Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diez hoteles con grandes vistas al mar

Habitaciones en las que el oleaje marino llega, prácticamente, a los pies de la cama

Vistas desde el hotel Hacienda Na Xamena, en Sant Miquel de Balansat, en Ibiza. Ampliar foto
Vistas desde el hotel Hacienda Na Xamena, en Sant Miquel de Balansat, en Ibiza.

Nada como unas vacaciones de verano para refrescarse de cuerpo y alma justo cuando más calor hace en todo el año. Si es en primera línea de playa, mejor. Y si, además, el mar entra por la ventana, entonces el refresco estival se vuelve chispeante como un paraíso de soda. Aquí seleccionamos los hoteles con mejores vistas a los mares que rodean la España insular y peninsular. Desde el norte hasta el sur, pasando por las islas mediterráneas y canarias. Con todo el azul del mar en la propia cama.

01 Luz del Mediterráneo

Terraza del hotel El Far, en el faro de Romaboira, en Girona. ampliar foto
Terraza del hotel El Far, en el faro de Romaboira, en Girona.

A 175 metros de altura sobre el mar, en plena Costa Brava, el gerundense faro de Romaboira mantenía a resguardo una antigua residencia de ermitaños que hoy acoge nueve habitaciones, una capilla en piedra de cantería y un restaurante de elaboraciones mediterráneas. La número 3, con un balcón alzado sobre los cantiles y una terraza orientada al faro, ofrece las mejores vistas del suave oleaje veraniego.

El Far de Sant Sebastiá (Playa de Llafranc, s/n, Girona; +34 972 30 16 39). Habitación doble: desde 150 euros.

02 Jardines colgantes de Ibiza

Suite de la Hacienda Na Xamena, en Ibiza. ampliar foto
Suite de la Hacienda Na Xamena, en Ibiza.

Instalado en 1971 sobre un vertiginoso acantilado, este hotel proyectado por el arquitecto belga Daniel Lipszyc marcó un antes y un después en las intervenciones turísticas ibicencas. Embutida en la vegetación, la terraza se descuelga por las rocas en islotes de madera de teca y piscinas con cascadas que emulan los jardines babilonios. Desde las suites Na Xamena, Rubio y Edén, flanqueadas por unas bañeras que tocan el acristalamiento, se obtiene una panorámica soñada de las mejores puestas de sol que otorga la isla.

Hacienda Na Xamena (Na Xamena, s/n, Sant Miquel de Balansat; 34 971 33 45 00). Habitación doble: desde 319 euros.

03 Un caserío vasco en el sur

Vistas desde una habitación del hotel Doña Pakyta, en San José, en el Cabo de Gata (Almería). ampliar foto
Vistas desde una habitación del hotel Doña Pakyta, en San José, en el Cabo de Gata (Almería).

Genoveses, Monsul, Media Luna, Cala Carbón… Desde estas habitaciones, alineadas en el frontal trasero de un insólito caserío vasco ¡en la atalaya mediterránea de San José!, se ve la plenitud azul del mar de Alborán, preludio del Estrecho de Gibraltar. El interior es igualmente azul. Y blanco, puro blanco de cal. Una enorme cristalera protege las mesas del comedor, desde el que se asiste a unos luminosos crepúsculos que marca el tiempo de cena en verano. Unas escalerillas rústicas descienden hasta la playa, casi privada, del hotel más particular de la costa almeriense.

Doña Pakyta (Correo, 51, San José; +34 950 61 11 75). Habitación doble: desde 72,25 euros.

04 Chapuzón de altura

Fachada principal del hotel Montíboli, en Villajoyosa (Alicante). ampliar foto
Fachada principal del hotel Montíboli, en Villajoyosa (Alicante).

En las afueras de Villajoyosa, en Alicante, permanece inmutable al tiempo uno de los hoteles pioneros de la Costa Blanca, preferido de Julio Iglesias y de otros personajes de la época. Su imagen más recordada es aquella de la piscina con forma de riñón volada sobre el acantilado. Dan ganas de tirarse, no a la piscina, sino al mar. La suite Torre Paradís bien merece un verano, pues hace olvidar con su luz, sus espacios diáfanos y sus vistas inconmensurables la austeridad del resto de las instalaciones del hotel.

Servigroup Montíboli (Partida El Montíboli, s/n. La Vila Joiosa; +34 965 89 02 50). Habitación doble: desde 144 euros.

05 Fuerteventura de gran lujo

Hotel Atlantis Bahía Real, en Fuerteventura. ampliar foto
Hotel Atlantis Bahía Real, en Fuerteventura.

Acorde con la estética palaciega de los resorts canarios, entre palmeras tropicales y al resguardo de las dunas móviles de Corralejo, el más lujoso de los alojamientos en la isla anticipa unas vacaciones de verdadero postín. Jardines, piscinas, masajes, circuito spa y un restaurante comandado por el ubicuo Carles Gaig. Todas las suites y la mayoría de las habitaciones (44 metros cuadrados las más pequeñas) ofrecen una terraza con sillones de mimbre abierta al océano. Más allá, perceptible incluso en días velados, la silueta volcánica del Timanfaya y el lomo insular de la vecina Lanzarote.

Atlantis Bahía Real (Avenida Grandes Playas, s/n, Corralejo, La Oliva; +34 928 53 71 53). Habitación doble: desde 244 euros.

