Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Guía de la capital de Alemania

Quiero ir a Berlín

Los mejores reportajes sobre la ciudad publicados en 'El Viajero'. Planes gratuitos, alojamientos baratos, recorridos ciclistas y marcha hasta el amanecer

Viajar a Berlín Ampliar foto
Una cafetería en Unter den Linden con la Puerta de Brandenburg al fondo.

La capital de Alemania es imponente y canalla. Sus calles recogen la esencia de la historia del siglo XX -de los restos del muro al Checkpoint Charlie- mientras sus parques y su red de carril bici la sitúan entre las ciudades más modernas de Europa. Berlin es 'gayfriendly' y está llena de arte callejero y buena arquitectura. Y no es nada cara: barrios como Friedrichshain o Kreuzberg son mucho más económicos para comer y dormir que muchas capitales de su entorno. Repasamos los mejores reportajes publicados sobre esta urbe en 'El Viajero'.

En la Guía de Berlín desgranamos hoteles, restaurantes y planes para sacar el máximo partido a una ciudad que cuenta con más de 800 kilómetros de carril bici, 2.500 zonas verdes y el barrio con mayor tasa de natalidad de toda Europa, el de Prenzlauer Berg. Para no gastar mucho desde el principio conviene apuntarse estos diez sitios originales y baratos para alojarse. Otra opción muy económica es alquilar una casa por días: aprende cómo hacerlo sencillamente siguiendo estos consejos. O, si lo prefieres, puedes dormir en este hotel español experimental.

Murales de la East Side Gallery de Berlín pintados sobre los restos originales del Muro. ampliar foto
Murales de la East Side Gallery de Berlín pintados sobre los restos originales del Muro.

La bicicleta reina en Berlín. En este reportaje ofrecemos cinco planes ciclistas que van desde recorrer los 191 kilómetros del muro a subir al monte del Diablo o pedalear hasta el lago Liepnitz. En este otro, repasamos varios planes berlineses gratuitos, de galerías y museos a rastrillos de segunda mano. Si queremos comer barato, la mejor opción es un kebab, plato que se inventó aquí: en estos cuatro locales sabe delicioso. Si quieres más propuestas puedes ver esta galería de fotos con 15 lugares económicos pero sexis.

Ciclistas paseando por la East Side Gallery de Berlín al atardecer. ampliar foto
Ciclistas paseando por la East Side Gallery de Berlín al atardecer.

Caminar por la capital alemana es darse un paseo por la historia. La urbe guarda el recuerdo de su pasado nazi, condensado en el estremecedor museo que se levanta en el solar que fue sede de las SS, y de su época comunista, como puede verse en el Museo de la Stasi (la policía de la RDA) y en las estatuas de Marx y Engels. Histórico, sin duda, es el muro que dividió a la ciudad durante la guerra fría: visitar los trozos que todavía quedan en pie es una experiencia imprescindible. Y muy turística: la East Side Gallery es el segundo punto más visitado de la capital alemana. Aunque los grafitis no están solo aquí: estos son otros lugares para ver arte callejero.

El mercado de Hackescher, en Berlín. ampliar foto
El mercado de Hackescher, en Berlín.

El ocio LGTB también tiene un papel protagonista: la ciudad ha sido escaparate de libertad sexual desde los dorados años veinte. Los barrios de Schoneberg (donde se celebra el Orgullo Gay), Kreuzberg y Prenzlauerberg cuentan con clubes, bares y restaurantes muy diversos. Y en Berlín no hay hora de cierre. Si quieres seguir la diversión, pasa por Kreuzkölln y Friedrichshain, dos barrios jóvenes y mestizos. También puedes bailar en el mítico Nasti, un club que tiene una nueva vida en Berlín tras cerrar en Madrid.

Parque en los terrenos del antiguo aeropuerto de Tempelhof, en Berlín. ampliar foto
Parque en los terrenos del antiguo aeropuerto de Tempelhof, en Berlín.

La ciudad son sus parques. En esta noticia repasamos cinco zonas verdes, de Tempelhof a Viktoria Park; en esta otra hablamos de Sanssouci, el Versalles berlinés. Al oeste está Charlottenburg, a orillas del río Spree, con brillantes jardines y un castillo. Tampoco hay que dejar pasar las terrazas: estas cinco 'biergärten' son muy pintorescas. Si vas en invierno y hace mal tiempo, no te preocupes: aquí tienes cuatro planes para disfrutar de la ciudad con el frío.

Se pueden hacer rutas muy distintas, desde una por los edificios más altos de la capital a otra siguiendo los tubos rosas, esos festivos conductos que liberan del agua los cimientos. Si te apetece ver cómo era la ciudad antes de la Segunda Guerra Mundial, lo mejor es un paseo por el barrio de Nikolaiviertel; si buscas algo más alternativo, te proponemos una vuelta de la mano de Jan Ole Gerster, director de 'Oh Boy'. Y ya que hablamos de cine, estos son los diez sitios recomendables para amantes del séptimo arte en la ciudad donde se celebra la Berlinale. Tampoco nos olvidamos de leer: aquí se pueden encontrar varias librerías en español.

Semáforo en Berlín. ampliar foto
Semáforos con el Ampelmännchen delante de una tienda de la marca creada a partir de este símbolo.

Antes de volver, dos recomendaciones de instantáneas típicas pero imprescindibles: ve a la parte Este de la ciudad y hazte una foto junto al hombrecillo del semáforo, auténtico símbolo berlinés; y no te vayas sin hacerte un selfi en la Puerta de Brandenburgo.

¿Quieres más planes en Berlín? Pincha en este enlace.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información