Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Soñando con Connemara

Irlanda, donde nació su padre, es uno de los destinos favoritos de la cantautora Núria Graham. Y de gira en Madrid compartió camarino con la cantante de St. Vincent

Núria Graham
La cantautora Núria Graham.

Hace unos años, Núria Graham ni siquiera podía asistir como público al festival Primavera Sound, porque no llegaba a la edad mínima exigida de 15 años. Este verano, la jovencísima cantautora catalano-irlandesa —a punto de cumplir los 19 años— estará tocando allí y en muchos otros festivales como el Vida, donde comparte cartel con Primal Scream y Father John Misty. Igual que a tantos músicos, le espera un verano de carretera y furgoneta, defendiendo las canciones de su disco, Bird Eyes, el mismo que no paran de pinchar en los programas indies de la BBC Radio.

Le espera una temporada in­ten­sa.

Me hace mucha ilusión. Es la primera vez que viajo con mi banda en la furgoneta. Solo somos tres, pero será divertido. Vamos a hacer todos los festivales de Cataluña prácticamente, el Vida, en Vilanova i la Geltrú; el Pop Arb, el de los jardines de Cap Roig… También actuaremos en Menorca y volveremos a Madrid. Fui a tocar allí hace unos meses. ¡Y nunca había estado!

¿Qué le pareció?

Fue un viaje muy especial porque iba para hacer de telonera de St. Vincent. Soy fan suya desde los 16 años. Tenía un vinilo suyo colgado en mi habitación. Y de repente me encuentro compartiendo camerino con Annie Clark. Pero no le conté lo del vinilo. No quería parecer demasiado groupie.

¿Cómo es de cerca?

Es tan perfecta que da miedo. Yo flipaba. Pensaba que no me diría nada pero qué va, fue muy amable, igual que todos los que iban con ella.

¿Pudo ver algo de Madrid?

No mucho. Fui a la Puerta del Sol, como una turista. Y salí un rato de noche. Sí que me di cuenta de que la gente es muy lanzada y simpática. Se ponen a hablar contigo aunque no te conozcan.

También hizo minigira por Inglaterra.

Actuar en Londres fue muy especial. Toqué en la famosa tienda de Rough Trade en Brick Lane y vinieron a verme muchos catalanes que viven allí. Tampoco había estado nunca antes, pero coincidió que era el día de San Patricio, así que me sentía como en casa. Mi padre es irlandés, de Dublín.

¿Va mucho por Irlanda?

Sí, me encanta. Este año pude ir por primera vez sin mis padres, con mi pareja. Fuimos a la capital y a la costa, a la zona de Connemara. Es mi lugar preferido.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.