Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arquitectura murciana en jaque

Ruta por nuevos proyectos arquitectónicos de Murcia junto a los dos creadores del prototipo de ‘Cosmo’, que se expondrá en el MoMA

Anexo del Ayuntamiento de Murcia, de Rafael Moneo Ampliar foto
Anexo del Ayuntamiento de Murcia, proyectado por Rafael Moneo, en la plaza Cardenal Belluga.

Joaquín García Vicente (Murcia, 1987) y Tatiana Poggi (Buenos Aires, 1988) son dos jóvenes promesas de la arquitectura y cofundadores del equipo Fuzzy Office, que construyó la maqueta y los prototipos de Cosmo, el proyecto que llevará a Andrés Jaque al MoMA de Nueva York el próximo verano. Tati es, además, @huachaferias, una pequeña estrella de Instagram, mientras Joaquín escribe en sus pocos ratos libres en el blog El hombre orquesta digital.

Los jóvenes, modernos, apasionados y divertidos, nos presentan algunos de los edificios alternativos a la burbuja inmobiliaria de Murcia, ejemplos extraordinarios de la arquitectura española más moderna, de gran calidad y fruto de mentes de renombre. Alabadas y criticadas casi en igual medida, quizá esta sea la prueba de la contemporaneidad y el valor de estas obras.

01 Moneo y café expreso

Comenzamos desayunando en la plaza Cardenal Belluga, centro histórico de la ciudad, contemplando al contraluz el anexo al Ayuntamiento, diseñado por el ganador del prestigioso premio Pritzker Rafael Moneo. El gran reto del arquitecto fue diseñar un edificio administrativo moderno y funcional frente a dos importantes monumentos históricos: la catedral y el palacio episcopal. Ocasionalmente, la partitura musical que refleja la fachada de Moneo es, además, escenario de los conciertos municipales gratuitos organizados con ocasión de diversas fiestas (Navidad, fiestas de Primavera, feria de septiembre).

02 Un mezquita bajo el museo

Al otro lado de la plaza se encuentra la iglesia principal de Murcia, con su torre de 92 metros, en cuya base está el museo de la Catedral, diseñado por el arquitecto Antonio Abellán como adición contemporánea en contraste con la estructura gótica original. Su elemento más distintivo es el suelo transparente del pasaje de entrada, que permite al visitante contemplar los cimientos de la mezquita sobre la que se construyó el templo católico.

03 Diseño en Frenería

Exterior de la tienda Quarta-Bulthaup, en la calle Frenería, en Murcia. ampliar foto
Exterior de la tienda Quarta-Bulthaup, en la calle Frenería, en Murcia.

Volviendo a la plaza Belluga y caminando hacia el edificio Moneo, encontraremos a su derecha la calle Frenería, que une la plaza de Belluga con la Gran Vía murciana. En ella hay una tienda de muebles que vuelve loca a nuestra fotógrafa. Quarta-Bulthaup no solo ofrece al cliente piezas de Aalto, los Eames o los hermanos Bouroullec; el propio local, proyecto del estudio Xpiral que dirige Javier Peña, merece la visita. Tras la fachada original del antiguo edificio, el espacio de exposición está recorrido por una enorme tubería de aspecto futurista que proporciona toda la climatización. Y, si es ya hora de comer, sin salir de la calle Frenería, Joaquín y Tati nos invitan a disfrutar de un concepto nuevo en esta ciudad de provincias, una hamburguesería gourmet, con finger food elaborada en su propia cocina, llamado Tiquismiquis Burger (Frenería, 10).

04 Café con solera

Para tomar café, podemos dirigirnos, rodeando de nuevo la catedral, a la calle Trapería, donde se encuentra la cafetería Drexco, de gran solera. Antes de llegar, pasaremos por un fabuloso ejemplo de renovación de fachada, llevado a cabo por Enrique Nieto y Fernando de Retes, que conservaron el aire del centro histórico imitando con su restauración la decoración de otros edificios de la calle, pero reinterpretándolo con un estuco tradicional aplicado a mano en dos capas de flores rojo pálido y granates.

05 Muralla integrada

Ya dijimos que, en esta ruta, habría también sitio para el turismo más tradicional. El Museo de la Muralla Árabe, en la plaza de Santa Eulalia, diseñado por ACM Arquitectos, es un tributo contemporáneo a la muralla que protegió la ciudad. Otros fragmentos de esta se han conservado integrados en edificios de nueva factura, como el restaurante Guerra y Paz (San Lorenzo, 7) del chef Javier Tornel, que ofrece cocina de producto elaborada de forma creativa, y el cóctel-bar del hotel Rincón de Pepe (Cánovas del Castillo, 54), con barra de champán, lo que siempre es un punto a favor para terminar la noche con estilo.

Más planes para una escapada a Murcia pinchando aquí

Más información