Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Al sol

10 playas españolas asombrosas

En España existen 2.000 kilómetros playeros entre los que elegir el lugar perfecto. La naturaleza los convierte en lugares de gran belleza, a veces agreste

La playa de Trengandin, en Noja (Cantabria). Ampliar foto
La playa de Trengandin, en Noja (Cantabria).

01 Formaciones seductoras

Trengandín (Noja, Cantabria)

 Al dejar atrás el remolino urbanístico de Noja comienza la seducción. Trengandín muestra un fuerte contraste natural, una playa familiar dotada con la bandera azul y la Q de calidad turística. La marea baja deja al descubierto un paisaje casi lunar, tachonado de pequeños islotes que amortiguan el oleaje. Sus nécoras pueden degustarse en los bares de Noja.

La mallorquina cala Torta, una de las joyas del parque natural de la Península de Llevant. ampliar foto
La mallorquina cala Torta, una de las joyas del parque natural de la Península de Llevant.

02 Mallorca natural

Cala Torta (Artà, Mallorca)

Tras 10 kilómetros montañosos (los últimos 1,5 kilómetros son de pista), los pinares y las dunas blancas finas dan una hermosa réplica al escenario ventoso, en parte naturista. El chiringuito de Manuel Fernández es la mejor fuente informativa para calibrar tanto la peligrosidad del oleaje como la presencia esporádica de medusas.

Acceso a la playa A Lanzada, en O Grove (Pontevedra). ampliar foto
Acceso a la playa A Lanzada, en O Grove (Pontevedra).

03 Atlantismo decantado

A Lanzada (O Grove/Sanxenxo, Pontevedra)

El mayor arenal de las Rías Bajas —2,5 kilómetros— dispone de acceso directo desde la autovía del Salnés y se apoya en el istmo de la península de O Grove. Brinda agradables caminatas por pasarelas de madera junto a soberbios cordones de dunas. El mar es de respeto, con corrientes y resacas. Y el mejor lugar desde el cual contemplarla o fotografiarla: el monte A Xiradella.

Playa de La Barca, en Pájara (Fuerteventura). ampliar foto
Playa de La Barca, en Pájara (Fuerteventura).

04 Bienvenidos al edén

La Barca (Pájara, Fuerteventura)

Desde el mirador de Pecenescal, el valor plástico de la flecha arenosa paralela a la costa irrumpe en Jandía con una fuerza apabullante. Entre esa laguna interior y el mar, unos colocan las sombrillas y otros caminan. También halagan la vista zigzagueantes windsurfistas. Acceder desde el Pro Center ­René Egly (www.rene-egli.com).

La playa de Los Enebrales, en Punta Umbría (Huelva). ampliar foto
La playa de Los Enebrales, en Punta Umbría (Huelva).

05 La gran mancha verde

Los Enebrales (Punta Umbría, Huelva)

Cuenta con varios accesos a través de pasarelas de madera, enlazados por un carril bici. El paisaje está marcado por un mar de pinos, sabinas y enebros. Jaras y lentiscos invitan a desnudarse. El mar reviste escaso peligro y los atardeceres son un auténtico espectáculo.

Playa del Inglés, en Valle Gran Rey (La Gomera). ampliar foto
Playa del Inglés, en Valle Gran Rey (La Gomera).

06 Bajo el influjo del Risco

Playa del Inglés (Valle Gran Rey, La Gomera)

Una franja de arena negra, volcánica, desprovista de edificios y situada a los pies del risco de La Mérica. De las fiestas jipis de los sesenta ha quedado ese vivecomoquieras entre textiles y cuerpos al sol. Eso sí: se pierde pie enseguida. Así que mucha precaución.

La playa de Sa Conca, en Platja d'Aro (Girona). ampliar foto
La playa de Sa Conca, en Platja d'Aro (Girona).

07 El reclamo de la arena fina

Sa Conca (Platja d’Aro, Girona)

Bonita cala escondida al otro lado de Punta Prima, cuyas edificaciones quedan disimuladas con la vegetación. Se puede dejar el coche en el parking de la calle Punta Prima o caminar (unos 40 minutos) desde la playa de Sant Pol (Sant Feliu de Guíxols), recorriendo el camino de ronda que bordea las mansiones de S’Agaró.

La playa de Els Vivers, en Guardamar del Segura (Alicante). ampliar foto
La playa de Els Vivers, en Guardamar del Segura (Alicante).

08 Los dones del Segura

Els Vivers (Guardamar del Segura, Alicante)

La belleza de las palmeras se suma a las muchas dunas libres de plantas invasoras (cuya rehabilitación fue labor importante). En la playa de Els Vivers, en Guardamar del Segura, resultan espectacu­lares las pasarelas de madera que comunican con la orilla.

Espetando sardinas junto al paseo marítimo de Torre del Mar (Vélez-Málaga). ampliar foto
Espetando sardinas junto al paseo marítimo de Torre del Mar (Vélez-Málaga).

09 La cara amable del urbanismo

Torre del Mar (Vélez-Málaga)

Espacioso, con faros, quiosco de música y una hilera de quioscos con barcas cargadas de arena donde se espetan las sardinas al viejo estilo. En Poniente se congregan los chiringuitos musicales. El 12 de junio se celebra la primera fiesta en el Café del Mar.

La playa de Bayas, en Castrillón (Asturias). ampliar foto
La playa de Bayas, en Castrillón (Asturias).

10 Más que playa, playón

Bayas (Castrillón, Asturias)

Señalizada en Naveces como El Sablón, la playa de Bayas destaca por su amplitud y dunas. Está catalogada como monumento natural y se ve sobrevolada por los aviones del aeropuerto. La zona nudista, con estéticos farallones en el rompiente, se llama Requexinos.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información