Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los mejores miradores de Jaén

Ruta por vistas panorámicas de la provincia jiennense para observar sus esplendorosos paisajes

Vistas desde el pueblo de La Iruela, Jaén Ampliar foto
Vistas al parque natural de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas desde el pueblo de La Iruela, en Jaén.

Contemplar un paisaje bonito en Jaén es muy fácil. El entorno montañoso que compone las serranías de la provincia andaluza ofrecen la posibilidad de disfrutar de perspectivas únicas y miradores singulares. Realizamos un recorrido por alguno de ellos.

El recorrido arranca en el castillo de Segura de la Sierra para contemplar una maravillosa panorámica del parque natural de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas, cubierto por enormes arboledas. Este espacio protegido, que goza de un enorme encanto visual, cuenta también con referencias literarias como poderosa fuente de inspiración de una parte importante de la obra de Jorge Manrique.

A continuación, nos encaramamos a otra fortaleza para realizar un giro de 360 grados que permite vislumbrar cuatro provincias distintas: Jaén, Granada, Albacete y Ciudad Real. Se trata del castillo de Chiclana de Segura, enriscada población del noreste jiennense, y de la panorámica que aguarda al viajero desde la terraza donde antaño se elevaba tan estratégico fortín medieval. Actualmente, apenas se conservan algunos trozos de muralla, parte del muro y un torreón.

Esta ruta rompepiernas se eleva de nuevo en uno de los pueblos más altos de toda Andalucía, el municipio de Iznatoraf, a 1.000 metros de altura sobre el nivel del mar. Desde su casco antiguo es difícil no apreciar la impronta olivarera jiennense y el horizonte forestal casi infinito que se adentra en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, en cuyas últimas estribaciones, hacia el sur, se encuentra otro espectacular pueblo-mirador: La Iruela.

Campos de olivares cerca de la ciudad de Úbeda (Jaén). ampliar foto
Campos de olivares cerca de la ciudad de Úbeda (Jaén).

Después, nos dirigimos en dirección a la ciudad de Úbeda, patrimonio mundial, aunque convienen hacer un pequeño desvío antes de llegar, para apreciar, entre los pueblos de Villacarrillo y Torreperogil, un tapete repleto de olivares que forma parte de los valles del Guadalimar y del Guadalquivir.

Ya en la localidad ubetense, bordeamos su casco histórico entre la Ronda de los Miradores y la Ronda Antonio Muñoz Molina con un plácido paseo para detenernos en la Iglesia de San Lorenzo, desde donde nos asomamos a la Sierra Mágina. Desde el mirador del templo se puede apreciar también un fondo renacentista sin parangón: la capilla de El Salvador, entre los tejados de las casas del centro histórico. En la colindante ciudad de Baeza también podemos disfrutar de un precioso paisaje desde el Paseo de las Murallas.

La ruta concluye con otra de las imágenes más reconocidas de la provincia, ya en la ciudad de Jaén. El mirador que ofrece el castillo de Jaén, erguido sobre el cerro de Santa Catalina, desde donde se puede observar una maravillosa instantánea de la ciudad del Santo Reino. En el centro de la misma, destaca su catedral renacentista.

Más planes interesantes en Jaén pinchando aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información