Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
24 horas en... Londres

Un Londres de saris y bicicletas

Finalizó la gran exposición de Alexander McQueen en el Museo Victoria and Albert y llega la dedicada a los tejidos de la India. Y en el Museo del Diseño, en noviembre, otra muestra espectacular: ‘Revolución ciclista’

Una de las sastrerías de Savile Row, en Londres. Ampliar foto
Una de las sastrerías de Savile Row, en Londres.

Con permiso de París y Nueva York, Londres es una de las capitales de la moda gracias a sus escuelas de diseño, sus espacios para nuevos talentos, los mercados callejeros, la sofisticación de sus tiendas y la vibrante vida cultural en torno a la moda (detalles de la programación en www.visitbritain.com). Aquí va un recorrido para conocer la ciudad desde ese punto de vista, con una fecha en la agenda, el 18 de noviembre, cuando se abrirá en el Museo del Diseño la exposición Cycle Revolution (Revolución ciclista), una muestra que sale en busca de los jinetes del futuro.

Un tapiz de Gujarat de la exposición del museo Victoria and Albert sobre tejidos de la India. ampliar foto
Un tapiz de Gujarat de la exposición del museo Victoria and Albert sobre tejidos de la India.

10.00  Textiles desde el siglo III al siglo XXI

Empezaremos el día visitando la sección de moda del Victoria and Albert   (1, pincha aquí para localizar en el mapa). La muestra Alexander ­McQueen: Belleza Salvaje cerró a principios de agosto con la cifra récord de 493.043 visitantes (tuvo tal éxito que el museo decidió abrirla los últimos dos fines de semana hasta las 23.00). Ya es la exposición más visitada en la historia del museo. El 3 de octubre se abre otra ambiciosa muestra, esta vez de recorrido histórico, hasta el siglo III: The fabric of India (Los tejidos de la India). Pero hay mucho más que ver en el museo. La colección del siglo XIX, por ejemplo, es fastuosa. Ya fuera del Victoria and Albert, paseando entre elegantes casas victorianas llegamos al 350 de Kings Road. Allí está BlueBird (2), una exquisita tienda multimarca con un café y dos bonitos restaurantes.

12.00  Camisetas en el mercado de Spitalfields

Bajamos Kings Road y tomamos el metro en Sloane Square hasta Liverpool Street. En un paseo de cinco minutos llegamos al mercado de Old Spitalfields(3). Reinaugurado en 2005, la historia de este mercado cubierto del East End se remonta al siglo XVII. Hoy es un alegre microcosmos que abre todos los días. Decenas de puestos de complementos y ropa —atención a las camisetas de Dote UK o QED London— compiten con tiendas tradicionales de marcas british, como Barbour, Dr. Martens, Hacket o Jigsaw, y firmas internacionales como K-Way, que vende originales prendas impermeables. Hay muchos puestos de comida, así que Spitalfields es perfecto para un almuerzo rápido. Al salir del mercado, en Commercial Street, encontramos la flag ship de All Saints of Spitalfields, con su ambiente discotequero.

El bar de BlueBird, en Londres. ampliar foto
El bar de BlueBird, en Londres.

13.30  Accesorios para mi perrito

Tomamos el metro hasta la estación de London Bridge. En un paseo de 10 minutos llegamos a Bermondsey Street (4), una zona de nuevos diseñadores, espacios de coworking y pequeñas tiendas. En el 83 está el Fashion and Textile Museum, donde siempre hay exposiciones de moda. En el 175 visitamos Christys’ Hats, que vende sombreros desde 1773. En el 103, Holly & Lil ofrece delirantes complementos para mascotas. Muy cerca, en el número 249 de Long Lane, está Kerry Taylor Auctions, especializado en subastas de ropa vintage. Hace cinco ventas al año, y en los días previos pueden verse las prendas que salen a puja.

