Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘kit’ del ornitólogo

Breve guía de nuevas tecnologías al servicio de la observación de aves. Lo que no puede faltar en ninguna mochila de 'birdwatchers' son unos buenos prismáticos

Un hombre observa aves camuflado entre la hierba alta.
Un hombre observa aves camuflado entre la hierba alta.

Observar aves es muy fácil. Cualquier entorno en España, urbano o rural, garantiza la identificación de 20 o 30 especies sin mucha dificultad, incluidas aves rapaces y marinas. Pero para ello hay que tener predisposición, preparación y un equipo de observación adecuado.

Contamos con dos profesionales que en su quehacer diario necesitan estar a la última en tecnología óptica e informática para avanzar en sus trabajos de avistamiento, estudio y conservación de la avifauna. Antes, recordamos que en toda mochila de cualquiera que se inicie en la afición de observar aves (birdwatching en inglés) no deben faltar unos prismáticos y una guía de identificación de especies. Por 130 euros se pueden conseguir ambas.

Para empezar, no conviene tirarse a por los prismáticos que más aumenten la imagen. Con unos de 8x30, que significa que la imagen enfocada se aumenta ocho veces y el diámetro del objetivo o lente de salida es de 30 mm, es suficiente. Otra medida habitual y recomendable es 10x40. Otro consejo: visitar tiendas especializadas donde dejen probar el material a placer.

Dejemos ahora que dos técnicos de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), Luis Martínez, del departamento de educación ambiental, y Juan Carlos del Moral, del de seguimiento de aves, nos guíen sobre lo último para mejorar esas prestaciones.

Los prismáticos Aculon A211 8X42 de Nikon.
Los prismáticos Aculon A211 8X42 de Nikon.

Prismáticos

“A mí me encantan los Swarovision 8x32 de Swarovski porque son pequeños, cómodos y con buena luminosidad, o los Victory HT 10x42 de Zeiss”, comenta Luis Martínez. Hemos comenzado con los Mercedes de los prismáticos, indicados para personas que puedan pagar casi 2.000 euros para dotar de una calidad extrema a sus observaciones. “A partir de aquí –prosigue–, en gamas medias (entre 300 y 600 euros) citaría a una marca incipiente, Kite, y otra más consolidada, Steiner, entre otras muchas; y en la más económica, los 8x42 Aculon de Nikon (100 euros)”.

Telescopios y trípodes

Un trípode de la marca Celestron.
Un trípode de la marca Celestron.

“Cuidado con las ofertas de centros comerciales o bazares baratos en telescopios y trípodes”. Es una advertencia generalizada ante la compra de una herramienta que permite dar un paso más en el nivel de afición a la observación de aves: el telescopio y un buen trípode que lo asiente. “Es mejor que el cabezal del trípode sea de vídeo”. Primera recomendación de Luis Martínez para asegurar la estabilidad de la visión de telescopios, que pueden llegar a aumentar la imagen 75 veces, y entre los que vuelve a decantarse por marcas top: “La gama modular ATX de Swarovski y los Kowa TSN de lente de fluorita”. Hablamos de entre 2.000 y casi 4.000 euros. Que no tiemblen los bolsillos: además de la segunda mano, también recomienda marcas más asequibles y confiables, entre otras Celestron y Nikon (entre 300 y 500 euros). Hay que recordar que un buen trípode añade de 200 a 300 euros a la cuenta.

Una cámara fotográfica Lumix de Panasonic.
Una cámara fotográfica Lumix de Panasonic.

Cámaras fotográficas

Captar una imagen de una rapaz posada a 100 metros o de una gaviota o un pájaro carpintero a 20. Hasta hace poco la técnica que dominaba en este campo era el digiscoping (adaptar una cámara fotográfica a un telescopio). Dejando aparte otro recurso más de andar por casa, acoplar un teléfono móvil al telescopio, Luis Martínez añade las cámaras bridge: “Por 400 a 600 euros tienes Canon o Panasonic Lumix con un zoom muy potente, de 1.200 mm”. Más caras salen las réflex de toda la vida, pero Martínez resalta “la calidad que aportan unos buenos objetivos 150-600 mm de Tamron o Sigma”.

Aplicaciones móviles

Captura de pantalla de la 'app' de SEOBirdlife.
Captura de pantalla de la 'app' de SEO/Birdlife.

Guía de las aves e itinerarios ornitológicos de España de SEO/BridLife. Esta aplicación para dispositivos Android y Apple, gratuita y con información de 563 especies (incluye 200 vídeos y 300 cantos), es el complemento tecnológico ideal al equipo óptico. Pero hay más. Juan Carlos del Moral afirma que “las nuevas tecnologías permiten practicar ya ciencia ciudadana y no solo mejorar las observaciones, sino compartirlas para ayudar a conservar las especies, ya que la información sobre los 40 patos colorados y 100 gaviotas reidoras que estás viendo puedes subirla al momento a Internet”. SEO/BirLife ha añadido recientemente una aplicación para censos de aves acuáticas y a lo largo de este año sumará alguna más. Del Moral recomienda seguir la pista a plataformas como BirdTrack, Inaturalist y Cibertracker, donde se consiguen software y otras herramientas TIC para profundizar en el “pajareo científico” y más sofisticado.

Más información