Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Surf y buena onda en Asturias

La playa de Salinas, cerca de Avilés, acoge dos festivales surferos simultáneos del 23 al 26 de julio

Surfistas en la playa de Salinas, en Asturias Ampliar foto
Surfistas participantes en el Longboard Festival de Salinas, en Asturias.

­­­­­­Ni vascos ni cántabros ni canarios, el primer surfista español fue un asturiano, Félix Cueto. Sobre una tabla inspirada en la portada del Surfing Safari, de los Beach Boys, cogió la primera ola de España a principios de los años 60 en el arenal de Salinas, en Castrillón (Asturias), el concejo de las siete playas.

Con apenas cinco mil habitantes y diez escuelas de surf, Salinas es hoy un referente internacional donde cada verano se citan los más prestigiosos riders con ocasión de dos festivales que se celebran simultáneamente en los dos extremos de esta playa, de dos kilómetros y medio de longitud. El Salinas Internacional Longboard Festival, en su vertiente oriental, y el Zumosol Surf, Music and Friends, en la occidental, suman esfuerzos para hacer de la pequeña villa asturiana la Meca del surf entre el 23 y el 26 de julio. Pero igual que no hay dos olas iguales, tampoco hay dos festivales iguales.

El Salinas Longboard Festival, que este año celebra su decimotercera edición, es uno de los campeonatos más reconocidos de Europa en la modalidad de tablones de 9 pies, los llamados longboards, que evocan a paraísos perdidos, a una forma de vida más que a un deporte. De los 30 participantes de la primera edición, en 2002, hasta esta última, con 300 surfistas en el agua y 40.000 asistentes, por Salinas han pasado algunas de las figuras más destacadas de la tabla larga, como Joel Tudor, Beau Young o Alex Knost. “La baza es que aquí todo lo hace el mar”, explica Pepe Hevia, responsable del Longboard Festival. Y es que Salinas responde al sueño de cualquier surfista. “No será la mejor playa”, dice, “pero siempre hay olas”. Este año, como novedad, la competición del Open será de noche, con torres de luz de ocho metros que iluminarán el mar. Habrá además un mercazoco, entre otras actividades, y tres zonas de acampada.

Tres surfistas con tablas 'longboards' en la playa de Salinas, en Asturias. ampliar foto
Tres surfistas con tablas 'longboards' en la playa de Salinas, en Asturias.

Rebeldes con tabla

La cultura del surf, que comenzó a gestarse en Estados Unidos en la década de los 50 como reacción al conservador estilo de vida de la época, ha estado vinculada a cierta rebeldía, a la búsqueda del lado hedonista y libre de la vida. Desde aquellos surfistas que iniciaron protestas contra la Guerra de Vietnam –“You surf or you fight”– hasta los tiempos actuales, el surfing se ha ido profesionalizando con la llegada de marcas y patrocinadores. “Hoy son deportistas de élite con nutricionistas y psicólogos”, explica Carlos Meana, responsable del Surf, Music and Friends Festival (SMF) y propietario de la escuela-albergue El Pez Escorpión. Atrás ha quedado la imagen del outsider y hoy son los padres quienes llevan a sus hijos a las escuelas de surf. “Ahora, la mayor rebeldía de un surfer es ser anónimo”, reflexiona Javier Soto, veterano rider y encargado de la dirección musical del SMF. Una subcultura con su estética, valores y costumbres que ha dejado huella en la moda, la música y el cine, y que incluso tiene una jerga propia.

Puesto de bebidas en el festival Surf, Music and Friends, en Salinas (Asturias). ampliar foto
Puesto de bebidas en el festival Surf, Music and Friends, en Salinas (Asturias).

Esa impronta del surfer style es parte del Zumosol Surf, Music and Friends, en el que convergen música, cine y deporte en el entorno de un túnel centenario y una atalaya rodeada de mar. Un festival cuyo origen, fortuito y clandestino, fue precisamente el mar. La feliz consecuencia de una fuerte marea que obligó a cerrar al tráfico el túnel que comunica Salinas con su vecina Arnao. ¿Un contratiempo o una oportunidad? Lo segundo, sin duda, pues se aprovechó el momento para acondicionar efímeramente el espacio, instalar un generador y un equipo de música y convocar a los amigos para hacer del túnel de Arnao una rave. Al amanecer, todo retornó a su estado primitivo y nadie supo de lo allí sucedido. Fue la primera de las llamadas Fiestas del Túnel, germen del actual SMF, que en tan solo cuatro años ha crecido hasta congregar a 25.000 personas en su última edición, consolidar un festival de cine de temática surf, el Never Stop Surf Film Festival, e incorporar, este año, un evento deportivo de salvamento y socorrismo marino, el Waterman Challenge.

Los conciertos arrancarán el jueves 23 de julio a medianoche y tendrán como cabezas de cartel a Angel Stanich, Wau y los Arrrghs, Capsula, Lie Detectors y Novedades Carminha. Grupos todos ellos con una festiva y enérgica puesta en escena, en sintonía con el espíritu de este festival. Tras cada concierto habrá sesiones de DJ hasta las siete de la mañana. El Never Stop Surf Festival incluirá una selección de películas alejadas de los tópicos del género en favor de la poética del mar y el conservacionismo. “Es una visión del surf cercana al cine independiente que no elude el compromiso social, o bien funcionan como road movies sin guión”, revela Jacobo Rodríguez, surfista de olas grandes y encargado de la programación del Never Stop.

1 ‘tunelín’, 1 euro

1 'tunelín', moneda legal del festival Surf, Music and Friends, en la playa de Salinas (Asturias).
1 'tunelín', moneda legal del festival Surf, Music and Friends, en la playa de Salinas (Asturias).

Las programación cultural y deportiva del Surf, Music and Friends es de carácter gratuito e incluye conciertos, películas, sesiones de DJ y las pruebas del Waterman Challenge. Para todo lo demás, el Banco del Túnel emite su propio papel moneda, de curso legal dentro del perímetro del festival. Si cae alguno en sus manos, no desconfíe: 1 tunelín equivale a 1 euro.

Este año, las proyecciones tendrán lugar en el entorno natural de La Peñona, donde se emplaza el Museo de Anclas y que brinda las mejores vistas de la costa. Un total de seis películas y cuatro cortometrajes procedentes de Francia, Estados Unidos, Perú, Reino Unido, Chile, Alemania y España, que contarán con la presencia de algunos de sus directores. Entre las cintas que se podrán ver figura La primera ola, sobre los pioneros del surfing en España y que recoge la historia del propio Félix Cueto. Las proyecciones darán comienzo a las 22.00 y a su término habrá relajadas sesiones chill out hasta el amanecer.

Entre las actividades deportivas, se celebrará la tradicional travesía Arnao-Salinas, tanto a nado como en la modalidad de remada sobre tabla de surf, así como el Ocean Man, una suerte de triatlón marino en el que se emplean los artefactos de salvamento más comunes, además de la natación y la carrera en las transiciones en la arena. Un largo fin de semana de pasión por el surf y buenas vibraciones.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información