Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Neomercados de Madrid

De clásicos centros de abastos a espacios de moda abiertos al turismo y el diseño, ruta por ocho espacios muy populares de la capital

Espacio Platea, frente a la Plaza del Descubrimiento, en Madrid Ver fotogalería
El gastroespacio Platea, original de los años 50 y antiguo cine, cuenta con una animada programación, dj´s y acrobacias.

Antes, uno iba al mercado a comprar. Hoy, en estos centros de alimentos uno puede pasar desapercibido y resulta poco común cruzarse con el vecino. El tendero no es el mismo. Ni usted el mismo cliente. En el centro madrileño, los mercados han ido mutando en lugares de encuentro, referentes turísticos, espacios que marcan tendencia y escenarios para eventos. Ya no solo importa comprar. Madrid cuenta con 46 mercados municipales, algunos recientemente remodelados, y otros privados, como el de San Miguel. Reinventarse es la forma de hacer frente al cierre y a las grandes superficies.

01 Mercado de San Fernando

Puesto de Amores Berros, en el Mercado de San Fernando, en Lavapiés (Madrid). ampliar foto
Puesto de Amores Berros, en el Mercado de San Fernando, en Lavapiés (Madrid).

Comenzamos el recorrido en el barrio de Lavapiés y su clásico mercado de abastos. Mil bares, tiendas y bazares pueblan sus calles aledañas. Tiene accesos por las populares de Embajadores, Sombrerete y Tribulete. Obra del célebre arquitecto madrileño Casto Fernández-Shaw, abrió en 1944 pero cerró hace años, coincidiendo con la llegada de alguna macrosuperficie. En 2013, el Mercado de San Fernando (Embajadores, 41; +34 915 27 25 12) reabrió tras una rehabilitación y hoy cuenta con medio centenar de puestos de alimentación, belleza natural, artesanos y hasta uno con libros al peso. Otro vende lechugas o rábanos ecológicos y una cesta económica de alimentos. Con zonas de barra y variedad de cervezas, coworking (espacios de trabajo compartido) y showcookings (demostraciones de cocina) vecinales los miércoles.

02 Mercado Antón Martín

Editorial Sándwich Mixto, en el Mercado de Antón Martín (Madrid). ampliar foto
Editorial Sándwich Mixto, en el Mercado de Antón Martín (Madrid).

Muy cerca se encuentra el Mercado de Antón Martín (Santa Isabel, 5; +34 913 69 06 20), también con solera y una práctica web con fotografías de los 65 comerciantes. En sus dos plantas hay desde sushi-bar hasta una ecotienda con productos sin gluten y una floristería, y carnicerías, pollerías y fruterías.

Triunfan los clanes familiares en los rótulos –Hermanos Fernández– y la tercera planta se ha convertido en una escuela de baile. Sandwich Mixto, una editorial situada en el primer piso, vende poesía en latas, edita fanzines y celebra microresidencias de artistas. En la misma calle están la Filmoteca y el Museo Reina Sofía.

03 Mercado de San Ildefonso

Terraza del Mercado de San Ildefonso, primer 'street market' de Madrid, en la calle Fuencarral. ampliar foto
Terraza del Mercado de San Ildefonso, primer 'street market' de Madrid, en la calle Fuencarral.

Atravesamos a pie el centro hasta llegar a la Gran Vía y la calle de Fuencarral, donde está el primer street market (mercado de comida callejera) de la ciudad, con tres plantas. El interiorismo, de aire industrial, es del estudio madrileño Cousi Interiorismo, formado por las jóvenes Alba Hurlé y Alicia Martín, y GEA Arquitectos. En los 18 puestos monotemáticos y humeantes (atención a los olores) del Mercado de San Ildefonso (Fuencarral, 57; +34 915 59 13 00), los empleados van de vendedores ambulantes. Siempre lleno (de jueves a sábado hasta la 1 de la madrugada), ofrece desde pinchos gourmet hasta gambas ecológicas en cucurucho para tomar en alguna de sus tres barras y dos terrazas. Cerca estuvo el original, de 1835.

04 Mercado Barceló

Dulces orientales en el puesto Sweet Paradise, en el nuevo Mercado Barceló, en la zona de MalasañaTribunal. ampliar foto
Dulces orientales en el puesto Sweet Paradise, en el nuevo Mercado Barceló, en la zona de Malasaña/Tribunal.

