Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alacena de Canterbury

Un viejo almacén victoriano se ha reconvertido en el mercado ‘gourmet’ de la ciudad inglesa

Interior del mercado cubierto The Goods Shed, en la ciudad inglesa de Canterbury. Ampliar foto
Interior del mercado cubierto The Goods Shed, en la ciudad inglesa de Canterbury.

Junto a la estación oeste de tren, un robusto cobertizo de ladrillo visto acoge a The Goods Shed. Este mercado cubierto se ha convertido en uno de los enclaves predilectos para los foodies en Canterbury y desde que abrió sus puertas en 2002 ha desarrollado un concepto donde el producto local y de temporada se entremezcla con propuestas gourmet.

Este cobertizo contiguo a las vías del tren que se usaba para amontonar carbón y madera es ahora un paraíso gastronómico que nació con la idea de convertirse en un restaurante. Sin embargo, las dimensiones del almacén hicieron que su propietaria, Susanna Atkins, apostara por el potencial de los productores agrícolas locales, dotándoles de un espacio donde vender su género. La idea caló y, tras 12 años de funcionamiento, los puestos se han asentado creando un mercado gourmet estable donde se pueden comprar verduras y frutas, pescado, carnes, quesos, pan, dulces, vinos, cervezas, sidras…

“Los negocios se han consolidado y han creado empleo, así como presión a los supermercados”, explica Atkins, quien además admite que espacios como The Goods Shed han provocado que las grandes superficies inglesas cuenten cada día con más secciones destinadas al producto de kilómetro cero. Con una gran variedad de precios según productos, el almacén es el sitio ideal para iniciar un día de cocina. “Cocinar te garantiza saber lo que comes, es comida real y no hay que leer la etiqueta”, dice Atkins.

El espacio forma ya parte de la comunidad, es una familia, tal y como lo describe su propietaria, que se ha asentado en Canterbury para ofrecer materias primas cercanas y de calidad, desmarcándose de la impersonalidad de los supermercados. En The Goods Shed no existe el empaquetado y prevalece el género freso y local, que además introduce a los propios establecimientos del mercado en una simbiosis culinaria.

Cócteles y tapas en Wild Goose, uno de los puestos del mercado 'gourmet' The Goods Shed, en Canterbury (Inglaterra). ampliar foto
Cócteles y tapas en Wild Goose, uno de los puestos del mercado 'gourmet' The Goods Shed, en Canterbury (Inglaterra).

Porque en este “almacén de mercancías” también hay cabida para disfrutar de la comida. Se pueden comprar quesos y charcutería española y francesa para acompañar una cerveza o sidra local dentro del propio recinto. Además la panadería de Enzo cuenta con foccacias, pizzas, arancinis y distintos tipos de panes. Entre los puestos también se intercalan varios negocios como Wild Goose, diseñado para amenizar la tarde con un cóctel y para tapear, mientras que Whitstable Larder ofrece diversos productos típicos de la cocina inglesa.

Un toque español

Elaboración de uno de los plantos del restautante The Goods Shed, en Canterbury, dirigido por el chef español Rafael López.
Elaboración de uno de los plantos del restautante The Goods Shed, en Canterbury, dirigido por el chef español Rafael López.

El mercado cuenta también con un restaurante –idea primigenia para la que Atkins adquirió el almacén–, incluido por la revista Restaurant entre los 100 mejores del Reino Unido en 2014. Fiel a la filosofía del mercado, el 90% de su cocina se basa en productos locales y de temporada, aunque admite también algunas sorpresas españolas. “Es un restaurante de cocina tradicional de campo inglés pero con un toque español”, describe Rafael López, jefe de cocina del restaurante.

Natural de Linares (Jaén), López lleva más de una década liderando un equipo de más de 20 personas en The Goods Shed, por cuya carta asoman ingrediente como el aceite de oliva, el chorizo o el jamón. Es un menú que cambia dos veces al día para aprovechar al máximo el género que llega a la cocina. “Explotamos la expresión de cabo a rabo”, apunta.

Conversando sobre The Goods Shed, el chef español explica cómo durante los últimos tiempos en el Reino Unido se ha ido generando una asociación entre ambos conceptos –mercados de abastos y restaurante– para realizar un regreso a los orígenes gastronómicos. De la tierra al plato y del plato a la boca.

Más planes interesantes en Canterbury y alrededores pinchando aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información