Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Glasgow, ciudad de cine

El festival cinematográfico muestra la devoción cinéfila de la urbe escocesa

El mexicano Gael García Bernal presentará aquí su película 'Rosewater'

Noche inaugural del Glasgow Film Festival 2015 a las puertas del antiguo café Cosmo, epicentro del certamen. Ampliar foto
Noche inaugural del Glasgow Film Festival 2015 a las puertas del antiguo café Cosmo, epicentro del certamen.

Ya está en marcha la undécima edición del Festival de Cine de Glasgow, cuya gala de apertura, celebrada el pasado 18 de febrero, acogió el estreno europeo del nuevo film de Noah Baumbach, While We're Young. A lo largo del certamen se podrán ver otros 33 estrenos de películas y documentales británicos, entre los que destacan Still Alice, con Julianne Moore, Rosewater, una película escocesa con Gael García Bernal o La Sal de la Tierra, de Wim Wenders. Force Majeure, de Ruben Östlund’s, pondrá el broche final a casi dos semanas de eventos en un festival que, pese a su corta vida, se ha convertido ya en un referente cultural británico.

La relación de amor entre el cine y Glasgow tiene pedigrí y viene de largo. En los años 30, la urbe escocesa contaba con más salas de proyección por habitante que cualquier otra ciudad del mundo. En 1939 se inauguró el Café Cosmo, el primer cine dedicado a las obras de autor fuera de Londres y realizado con un peculiar estilo art déco.

Antiguas pistas de patinaje, almacenes y hasta patios traseros de bloques de pisos fueron convertidos en salas cinematográficas. Muchas de ellas cayeron en desuso y se hundieron; otras, reconvertidas en bingos, centros comerciales, tiendas o bares mantienen aún la grandiosidad arquitectónica de una época en la que ir al cine era toda una ceremonia. Hoy Glasgow sigue siendo esa ciudad ligada al séptimo arte: recientemente sirvió de escenario a taquillazos de Hollywood como Guerra Mundial Z o and Fast & Furious 6, y por aquí pasó Scarlett Johansson para rodar Bajo la piel.

El viejo café Cosmo, ahora llamado Glasgow Film Theatre, es la sede principal del festival, que se despliega por diferentes barrios de la ciudad escocesa. ampliar foto
El viejo café Cosmo, ahora llamado Glasgow Film Theatre, es la sede principal del festival, que se despliega por diferentes barrios de la ciudad escocesa.

Para celebrar esta ciudad de cine, la edición del festival de este año ha dado realce a la sección Cinema City que, como en años anteriores, transportará a los cinéfilos a lugares insospechados esparcidos por todos los barrios. La imponente biblioteca Mitchell Library albergará una exposición de objetos del recuerdo aportados por los amantes del cine de la ciudad; la Queen’s Cross Church, la única iglesia diseñada por el arquitecto modernista Charles Rennie Mackintosh, servirá de escenario para la proyección de una historia de amor.

Las actividades se extenderán por el mapa urbano. En el antiguo edificio del Gremio de Mercaderes se celebrará una fiesta tipo Cluedo para acompañar la proyección de Asesinato en el Orient Express y la Galería de Arte Moderno ofrecerá el debut escocés del Festival de Cine Felino en Internet. Esta rara cartografía festivalera se completa con museos, cervecerías y antiguos cines convertidos en discotecas o salas de conciertos donde se rinde homenaje al maridaje entre el cine y la música.

Estrenos, visitas de directores y actrices famosas, pasarelas y alfombras rojas… Aquí se mezclan los ingredientes de cualquier festival, pero lo que distingue a este certamen es la celebración de la ciudad misma, su carácter inclusivo y colectivo.

¿Vas a viajar a Glasgow? Pincha aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.