Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Noches de silencio

Convento de Cádiz, el hotel de los dominicos en la Tacita de Plata

El claustro del hotel Convento de Cádiz, en el centro histórico de la ciudad. Ampliar foto
El claustro del hotel Convento de Cádiz, en el centro histórico de la ciudad.

Chopin, Paganini, Bach, Sarasate y otros clásicos suenan en el claustro durante el ciclo de conciertos gratuitos organizados por el Ayuntamiento de Cádiz en verano. Sus muros se prestan a diversas exposiciones de pintura, estampación y collagestextiles, como la organizada por el artista local José Alberto López y su serie Atlántida. Aquí, en el casco histórico de la denominada Tacita de Plata, establecieron los dominicos en 1635 su centro de estudios generales y una biblioteca que recogió todo lo publicado hasta la época en lenguas árabe y hebrea. Del camarín central de su iglesia sale en andas dos veces al año la Virgen del Rosario, patrona de la ciudad. En 2013, por fin, el viejo convento gaditano se transformó en hospedería a cargo de David Taboas, que comparte aquí la última palabra con la comunidad de dominicos residente.

Puntuación: 6
Arquitectura 8
Decoración 4
Estado de conservación 6
Confortabilidad habitaciones 5
Aseos 6
Ambiente 5
Desayuno 6
Atención 6
Tranquilidad 6
Instalaciones 8

Sin duda, la historia del lugar y la permanencia de la orden confieren al establecimiento un aire adusto que puede echar para atrás a los buscadores de glamour en los hoteles con encanto. La entrada resulta algo pobretona, escaleras abajo, y el registro, excesivamente burocrático, distrae de la luminosa espacialidad que deja entrever el claustro, a la izquierda del mostrador de recepción. Después hay que cargar con las maletas. Salvo en temporada alta, la sensación de vacío deja tiempo y espacio al protagonismo de los arcos y los balcones, alineados en la planta inmediatamente superior.

Una habitación del hotel Convento de Cádiz. ampliar foto
Una habitación del hotel Convento de Cádiz.

Más allá del claustro no hay mucho sitio para sentarse. Los pasillos y el comedor cumplen esta función, ya que el espíritu del convento impone el rigor de la piedra y la solemnidad de los escaños en torno al retablo mayor de la iglesia.

Conforme a esta religiosa observancia, las habitaciones pretenden un falso minimalismo de panelados en madera clara y pavimento de mármol frío, como se acostumbra en el sur para atemperar los agostos. A la vista saltan también los detalles menos cuidados, como un macilento televisor pegado a la pared y una ventilación automática del cuarto de baño rugiente como los motores de una fábrica. Por la noche, en cuanto se apagan las luces, todo se vuelve silencio y sacra espiritualidad.

Durante la meditación previa al sueño, el desangelamiento de las instalaciones y la precariedad en la atención quedan perdonados. Dormir en pleno núcleo histórico, disponer de un aparcamiento público en las cercanías y reservar en la web del hotel por 59 euros la habitación doble es una tentadora posibilidad.

Convento de Cádiz

  • Categoría: 3 estrellas. 
  • Dirección: Santo Domingo, 2, bajo. Cádiz. 
  • Teléfono: 956 20 07 38. 
  • Web: www.hotelconventocadiz.com
  • Instalaciones: claustro, gimnasio, comedor. 
  • Habitaciones: 25 dobles. 
  • Servicios: no hay habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos.
  • Precios: desde 59 euros la habitación doble, desayuno e IVA incluidos.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información