15.00  Se mira, pero no se toca

Volvemos al metro hacia Picadilly Circus y caminamos por Picadilly Street hasta el principio de Old Bond Street. Aquí está el espíritu del Londres victoriano bien mezclado con las marcas de lujo. En el número 5 de Old Bond Street se encuentra la tienda de Alexander McQueen (5). Su escaparate es un permanente homenaje al que fue niño terrible y visionario del diseño británico. Desde allí, cruzando por Stratford, encontramos Dover Street. A la altura del número 35 está Christian Louboutin (6), con sus zapatos de lujo. En el número 36, el establecimiento de Victoria Beckham (7), de una fría elegancia impensable en los comienzos de la Spice Girl. Justo enfrente encontramos otro templo de los fashionistas: Dover Street Market, propiedad de Comme des Garçons. La planta de abajo se reserva a esta firma japonesa, pero los otros pisos tienen prendas de Lena Lumelsky, Phoebe English, Miu Miu, Steven Thai, Simone Rocha… Aunque los precios son estratosféricos, la visita es curiosa. Nos movemos ahora a Bruton Street (8). En el número 30 está la tienda de Stella McCartney, y en el 28, la de Matthew Williamson. La prolongación de Bruton es Conduit, donde se encuentra la tienda principal de Vivienne Westwood (9). Aunque los nostálgicos deben visitar su primer establecimiento, en el 430 de Kings Road, la tienda de Conduit está mejor surtida. Son dos pisos dedicados a la emperatriz del punk: arriba, las prendas Gold y Red Label. Abajo, las más asequibles de Anglomania. Borja, un simpático valenciano, nos permite fotografiar el siempre impactante escaparate.

Un Londres de saris y bicicletas ampliar foto

16.00  Henry Poole, inventor del esmoquin

Una de las perpendiculares de Conduit es Savile Row (10), la calle de las sastrerías. Generaciones de ingleses elegantes se han hecho sus trajes a medida aquí desde finales del siglo XVIII. Hoy sigue siendo epítome del estilo bri­tish. Cuna del esmoquin, creado por Henry Poole en 1847, en esta calle se han vestido desde el almirante Nelson hasta el príncipe Carlos, pasando por el duque de Windsor, Elton John o Mick Jagger. Desde allí caminamos hacia Regent Street. En el 121 está la principal tienda de Burberry (11), que incluye un departamento de complementos de hogar. Más arriba, en el 125, la preciosa perfumería Penhaligon’s, que crea una fragancia nueva cada año, y en el 201, la marca de zapatos Church’s.

17.00  El té de las cinco

Un alto en el camino: digan lo que digan, lo del té de las cinco es un mito. Los verdaderos británicos lo toman mucho antes, así que elija la hora que le venga mejor. Un buen lugar es el coqueto salón de los almacenes Liberty (12), en Regent Street. Aproveche para curiosear entre sus lujosas telas y sus irresistibles artículos de baño. Y antes de marcharse, pase por su librería para ver una de las mejores colecciones de libros sobre moda de toda la ciudad. Después del baño de tiendas de lujo, dese un chapuzón en la asequible y fabulosa Topshop (13), en el 214 de Oxford Street. Esta gigantesca flagship de la marca inglesa abre todos los días, y los jueves y viernes cierra a las 22.00.

Local de Ibérica London en Canary Wharf (Londres). ampliar foto
Local de Ibérica London en Canary Wharf (Londres).

19.00  Lázaro Rosa-Violán en Canary Wharf

Momento para descansar del ajetreo en la terraza del Ibérica Canary Wharf (14) (12 Cabot Square; metro Canary Wharf). Perteneciente a un grupo de empresarios españoles, la propuesta pasa por tapas y platos ideados por el chef Nacho Manzano (de Casa Marcial, en Arriondas) en un espacio diseñado por Lázaro Rosa-Violán.

21.00  Famoseo en Marylebone

Para cerrar la ruta fashion con un capricho (y si ha reservado con semanas de antelación), el restaurante Chiltern Firehouse (15) (1, Chiltern Street), en el barrio de Marylebone, congrega a gran cantidad de famosos. El precio medio, unos 80 euros.

Marta Rivera de la Cruz es autora de la novela La boda de Kate (Editorial Planeta).

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.