En un mercado uno espera encontrar producto fresco, carros de la compra, mucho color y un ambiente cordial, en un entorno inodoro. Este centro de abastos, con solera, aunque de nueva construcción y abierto en 2014 tras seis años de obras, también ofrece degustaciones. El nuevo Mercado de Barceló (Barceló, 6; +34 914 47 55 50) podría pasar por un centro de arte contemporáneo, con varias plantas, obra del veterano estudio Nieto Sobejano Arquitectos, que tiene sedes en Madrid y Berlín. El espacio cuenta con polideportivo, biblioteca y aparcamiento. 48.000 metros cuadrados (más que el estadio Bernabéu), 103 puestos y espacio para eventos, se ha convertido en el moderno emblema de Malasaña. Forma parte del plan público de recuperación de mercados municipales, impulsado desde 2004, y dotado de 156 millones de euros. Durante las obras, hubo uno temporal.

05 Mercado de Chamberí

Lonja tradicional, ginmasios y vinotecas se mezclan en el Mercado de Chamberí, en Madrid, original de 1943. ampliar foto
Lonja tradicional, ginmasios y vinotecas se mezclan en el Mercado de Chamberí, en Madrid, original de 1943.

Nos dirigimos a otro clásico, abierto en 1943 en el vecino distrito de Chamberí, que hoy ha diversificado su producto. Entre un gimnasio y una carnicería, sus avenidas llevan nombres de zarzuelas. En la vinoteca del Mercado de Chamberí (Alonso Cano, 10; +34 914 46 95 74) hay vinos de Madrid, con originales etiquetados. Maderas, redecillas, carteles, básculas (casi todo va al peso), bajo luces de fluorescentes. En las vitrinas, lubinas y merluzas frescas o congeladas, terneras, encurtidos... Asunción es una madrileña de 90 años que espera el turno: “Hoy hay más cosas, y raras”, dice. Cerca queda también el mercado de Maravillas (Bravo Murillo, 122).

06 Platea

Panorámica del Espacio Platea, uno de los nuevos mercados de Madrid. ampliar foto
Panorámica del Espacio Platea, uno de los nuevos mercados de Madrid.

Es un mercado sui generis situado frente a la Plaza del Descubrimiento. De los años 50, el espacio Platea (Goya, 5-7; +34 91 577 00 25) fue el cine Carlos III y conserva el escenario, con una animada agenda con dj´s y acrobacias. En el patio de butacas y parte del foso se sitúan puestos dispuestos como en los mercados, con los que los chefs Pepe Solla, Paco Roncero y Marcos Morán rinden culto al producto de mar, la tapa y el plato de olla. De 6.000 metros cuadradados y diseñado por el catalán Lázaro Rosa-Violán, acoge con su ambiente familiar y luce mobiliario vintage. En el palco, uno puede probar la cocina de Ramón Freixa y los cócteles de Diego Cabrera. Abajo, comprar frutas y verduras en Gold Gourmet, flores en Alfabia o merendar una tartaleta de pistachos en Mamá Framboise.

07 Mercado de San Antón

Restaurante La Cocina de San Antón, en la azotea del Mercado de San Antón, en Chueca (Madrid). ampliar foto
Restaurante La Cocina de San Antón, en la azotea del Mercado de San Antón, en Chueca (Madrid).

Subiendo hacia el siempre animado barrio de Chueca, nos encontraremos con este edificio rectangular de ladrillo y escaleras mecánicas, proyectado por el estudio madrileño Ataria. En 2007 se demolió el original, de 1945. El nuevo Mercado de San Antón (Augusto Figueroa, 24; +34 913 30 07 30) ha costado 10 millones de euros y dedica dos plantas a mercado y otra a puestos para turistas y take away (para llevar). Precios altos y rarezas como el pincho de foie de bacalao islandés ahumado. En el restaurante La Cocina de San Antón, ubicado en la azotea y con animada terraza al aire libre, el personal va vestido por el madrileño Juanjo Oliva y pueden cocinarte la compra. Una recomendación: los zumos naturales de la frutería. Incluye zona de eventos, el Espacio Trapecio.

08 Mercado de San Miguel

Entrada al Mercado de San Miguel, junto a la Plaza Mayor de Madrid. ampliar foto
Entrada al Mercado de San Miguel, junto a la Plaza Mayor de Madrid.

En Barcelona hay un mercado icono, La Boquería. En Madrid, el de San Miguel (plaza de San Miguel; +34 91 542 49 36), de 1916, en hierro y cristal, del arquitecto Alfonso Dubé y Díez. Otros han desaparecido. Junto a la Plaza Mayor y final de esta gastrorruta, es romántico y turístico. Tapas, vinos, vermús… y cortadores de jamón. Un hito del Madrid clásico.

Más propuestas en Madrid pinchando aquí

10 mercados de abastos que aún son mercados de verdad

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información