Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Granada más allá de la Alhambra

Historia nazarí y multiculturalidad en cinco rincones imprescindibles y menos conocidos de la ciudad

La Alhambra vista desde el Paseo de los Tristes, en Granada. Ampliar foto
La Alhambra vista desde el Paseo de los Tristes, en Granada.

Granada es una ciudad pequeña pero llena de rincones de ensueño y lugares que son imprescindibles por su belleza. Contrastes artísticos, arquitectónicos, multiculturales e históricos se entremezclan por sus calles llenas de turistas en todas las épocas del año. La Alhambra y Sierra Nevada son sus principales atractivos, pero ni mucho menos los únicos, conozcamos algunos más a fondo.

01 Paseo de los Tristes

Un agradable sol de mediodía es el momento ideal para adentrarse en el Paseo de los Tristes y dejar el centro de Granada por Plaza Nueva para inmiscuirnos en lo que se asemeja al retrato de un bello pueblo con el río Darro como principal atractivo. Podemos seguir este singular paseo y pararnos en alguno de sus múltiples bares de tapas. Al llegar al final del camino empedrado veremos la Alhambra a la derecha, a la cual podemos subir a través del paseo del Rey Chico, cruzando el río, o bien ascender, hacia la izquierda, la Cuesta del Chapiz para adentrarnos en los escarpados barrios del Albaicín o el Sacromonte, los de mayor esencia granadina.

02 Mirador de San Miguel Alto

Es el punto más alto de la ciudad y uno de los más bonitos puesto que nos ofrece una panorámica espectacular de Granada, en especial del Albaicín y del centro. Llegar allí no es fácil para los turistas más acomodados, aunque se puede acceder en coche. A pie, hay una buena cuesta que nos permitirá perdernos por las calles del Albaicín y del barrio del Sacromonte. La Ermita de San Miguel Alto corona el Cerro de nombre homónimo y fue originariamente una mezquita construida en época nazarí debido a su posición estratégica. En la parte posterior del mirador podemos observar Sierra Nevada y los pinares del valle del Darro, para bajar después hacia la otra parte del Sacromonte. Quienes lo visiten el domingo más cercano al 29 de septiembre podrán disfrutar de una modesta pero curiosa romería.

03 La Alcaicería

Callejuelas de la Alcaicería de Granada. ampliar foto
Callejuelas de la Alcaicería de Granada.

Es otro de los vestigios nazaríes de la ciudad. Asombroso y lleno de vida, multiculturalidad y turistas. Situado en el centro de la ciudad, en las inmediaciones de la Catedral, actualmente alberga tiendas de recuerdos o souvenirs pero en época nazarí la Alcaicería de Granada era un barrio de callejuelas en las que se encontraba el zoco, donde se fabricaba y vendía la seda. Este enclave es de una singular belleza y está muy bien conservado. Merece la pena perderse por sus callejones y comprar algo de la artesanía granadina más típica.

04 Mezquita

Vistas desde la Mezquita de Granada, con el perfil de Sierra Nevada al fondo. ampliar foto
Vistas desde la Mezquita de Granada, con el perfil de Sierra Nevada al fondo.

Todos los turistas que visitan Granada pasean por las calles del barrio del Albaicín hasta llegar a uno de los miradores más famosos de la ciudad, el de San Nicolás. Sin embargo, pocos conocen que a tan solo unos metros de allí, en la misma plaza, se encuentra una Mezquita construida en el año 2003 que nos ofrece una visión inmejorable y menos concurrida de la Alhambra y los Jardines del Generalife. La Mezquita, la primera construida en Granada desde la caída del Reino Nazarí en 1492, cuenta con el centro de oración pero también con un bello jardín desde el que se puede contemplar el conjunto histórico de la Alhambra y un Centro de Estudios donde se realizan conferencias y cursos relacionados con el Islam y el legado islámico en España.

05 Homenaje a García Lorca

La antigua residencia de verano de la familia García Lorca, en Granada, reconvertida en Casa Museo. ampliar foto
La antigua residencia de verano de la familia García Lorca, en Granada, reconvertida en Casa Museo.

El Parque Federico García Lorca es un parque público dedicado al poeta granadino situado en el barrio de Camino de Ronda, la antigua Vega de Granada. El fenomenal escritor de la Generación del 27, muy querido y reconocido en la ciudad, pasó en la casa que se encuentra en el interior del recinto los últimos diez veranos de su vida y en ella produjo obras de gran valor cultural como Romancero Gitano (1928) o La casa de Bernarda Alba (1936). El terreno, ubicado en la Huerta de San Vicente, fue comprado por el Ayuntamiento a la familia García Lorca en 1984 e inaugurado en 1995. La otrora residencia de verano de la familia García Lorca, hoy convertida en Casa Museo, constituye un lugar lleno de cultura e historias y un bonito rincón natural con una de las mayores rosaledas de Europa.

Más planes para una escapada a Granada pinchado aquí

Más información