Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo escoger la mejor playa turca

De la costa mediterránea, al sur del país, a los solitarios arenales en el litoral del Mar Negro, al norte, tres enclaves playeros imprescindibles

  • ¿Cómo escoger la mejor playa de Turquía? No es fácil. Hay miles en el Egeo, kilométricas en el Mediterráneo, calas olvidadad en el litoral del Mar Negro o, por qué no, hasta un mar interior, el de Mármara. La elección se complica en un país rodeado de mares cálidos y transparentes. Proponemos trece, como esta en la Costa Turquesa.
    1¿Cómo escoger la mejor playa de Turquía? No es fácil. Hay miles en el Egeo, kilométricas en el Mediterráneo, calas olvidadad en el litoral del Mar Negro o, por qué no, hasta un mar interior, el de Mármara. La elección se complica en un país rodeado de mares cálidos y transparentes. Proponemos trece, como esta en la Costa Turquesa. Ir a noticia
  • Bañistas y tortugas marinas acuden actualmente hasta los 20 kilómetros de arena blancade la playa de Patara, enclave de valor arqueológico en la costa Licia, que formó parte de la mítica ruta hippy. Otro punto a favor: raramente está abarrotada de viajeros.
    2Bañistas y tortugas marinas acuden actualmente hasta los 20 kilómetros de arena blancade la playa de Patara, enclave de valor arqueológico en la costa Licia, que formó parte de la mítica ruta hippy. Otro punto a favor: raramente está abarrotada de viajeros.
  • La playa de Kabak, a 10 minutos en tractor o 20 a pie, recompensa el esfuerzo de la aproximación: un espectacular arenal bordeado por dos largos acantilados.
    3La playa de Kabak, a 10 minutos en tractor o 20 a pie, recompensa el esfuerzo de la aproximación: un espectacular arenal bordeado por dos largos acantilados.
  • El alojamiento en Kabak, en el Mediterraneo turco, consiste en cámpines, plataformas bajo carpas y bungalós, algunos de auténtico lujo como el Turan Hill Lounge (en la foto), perfecto para vegetarianos y amantes del yoga.
    4El alojamiento en Kabak, en el Mediterraneo turco, consiste en cámpines, plataformas bajo carpas y bungalós, algunos de auténtico lujo como el Turan Hill Lounge (en la foto), perfecto para vegetarianos y amantes del yoga.
  • En el norte de la costa turca del Egeo no sabríamos nunca decir si estamos en Grecia o en Turquía, el sol y el mar no tienen fronteras fáciles de definir. Bozcaada, en la foto, es la menor de las dos islas turcas habitadas del Egeo y tiene cuatro playas (Ayana, Ayazma, Sulubahçe y Habbele) entre las mejores del país .
    5En el norte de la costa turca del Egeo no sabríamos nunca decir si estamos en Grecia o en Turquía, el sol y el mar no tienen fronteras fáciles de definir. Bozcaada, en la foto, es la menor de las dos islas turcas habitadas del Egeo y tiene cuatro playas (Ayana, Ayazma, Sulubahçe y Habbele) entre las mejores del país .
  • Al norte de la entrada a los Dardanelos, la escarpada y poco poblada isla de Gókçeada es un lugar fascinante. Con algunos paisajes espectaculares, perteneció a Grecia (Imbros) y aún conserva varias aldeas griegas semidesérticas. Un buen destino al que escaparse tras visitar Gallipoli.
    6Al norte de la entrada a los Dardanelos, la escarpada y poco poblada isla de Gókçeada es un lugar fascinante. Con algunos paisajes espectaculares, perteneció a Grecia (Imbros) y aún conserva varias aldeas griegas semidesérticas. Un buen destino al que escaparse tras visitar Gallipoli.
  • Al norte del Egeo, en la península de Çesme, la sofisticada Alaçati, está repleta de hoteles 'boutique' y restaurantes estilosos, y es la meca turca del windsurf y el kite surf.
    7Al norte del Egeo, en la península de Çesme, la sofisticada Alaçati, está repleta de hoteles 'boutique' y restaurantes estilosos, y es la meca turca del windsurf y el kite surf.
  • Öludeniz, al suroeste de Turquía, es el sueño de cualquier turista hecho realidad. Una resguardada laguna (en la foto) junto a un exuberante parque nacional, con una larga lengua de arena y un monte, el Baba, que proyecta su sombra sobre el mar Mediterráneo.
    8Öludeniz, al suroeste de Turquía, es el sueño de cualquier turista hecho realidad. Una resguardada laguna (en la foto) junto a un exuberante parque nacional, con una larga lengua de arena y un monte, el Baba, que proyecta su sombra sobre el mar Mediterráneo.
