Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por el corazón de África

Emociones fuertes y encuentros inesperados en diez viajes clásicos para iniciarse en el continente africano

  • Es un continente inmenso que promete emociones fuertes. Pero hay que comenzar por algún sitio. Proponemos las 10 aventuras más clásicas con las que los grandes viajeros suelen adentrarse en el corazón de África, como un safari fotográfico por el delta del Okavango, en Botsuana.
    1Es un continente inmenso que promete emociones fuertes. Pero hay que comenzar por algún sitio. Proponemos las 10 aventuras más clásicas con las que los grandes viajeros suelen adentrarse en el corazón de África, como un safari fotográfico por el delta del Okavango, en Botsuana. Ir a noticia
  • La arenas del Hoggar, en el sur de Argelia, se extienden entre las cordilleras más impresionantes del desierto del Sáhara. Partiendo desde la ciudad de Tamanrasset, hacer senderismo aquí junto a guías tuareg es como viajar en el tiempo.
    2La arenas del Hoggar, en el sur de Argelia, se extienden entre las cordilleras más impresionantes del desierto del Sáhara. Partiendo desde la ciudad de Tamanrasset, hacer senderismo aquí junto a guías tuareg es como viajar en el tiempo.
  • Los safaris fotográficos suponen la aventura más clásica y también la más accesible. Se pueden practicar en casi todo el continente aunque hay ciertos paraísos para fotógrafos en los parques naturales de Kenia, Tanzania, Zimbabue o Sudáfrica. En la foto, la reserva de Moremi, en Botsuana.
    3Los safaris fotográficos suponen la aventura más clásica y también la más accesible. Se pueden practicar en casi todo el continente aunque hay ciertos paraísos para fotógrafos en los parques naturales de Kenia, Tanzania, Zimbabue o Sudáfrica. En la foto, la reserva de Moremi, en Botsuana.
  • No hay forma más peculiar para conectar con la naturaleza de Botsuana (en la imagen, el delta del Okavango) que desde lo alto de un elefante africano. Y no hace falta cazarlos. La gran aventura es fotografiarlos y conocerlos de cerca. En este tipo de safaris, no solo se ve la fauna desde las alturas, sino que se interactúa, se nada y se camina junto a este gran mamífero y su manada.
    4No hay forma más peculiar para conectar con la naturaleza de Botsuana (en la imagen, el delta del Okavango) que desde lo alto de un elefante africano. Y no hace falta cazarlos. La gran aventura es fotografiarlos y conocerlos de cerca. En este tipo de safaris, no solo se ve la fauna desde las alturas, sino que se interactúa, se nada y se camina junto a este gran mamífero y su manada.
  • En Namibia los exploradores en todoterreno van directos hacia Skeleton Coast, un desierto litoral con playas envueltas por la niebla y salpicadas de descoloridos huesos de ballena y oxidados restos de naufragios, herencia de una extinta industria ballenera. Para redondear la experiencia excepcional, un viaje en avioneta permite ver alucinantes vistas de este desolado y espléndido paisaje lunar.
    5En Namibia los exploradores en todoterreno van directos hacia Skeleton Coast, un desierto litoral con playas envueltas por la niebla y salpicadas de descoloridos huesos de ballena y oxidados restos de naufragios, herencia de una extinta industria ballenera. Para redondear la experiencia excepcional, un viaje en avioneta permite ver alucinantes vistas de este desolado y espléndido paisaje lunar.
  • La mejor toma de contacto con la naturaleza africana es adentrarse a pie en el parque nacional del Serengeti (en la foto), en Tanzania, en un safari a pie a través de la sabana guiado por expertos masái y guardabosques que explican a los visitantes los secretos del ecosistema del parque.
    6La mejor toma de contacto con la naturaleza africana es adentrarse a pie en el parque nacional del Serengeti (en la foto), en Tanzania, en un safari a pie a través de la sabana guiado por expertos masái y guardabosques que explican a los visitantes los secretos del ecosistema del parque.
  • Cada año, de julio a octubre, más de un millón y medio de ñús y cebras se ponen en marcha desde el parque del Serengeti (Tanzania) en busca de los verdes pastos del Masái Mara, en Kenia. La mejor manera de contemplar este espectáculo es a caballo, pues no son temidos por los animales salvajes y permite acercarse lo máximo posible.
    7Cada año, de julio a octubre, más de un millón y medio de ñús y cebras se ponen en marcha desde el parque del Serengeti (Tanzania) en busca de los verdes pastos del Masái Mara, en Kenia. La mejor manera de contemplar este espectáculo es a caballo, pues no son temidos por los animales salvajes y permite acercarse lo máximo posible.
  • Aunque tradicional y turístico, un paseo en camello es la forma más pintoresca de sentir la magia del Sáhara. También, eso sí, puede resultar algo incómodo. A cambio, el viajero puede experimentar el estilo de vida de los nómadas bereberes, algo que va mucho más allá de las resplandecientes dunas de arena.
    8Aunque tradicional y turístico, un paseo en camello es la forma más pintoresca de sentir la magia del Sáhara. También, eso sí, puede resultar algo incómodo. A cambio, el viajero puede experimentar el estilo de vida de los nómadas bereberes, algo que va mucho más allá de las resplandecientes dunas de arena.
  • Al visitar Cape Coast y Elmina, los viajeros se encontrarán con los grandes centros de comercio de esclavos del África occidental. En el siglo XVII, centenares de miles de africanos fueron encerrados en las mazmorras de estas fortalezas antes de ser cargados como animales en los barcos que los alejarían de África para siempre.
    9Al visitar Cape Coast y Elmina, los viajeros se encontrarán con los grandes centros de comercio de esclavos del África occidental. En el siglo XVII, centenares de miles de africanos fueron encerrados en las mazmorras de estas fortalezas antes de ser cargados como animales en los barcos que los alejarían de África para siempre.