06 Azul en cinemascope

Habitación del Hotel de la Playa, en Pobla de Farnals (Valencia). ampliar foto
Habitación del Hotel de la Playa, en Pobla de Farnals (Valencia).

Su perfil minimalista sorprende en una costa tan fallera como la valenciana. Pero era el sueño dorado de Margarita Sánchez Casares y aquí ha terminado dejando su impronta austera, geométrica, donde todo parece sobrar, menos la luz y el oleaje suave del Mediterráneo. La brisa marina alimenta un ambiente diurno y nocturno que anima a tomar una copa en primerísima línea de playa. Tanto, que casi llega hasta el pie de las camas los salpicones de la arena y la sal. Bajo tierra, el comedor recibe el resplandor cenital de un patio abierto al exterior por el centro. Todas las habitaciones, ordenadas en dos plantas rectilíneas, son verdaderos escaparates del mar. Azul, todo azul, en pantalla panorámica.

Hotel de la Playa (Paseo de Colón, 1, Playa Pobla de Farnals; +34 961 46 84 64). Habitación doble: desde 80 euros.

07 Paraíso entre rocas

Vista aérea del Parador de Aiguablava, en la Punta d’Es Muts (Girona). ampliar foto
Vista aérea del Parador de Aiguablava, en la Punta d’Es Muts (Girona).

Inasible a la tramuntana y a la promiscuidad veraniega, este parador se alza rectilíneo sobre el promontorio de la Punta d’Es Muts, en Girona, entre playas y calas casi secretas. Aquí, la Costa Brava huye del bullicio y se arrebuja entre pinares y jardines colgantes, como un cuadro inconcluso de Dalí. Puede que a las instalaciones le vayan haciendo falta una actualización, aunque el lugar pide vivir en el exterior, asomarse a los acantilados y después dar cuenta de la cocina ampurdanesa del mar, que siempre tuvo buena acogida en este establecimiento de la red nacional. Las cuatro suites de la planta superior ofrecen unas vistas a vuelo de pájaro del litoral que nadie podrá olvidar jamás.

Parador de Aiguablava (Platja d’Aiguablava, s/n, Begur; +34 972 62 21 62). Habitación doble: desde 110 euros.

08 Horizonte gótico

Habitación del hotel familiar Saiaz Getaria, en Getaria (Gipuzkoa). ampliar foto
Habitación del hotel familiar Saiaz Getaria, en Getaria (Gipuzkoa).

El hotelito, de corte familiar, parece una moneda de dos caras. El anverso, emergente en el casco antiguo de Getaria, en Gipuzkoa, celebra en sillería los honores de su origen gótico del siglo XV, con una chimenea interior de gran empaque, una escalera nobiliaria de madera y cierto mobiliario de época a tono con el rigor de la fachada. El reverso, sin embargo, es una pieza cúbica, luminosa, de diseño contemporáneo, orientado panorámicamente hacia el Cantábrico. Desde el Ratón, ese promontorio que hace reconocible a la villa marinera, se divisa el imponente acristalamiento de todas sus habitaciones, elevadas sobre un acantilado igualmente imponente.

Saiaz Getaria (Roke Deuna, 25, Getaria; +4 943 14 01 43). Habitación doble: desde 68 euros.

09 Veraneo en un palacete asturiano

Hotel Villa Rosario, frente a la playa de Ribadesella, en Asturias. ampliar foto
Hotel Villa Rosario, frente a la playa de Ribadesella, en Asturias.

Entre la caperuza alpina de esta graciosa casa de indianos y el frontis del oleaje cantábrico solo existe la arena de la playa y seis primorosas habitaciones con vistas al azul. Hacia adentro se recogen otros 11 dormitorios elegantes que resumen la historia del palacete, muy luminosos también, con vistas al hotelito anexo, Villa Rosario II, de la misma propiedad. Como cabe esperar, el restaurante abierto al mar bien vale la estancia: sus frutos se recogen a pocos metros de allí, pasan por la lonja de Ribadesella y se sustancian con mimo y frescura de ideas.

Villa Rosario (Dionisio Ruizsánchez, 3-6, Ribadesella; +34 985 86 00 90). Habitación doble: desde 85 euros.

10 Horizonte de par en par

Terraza del hotel Barceló Illetas Albatros, en la bahía de Palma de Mallorca. ampliar foto
Terraza del hotel Barceló Illetas Albatros, en la bahía de Palma de Mallorca.

Bajo el sello Adults Only (solo adultos), el turismo playero ha roto con la tradición familiar y se reinventa desde el diseño vanguardista y la tranquilidad frente al mar. Es el caso de este complejo vacacional reacondicionado con un look minimalista, baños abiertos a la alcoba, zonas wellness sofisticadas y una oferta gastronómica cuidada “para dos”. Pero el máximo goce de los sentidos radica en la terraza panorámica con jacuzzi de las habitaciones Deluxe Vista, que prácticamente sobrevuelan la bahía de Palma de Mallorca. Una tentación que ningún adulto podrá rechazar.

Barceló Illetas Albatros (Paseo de Illetas, 15, Illetas, Mallorca; +34 971 40 22 11). Habitación doble: desde 79,20 euros.

Más información