La última estrella urbanística de Birmingham es la nueva Biblioteca pública (en la foto), proyectada por el estudio Mecanoo Architecten, de Francine Houben, en 2013. Desconcertante y llamativa.
  • El auge de la industria en el siglo XIX creó una nueva clase de nuevos ricos en Birmingham con deseo de invertir y aparentar. Muchos lo hicieron a través del arte y por ello la ciudad presumir actualmente de importantes colecciones. El City Museum & Art Gallery (en la foto), por ejemplo, una de las pinacotecas británicas más importantes del país, cuenta con una impresionante colección de cuadros prerrafaelistas.
    5El auge de la industria en el siglo XIX creó una nueva clase de nuevos ricos en Birmingham con deseo de invertir y aparentar. Muchos lo hicieron a través del arte y por ello la ciudad presumir actualmente de importantes colecciones. El City Museum & Art Gallery (en la foto), por ejemplo, una de las pinacotecas británicas más importantes del país, cuenta con una impresionante colección de cuadros prerrafaelistas.
  • Del pasado industrial de la ciudad sobreviven hoy multitud de antiguas fábricas, cuyos edificios han sido reconvertidos en viviendas de lujo, bares, centros culturales o tiendas de diseño. Un buen ejemplo es el Sea Life Centre (en la foto), un gigantesco acuario diseñado por Norman Foster y ubicado una de las zonas más atractivas del nuevo Birmingham, el barrio de los canales.
    6Del pasado industrial de la ciudad sobreviven hoy multitud de antiguas fábricas, cuyos edificios han sido reconvertidos en viviendas de lujo, bares, centros culturales o tiendas de diseño. Un buen ejemplo es el Sea Life Centre (en la foto), un gigantesco acuario diseñado por Norman Foster y ubicado una de las zonas más atractivas del nuevo Birmingham, el barrio de los canales.
  • Cadbury World, la antigua fábrica de los chocolates Cadbury (a unos ocho kilómetros al sur de Birmingham) invita a conocer la historia del cacao y de la familia Cadbury, así como las máquinas con las que se elabora el más célebre chocolate inglés.
    7Cadbury World, la antigua fábrica de los chocolates Cadbury (a unos ocho kilómetros al sur de Birmingham) invita a conocer la historia del cacao y de la familia Cadbury, así como las máquinas con las que se elabora el más célebre chocolate inglés.
  • Birmigham es la capital de la cocina balti, de fusión indo-británica. Aquí nació en los años 80 y, posteriormente, se popularizó en los 90 hasta extenderse al resto del país. El llamado triángulo Balti, un conjunto de calles ubicado al sur de la ciudad, concentra casi 50 restaurantes (balti houses) de origen indostano, aunque también encontraremos pastelerías, joyerías y tiendas de ropa y regalos que nos harán viajar con la imaginación y el paladar.
    8Birmigham es la capital de la cocina balti, de fusión indo-británica. Aquí nació en los años 80 y, posteriormente, se popularizó en los 90 hasta extenderse al resto del país. El llamado triángulo Balti, un conjunto de calles ubicado al sur de la ciudad, concentra casi 50 restaurantes (balti houses) de origen indostano, aunque también encontraremos pastelerías, joyerías y tiendas de ropa y regalos que nos harán viajar con la imaginación y el paladar.
  • En los límites del histórico barrio de los joyeros, el restaurante Itihaas (18 Fleet Street) se ha hecho muy popular entre la legión de foodies que peregrina a Birmingham. El ambiente es tranquilo y refinado, decorado en estilo colonial, y en la carta hay un guiño a la tradición, con platos típicos como tikka masalas y vindaloos (un curry muy popular en la cocina india), pero también especialidades regionales muy interesantes, desde Kerala hasta el Punjab.
    9En los límites del histórico barrio de los joyeros, el restaurante Itihaas (18 Fleet Street) se ha hecho muy popular entre la legión de foodies que peregrina a Birmingham. El ambiente es tranquilo y refinado, decorado en estilo colonial, y en la carta hay un guiño a la tradición, con platos típicos como tikka masalas y vindaloos (un curry muy popular en la cocina india), pero también especialidades regionales muy interesantes, desde Kerala hasta el Punjab.
  • Especializado en la gastronomía mogol, la mezcla cultural tan propia de Birmingham esta presente en el restaurante Mughal, alojado en una antigua iglesia en Sparkhill, dentro del triángulo balti. La comida es toda una fiesta, con platos picantes arropados con salsas a base de crema de nueces y clavo con frutos secos, así como todo tipo de kebabs.
    10Especializado en la gastronomía mogol, la mezcla cultural tan propia de Birmingham esta presente en el restaurante Mughal, alojado en una antigua iglesia en Sparkhill, dentro del triángulo balti. La comida es toda una fiesta, con platos picantes arropados con salsas a base de crema de nueces y clavo con frutos secos, así como todo tipo de kebabs.
  • 11