Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tapas y modernismo en la Concepció barcelonesa

Un paseo por la zona más burguesa del Eixample entre arquitectura, restaurantes sofisticados y delicias japonesas para llevar

Tienda de colmados Queviures Múrria, en Barcelona. Ampliar foto
La tienda de colmados Queviures Múrria, en el barrio de la Concepció, en Barcelona.

A muy poca distancia del Paseo de Gracia, y en pleno corazón de la Dreta de l’Eixample, se halla el barrio de la Concepció, el área más decididamente burguesa del Ensanche barcelonés. Su corazón es el mercado (Aragó 313-317), construido en 1888 y reformado un siglo después. Responde a la tipología de arquitectura industrial, típica de la segunda mitad del siglo XIX, y hoy en día lo comparten puestos de toda la vida, tiendas y supermercados. Las calles que lo rodean son riadas incesantes de actividad y tráfico, en las que todo luce elegante y reservado. No en vano, la zona cuenta con tiendas estupendas, galerías de arte, restaurantes y una arquitectura sobresaliente. Se trata de una zona en la que el cosmopolitismo y la cotidianidad de Barcelona se funden en perfecta armonía. Proponemos esta pequeña guía para conocerlo.

Secretos arquitectónicos

El indiscutible icono monumental del barrio está a pocos metros del mercado: un insospechado templo gótico del siglo XV, la iglesia de la Concepció (Aragó 299). No formaba parte de los planes de Ildefons Cerdà –artífice del Eixample barcelonés– sino que fue trasladada desde el casco antiguo de Barcelona en 1871, junto con su claustro. Este último, al que se accede desde la calle Roger de Llúria 70, es un oasis de paz. Sus arcadas y sus jardines son maravillosos.

Muy cerca de aquí se hallan tres bellos ejemplos de arquitectura modernista, construidos a principios del siglo XX y peculiares cada uno de ellos por un motivo. En primer lugar, la Casa Santurce, de Miquel Madorell (València, 293), tiene unas tribunas coronadas por torres metálicas que se antojan los sombreros de las señoronas del fin del siglo XIX. La Casa Granell, de Jeroni Francesc Granell (Girona 122), ofrece una delicadísima portada de aires Sezession, con sus ventanas lilas ornamentadas y sus esgrafiados. Finalmente, la casa Jaume Forn (Roger de Llúria 82), de Jeroni Granell i Domènec Boada, luce las tribunas más soberbias del barrio.

Por su parte, la Casa Elizalde (València 302; +34 93 488 05 90) es el centro cultural de referencia de la zona. Palacete de estilo clasicista, alberga exposiciones temporales y un discreto patio que invita al descanso. Pero para desconectar, nada mejor que el interior de manzana de la Torre de les Aigües (Roger de Llúria 56). Atravesando un largo pasillo llegaremos a un jardín de magnolios en el que destaca un macizo torreón de ladrillo que se construyó en 1870 como depósito de agua. Junto a él hay una miniplaya y una pequeña piscina que en verano están de lo más animadas.

Compras ‘delicatessen’

Como corresponde a un área de arquitectura tan señorial, las tiendas están a la altura y algunos de ellas todavía conservan una estética modernista. Es el caso del colmado Queviures Múrria (Roger de Llúria, 85; +34 93 215 57 89), que todavía conserva sus rótulos originales. También lucen dignas las fachadas del Forn de la Concepció (Girona, 73) y de la Farmacia Puigoriol (Mallorca, 312), local que conserva su aspecto clasicista con algunos elementos modernistas en madera.

Tribunas coronadas con torres metálicas en la Casa Santurce, en el barrio barcelonés de la Concepció. ampliar foto
Tribunas coronadas con torres metálicas en la Casa Santurce, en el barrio barcelonés de la Concepció.

De nuevo en el mercado, hallamos uno de esos comercios emblemáticos que casi todos los barceloneses conocen, Flores Navarro (València 320; +34 93 457 40 99), emporio del arte floral local. Siempre es un placer atravesar sus expositores callejeros, un pequeño jardín botánico a la venta, y más aún sumergirse en su inacabable oferta interior. Los que quieran un trato personalizado y verdaderas filigranas vegetales pueden dirigirse a la vecina Flors Farrés (Roger de Llúria, 80; +34 93 457 64 13).

En el campo del arte y la cultura, destacan la Galería Esther Montoriol (Diputació 339) dedicada al arte contemporáneo, así como la librería Documenta (Pau Claris 144; +34 93 317 25 27), que se trasladó al barrio en 2013 y cuenta con una excelente oferta de literatura y ensayo especializados en humanidades.

Por lo que respecta al diseño, Mar de Cava (València 293; +34 93 458 53 33) es una de esas tiendas que sirven para soñar con la casa perfecta y de las que te llevarías todo, lo mismo que los zapatos deportivos de Odd Barcelona (Mallorca 279; +34 93 467 31 84) o la ropa de Notenom (Pau Claris 159; +34 93 487 60 84).

En otro orden de cosas, plástico para el hogar, en todas sus formas de expresión, es lo que ofrece Multiplastic (València 300; +34 93 215 58 76). Deleitará por igual a los pragmáticos y a los amantes de la estética pop. Y en el campo de la alimentación, el Tokyo-ya (Girona 119), vende productos directamente importados desde Japón, desde mirim a caldo dashi en polvo, pasando por innumerables salsas y tipos diferentes de algas.

Dulces, tapas y platos

Restaurante hindú Mayura, en Barcelona. ampliar foto
Restaurante hindú Mayura, en Barcelona.

La solera también se palpa en los locales de restauración. La confitería Reñé (Consell de Cent, 362; +34 93 488 07 61) funciona en la actualidad como restaurante, ofreciendo un menú del día de inmejorable relación calidad precio, además de raciones y platillos. No descuida los postres, entre los cuales destaca la tarta Sacher.

El Bar Funicular (Girona 70; +34 93 265 52 23) es una taberna de toda la vida, algo que se evidencia en su decoración. También es buena opción para el picoteo. De precio más elevado, el Betlem Miscel·lània Gastronómica (Girona 70; +34 93 265 51 05) elabora tapas sublimes con productos del mercado. Más exótico en sus propuestas resulta el Mayura Lounge Bar (Girona 57; +34 93 481 45 36) que ofrece comida hindú en un ambiente sofisticado.

Y para acabar, dos propuestas que sirven para cualquier momento de la jornada: Mitte (Bailén 86; +34 93 265 28 61) hace gala de la modernidad con su oferta de exposiciones, arte contemporáneo, tienda y café-restaurante, mientras que, en las antípodas, el Café del Centre (Girona 69; +34 93 488 11 01), antiguo casino fundado en 1873, conforma, con su decoración decimonónica, un lugar estupendo en el que parece que el tiempo se ha detenido (para bien).

Más rutas urbanas en Barcelona pinchando aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información