Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis locales picantes en Seattle

Cabaré, burlesque y espectáculos circenses para una noche divertida en la ciudad estadounidense

Espectáculo en el teatro ZinZanni, en Seattle Ampliar foto
Mezcla de circo y cabaré en el espectáculo del teatro ZinZanni, en Seattle (Estados Unidos).

La moral estadounidense está alejada de los estándares europeos. Incluso en Seattle, una de las ciudades más liberales del país, los turistas foráneos deben tener cuidado cuando pregunten por algunos entretenimientos más picantes, ya que en algunos casos pueden ser de dudoso gusto o estar prohibidos.

En el caso de las salas nocturnas para adultos, la diferencia entre que un local sea cerrado por la policía o no puede estar en el qué, el cuánto y el dónde se enseña o se dice algo, así como al tipo de audiencia a la que se permite la entrada. De hecho, en los locales del Estado de Washington considerados de striptease (desnudos parciales, los integrales no existen) no se puede pedir alcohol. Y por supuesto, ni plantearse la entrada si no se han cumplido los 21 años. Por el contrario, existen salas donde se enseña poco y se permite la entrada a menores.

Para ir sobre seguro y evitar meternos en algún lugar del que luego tengamos que arrepentirnos, proponemos una selección de locales para una noche divertida (y adulta) en Seattle.

01 Can Can

Bailarinas del club Can Can, templo del vodevil en Seattle. ampliar foto
Bailarinas del club Can Can, templo del vodevil en Seattle.

De difícil localización dentro de Pike Place Market (en Corner Market, bajando las escaleras entre la floristería y la verdulería), Can Can (94 Pike St. Seattle) es un auténtico templo del vodevil, aclamado por la crítica nacional. Sus espectáculos cuentan con bailarinas que han formado parte de grandes compañías de danza y sus cócteles, además, son de otro planeta. No te vayas sin probar su combinado de absenta con champán (absinthe with champagne), uno de sus clásicos. También se enorgullecen de ofrecer un menú diseñado por el chef Kelly Connor, a partir de productos frescos del Pike Place Market, ubicado en la planta superior.

02 Le Faux at Julia's

En pleno corazón de Capitol Hill, este local es uno de nuestros favoritos para pasar una divertida velada con amigos o la pareja. El pequeño escenario que te encuentras al entrar no debe desanimarte, ya que el espectáculo se desarrolla por todo el recinto. Como de su propio nombre se deduce, Le Faux es, sobre todo, un espectáculo de imitadores; desde Madonna a Elvis Presley pasando por cualquier artista que te puedas imaginar y sea imitable. Le Faux es un espectáculo que tiene lugar dentro del restaurante Julia's (300 Broadway E.) por lo que puedes reservar tu sitio para cenar allí mismo justo antes de abrirse el telón.

03 Sinner Saint Burlesque

La compañía Sinner Saint Burlesque, en Seattle, ofrece espectáculos de cabaré y burlesque cada jueves. ampliar foto
La compañía Sinner Saint Burlesque, en Seattle, ofrece espectáculos de cabaré y burlesque cada jueves.

Si apetece es algo un poco más subido de tono, hay que pasar un jueves por Sinner Saint Burlesque (1516 2nd Ave, entre Pike y Pine St.). Esta compañía mantiene viva la llama de lo que fue Seattle en otra época, un centro de perdición del lejano Oeste donde el juego, la prostitución y las salas nocturnas crecían como setas, al mismo ritmo que llenaban las arcas de la ciudad. Hoy día, su espectáculo tiene algo de striptease, pero sobre todo cabaré de calidad y burlesque. Lo más divertido es su Kamikaze Burlesque, donde el público elige una canción cualquiera y las chicas improvisan sobre el escenario.

04 Teatro ZinZanni

Vestículo del Teatro ZinZanni, en Seattle. ampliar foto
Vestículo del Teatro ZinZanni, en Seattle.

Uno de los grandes clásicos de la ciudad. Si tienes la suerte de conseguir entradas, te sumergirás en un mundo de fantasía del que te apenará salir cuando todo acabe. Situado justo enfrente del McCaw Hall, en el Seattle Center, ZinZanni (222 Mercer Street) propone una mágica mezcla entre el circo y el cabaré. Su espectáculo se puede clasificar como burlesque narrative, una historia que comienza cuando el maestro de ceremonias inicia el espectáculo y se desarrolla a través de varios números circenses y musicales. El local es pequeño y acogedor, se puede cenar allí mismo durante la representación y los propios actores sirven la comida mientras juegan con los asistentes. Los espectáculos van renovándose cada cierto tiempo y aunque están pensados para adultos, hay una versión familiar a mediodía.

05 Columbia City Theater

Escenario del Columbia City Theater, en Seattle. ampliar foto
Escenario del Columbia City Theater, en Seattle.

Para quienes quieran ir más allá de lo irreverente, en el teatro Columbia City (4916 Rainier Ave S) Seattle se quita la careta y se muestra tal y como es. Por supuesto, los menores de 21 años no pueden acercarse. Este teatro, el más antiguo de todo el estado, ha albergado entre sus paredes la magia del jazz de la mano de Duke Ellington o Ella Fitzgerald. También Jimi Hendrix dio aquí sus primeros conciertos y en los años 80 sirvió de escenario al movimiento punk, época en la que el espíritu del teatro cambió para siempre, imprimiéndole su carácter alternativo. Los espectáculos se renuevan con frecuencia y es uno de los lugares de desparrame predilectos para los jóvenes durante las fiestas de año nuevo o de Halloween.

06 Cowgirls

Ambiente del bar Cowgirls, en Seattle. ampliar foto
Ambiente del bar Cowgirls, en Seattle.

Si lo que quieres es un lugar con marcha para adultos y donde la noche siempre es joven, puedes tomarte una cerveza en Cowgirls (421 1st Ave S). No es necesario pagar entrada, pero sí tener más de 21 años. Dentro encontrarás el ambiente del Coyote Bar, al estilo Seattle. Por ejemplo, un toro mecánico, bailarinas dando taconazos sobre la barra y docenas de sujetadores colgando del techo cuya procedencia se desconoce (o no se recuerda).

¿Vas a viajar a Seattle? Pincha aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información