Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hambre vikinga

La actriz y presentadora Usun Yoon pasó mucha hambre durante una navegación entre las islas danesas de Funen

Usun Yoon Ampliar foto
La presentadora y actriz Usun Yoon.

Con una hermana viviendo en Inglaterra, otra en Japón y un tercero en su Corea natal, la presentadora y actriz, que acaba de renovar en la serie de Cuatro Gym Tony,no tiene otro remedio que viajar constantemente. Y tampoco hace ascos a los destinos más cercanos. Le encanta Soria, adonde suele ir los fines de semana para hacer senderismo, y conoce bien los Pirineos y los Picos de Europa. Hace unos años, cuando vivía en Barcelona, se juntó con una pandilla de daneses que la invitaron a navegar por las diminutas islas de su país durante más de un mes a bordo de su velero. Toda una experiencia vikinga.

¿Tenía experiencia en el mar?

Qué va. Yo soy más de montaña, pero por suerte el padre de uno de mis amigos era el capitán y los demás sabían lo que hacían. Íbamos a vela y solo encendíamos el motor para atracar. Un día casi me caigo por la borda porque no escuchaba bien cuando me dijeron que me apartase, pero luego al final me hacían trabajar a mí también: calcular las distancias, la velocidad del viento…

¿Por dónde pasaron?

Por cientos de islas del archipiélago de Funen. Muchas están despobladas y son pequeñísimas. Quienes no disponen de barco pueden recorrer bastantes de ellas con ferri. Recuerdo algunas muy curiosas, como una isla-cementerio o la que está llena de estatuas de la gente ilustre de Dinamarca. También veías muy bien cómo vivían los vikingos. Me llamaba la atención que las camas eran como de niño. Y yo siempre me los había imaginado como seres enormes.

¿Comían y dormían a bordo?

Bueno, comer…, eso fue toda una experiencia también. Tomábamos solo pan negro con mantequilla y un trozo de pimiento rojo o verde encima. Y por la mañana, una taza de café muy claro. Solo el día de mi cumpleaños abrieron una lata de albóndigas, en plan lujo.

¡Menuda austeridad calvinista!

Yo creo que esa familia era muy exagerada con ese tema. Simplemente, no le daban importancia a la comida. Pensaban que era mejor invertir el tiempo en otras cosas. Me chocaba mucho porque tanto la cultura española como la coreana son todo lo contrario.

Así que no probó usted los platos de René Redzepi en el Noma ni toda esa gastronomía escandinava que está tan de moda.

Nada, nada, solo el pescado macerado a la danesa.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información