Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Escapadas

Volando sobre el Guadiana

Sosegado turismo rural, observación de aves en plena época de migración y 260 kilómetros de vías ciclistas. Seis pistas para disfrutar de la primavera en el Algarve

Volando sobre el Guadiana Ampliar foto

Senderismo en la sierra de Monchique, surf en la costa vicentina, actividades acuáticas en el Guadiana, birdwatchingy turismo gastronómico en Ría Formosa o una inmersión en la explotación tradicional de las salinas en Castro Marim. La primavera es uno de los mejores momentos para conocer el Algarve portugués, y actividades como éstas se pueden, además, conectar a pedales por vías ciclistas que suman 260 kilómetros.

Calma rural

Edificios en la Aldeia da Pedralva, en el Algarve (Portugal). ampliar foto
Edificios en la Aldeia da Pedralva, en el Algarve (Portugal).

De pueblo abandonado a centro de alojamiento rural que recupera la arquitectura tradicional de estas tierras. Aldeia da Pedralva, situada en el concejo de Vila do Bispo, cuenta con dos restaurantes y una tienda que invitan a no salir de sus calles, o hacerlo en un ir y venir a pie. En poco más de una hora se llega andando, hacia el oeste, a las calas y playas de la costa vicentina (incluidas algunas muy surferas), y en menos, hacia el este, uno se sumerge en un bosque mediterráneo dominado por alcornoques y algarrobos. Inspirado en la filosofía slow, la aldea y su entorno inspiran calma, sobre todo fuera de temporada alta.

Internet: www.aldeiadapedralva.com

Costa alada

Flamencos a su paso por el Algarve, en Portugal. ampliar foto
Flamencos a su paso por el Algarve, en Portugal.

Resulta muy complicado quedarse con un enclave del Algarve en el que disfrutar con las aves. Lo que es seguro es que la mezcla de la migración primaveral con la época de reproducción acrecienta los atractivos ornitológicos. Eso sí, conviene apegarse a la costa lo máximo posible, que es donde flamencos, espátulas y garzas garantizan mayores éxitos de observación, además de limícolas, anátidas, halcones peregrinos y currucas. Bordeando la orilla más meridional, y de este a oeste, se recomienda recalar en las marismas de Castro Marim y Vila Real de Santo António, en el parque natural de Ría Formosa, en las lagunas costeras de Loulé, en el cañaveral de Vilamoura, en la ría de Alvor y, para culminar, en la península de Sagres.

Internet: www.proactivetur.pt
www.birdwatching-algarve.com

Agroturismo

Participar en labores del huerto ecológico, admirar la floración primaveral y visitar salinas de origen romano donde se prepara y recoge, a mano, la cotizadísima flor de sal son algunas de las propuestas que parten de las ocho casas que forman la hacienda Quinta da Fornalha, en Castro Marim. Treinta hectáreas encierran gran parte de la esencia agrícola y rural del Algarve, que se completa con la activa producción artesanal de salsas, mermeladas, aguardientes e higos secos.

Internet: www.quinta-da-fornalha.com

Mapa del Algarve, en Portugal. ampliar foto
Mapa del Algarve, en Portugal.

A pedales

Hay consenso en situar a la aldea de Caçela Velha y a sus vistas hacia el mar como uno de los paisajes más bellos del Algarve, con permiso de los acantilados del cabo de San Vicente. Es, por tanto, una buena opción para comenzar a pedalear desde aquí por una de las sendas diseñadas para transitar la región en bicicleta. La Ecovia del Litoral bordea la costa meridional a lo largo de 214 kilómetros desde Vila Real de Santo António al cabo de San Vicente. Las ecovías están integradas en la red europea de vías verdes, y aparte de la del litoral hay otros trazados hacia el interior del Algarve, la costa vicentina y el río Guadiana.

Guía

Información

Oficina de Turismo del Algarve (www.visitalgarve.pt).
También mantienen un blog viajero: blog.turismodoalgarve.pt.

Oficina de Turismo de Portugal (www.visitportugal.com/es).

Otras webs www.natura-algarve.com.

www.birdwatching-algarve.com.

www.turismodoalgarve.pt.

www.algarvepromotion.pt

Internet: www.megasport.pt

Adrenalina y paseo fluvial

En el Guadiana más navegable nos quedamos, en concreto en la localidad de Alcoutim, para disfrutar de variadas opciones de ocio en torno al cauce. Entre ellas está la que se considera la única tirolina internacional que existe, ya que une Sanlúcar de Guadiana en la orilla española con Alcoutim. Durante 720 metros los turistas se lanzan de la primera a la segunda a casi 80 kilómetros por hora, en una inyección de adrenalina que se puede combinar con una navegación por el río o con el turismo cultural entre ruinas romanas, castillos, iglesias y museos (incluido el del río, en Guerreiro do Rio), tanto en la localidad homónima como en las pintorescas aldeas que forman parte del municipio. A una de ellas, Cortes Pereiras, se llega andando desde Alcoutim a través de una de las sendas más señeras y mejor señalizadas, la vía Algarviana; y desde Mértola, al norte, y Vila Real de Santo António, al sur, en crucero fluvial.

Internet: www.limitezero.com
www.fun-river.com
www.viaalgarviana.org

Ruta marinera 

Olhão huele y sabe a pesca por sus cuatro costados. Su puerto, sus mercados y sus restaurantes invitan a conocer de cerca la tradición pesquera que los alimenta, y para ese cometido se prestan varias empresas con sus embarcaciones de recreo. La pesca artesanal, repartida entre barcos de bajura, buceadores en busca de navajas y bateas y mariscadores en las orillas, anima un recorrido que no estaría completo sin recalar en la isla de Culatra, frente a Olhão, una de las cinco islas y dos penínsulas que componen el parque natural Ría Formosa. En la aldea de Culatra se conoce más a fondo la actividad pesquera y en la de Ilha do Farol toca degustar la cocina marinera algarvina.

Internet: www.formosamar.com
www.natura-algarve.com

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.