  • A unos 10 y 20 kilómetros, respectivamente, de Marmaris, uno de los destinos más populares de la Costa Turquesa, se encuentran los arenales de Içmeler y Turunç, a los que se puede llegar en 'dolmus' (bus local) desde el centro.
    9A unos 10 y 20 kilómetros, respectivamente, de Marmaris, uno de los destinos más populares de la Costa Turquesa, se encuentran los arenales de Içmeler y Turunç, a los que se puede llegar en 'dolmus' (bus local) desde el centro.
  • Pamucak es una de las playas menos concurridas del Egeo. Está en una zona que hace algún tiempo no era más que un inhóspito pantanal infestado de malaria. Ahora, sin embargo, es una pintoresca cala de arena flanqueada por colinas cubiertas de pinares.
    10Pamucak es una de las playas menos concurridas del Egeo. Está en una zona que hace algún tiempo no era más que un inhóspito pantanal infestado de malaria. Ahora, sin embargo, es una pintoresca cala de arena flanqueada por colinas cubiertas de pinares.
  • Junto a las famosas fuentes termales de Sultaniye (Dalyan), unas burbujeantes pozas de barro caliente con aguas minerales muy buenas para todo tipo de dolencias, la playa de Iztuzu es una de las más bellas del Mediterráneo turco y zona (protegida) de anidación de las tortugas bobas.
    11Junto a las famosas fuentes termales de Sultaniye (Dalyan), unas burbujeantes pozas de barro caliente con aguas minerales muy buenas para todo tipo de dolencias, la playa de Iztuzu es una de las más bellas del Mediterráneo turco y zona (protegida) de anidación de las tortugas bobas.
  • Los amantes de las playas solitarias tienen una apuesta segura en la de Kaputas, a unos 20 kilómetros de Kas, en el punto donde un estrecho valle se une al mar. Es bastante popular quienes exploran la zona porque es una de las menos tocadas por la mano del hombre y guarda ese encanto de lo salvaje que todos buscan en las costas turcas.
    12Los amantes de las playas solitarias tienen una apuesta segura en la de Kaputas, a unos 20 kilómetros de Kas, en el punto donde un estrecho valle se une al mar. Es bastante popular quienes exploran la zona porque es una de las menos tocadas por la mano del hombre y guarda ese encanto de lo salvaje que todos buscan en las costas turcas.
  • Esta playa de la turística Alanya, en la isla de Sedir, suele figurar en muchos rankings como una de las mejores del mundo, con leyenda incluida. Cuenta que Cleopatra no quería pisar tierra que no fuera egipcia, por lo que Marco Antonio ordenó transportarla hasta esta isla especialmente para ella.
    13Esta playa de la turística Alanya, en la isla de Sedir, suele figurar en muchos rankings como una de las mejores del mundo, con leyenda incluida. Cuenta que Cleopatra no quería pisar tierra que no fuera egipcia, por lo que Marco Antonio ordenó transportarla hasta esta isla especialmente para ella.
  • En la mediterránea localidad de Çirali encontramos uno de esos misterios de la Antigüedad que tanto gustan a los viajeros: las rocas ardientes del Monte Olympos (uno de los muchos que hay por esta zona). Llamas que arden espontáneamente en grietas de sus rocosas laderas. Por la noche, las 20 o 30 llamas son visibles desde el mar.
    14En la mediterránea localidad de Çirali encontramos uno de esos misterios de la Antigüedad que tanto gustan a los viajeros: las rocas ardientes del Monte Olympos (uno de los muchos que hay por esta zona). Llamas que arden espontáneamente en grietas de sus rocosas laderas. Por la noche, las 20 o 30 llamas son visibles desde el mar.
  • El litoral del mar Negro, al norte de Turquía, está plagado de castillos, iglesias, monasterios, mitos de la Antigüedad y playas por descubrir.  Se puede hacer a través de un espectacular tramo de carretera junto a la costa, especialmente entre Bolaman a Ordu, donde la serpenteante ruta conduce, por ejemplo, al Cabo Jason (en la foto), donde hubo un templo dedicado a Jasón y los Argonautas.
    15El litoral del mar Negro, al norte de Turquía, está plagado de castillos, iglesias, monasterios, mitos de la Antigüedad y playas por descubrir. Se puede hacer a través de un espectacular tramo de carretera junto a la costa, especialmente entre Bolaman a Ordu, donde la serpenteante ruta conduce, por ejemplo, al Cabo Jason (en la foto), donde hubo un templo dedicado a Jasón y los Argonautas.
  • 16