Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

10 formas de disfrutar en el desierto

Surfear en una duna, rutas en todoterreno, visitar yacimientos arqueológicos o una divertida carrera de 'blokarting', impulsados por el viento

  • Inmensos y abrasadores, o fríos y desolados, como los blancos desiertos de la Antártida, son escenarios perfectos para las más descabelladas aventuras. Es hora de apretar los dientes, protegerse los ojos y lanzarse a por 10 retos con un punto de locura. Como una ruta en todoterreno por el Rub al Khali, el desierto más grande del mundo, en la Península Arábiga.
    1Inmensos y abrasadores, o fríos y desolados, como los blancos desiertos de la Antártida, son escenarios perfectos para las más descabelladas aventuras. Es hora de apretar los dientes, protegerse los ojos y lanzarse a por 10 retos con un punto de locura. Como una ruta en todoterreno por el Rub al Khali, el desierto más grande del mundo, en la Península Arábiga.
  • El 'sandboard' (snowboard sobre arena) es uno de los grandes atractivos del Cerro Blanco, la duna más alta del mundo (1.176 metros), en el desierto peruano de Sechura. El otro son las cercanas y enigmáticas líneas de Nazca.
    2El 'sandboard' (snowboard sobre arena) es uno de los grandes atractivos del Cerro Blanco, la duna más alta del mundo (1.176 metros), en el desierto peruano de Sechura. El otro son las cercanas y enigmáticas líneas de Nazca.
  • La Ocean Floor Race es una experiencia apta para muy pocos (y preparados): un ultramaratón que requiere orientarse por un desierto trufado de rocas con surrealistas formas. Bienvenidos al White Desert, en Egipto, que hace 200 millones de años estaba sumergido bajo el mar.
    3La Ocean Floor Race es una experiencia apta para muy pocos (y preparados): un ultramaratón que requiere orientarse por un desierto trufado de rocas con surrealistas formas. Bienvenidos al White Desert, en Egipto, que hace 200 millones de años estaba sumergido bajo el mar.
  • Ivanpah Lake, un polvoriento lago seco a 65 kilómetros de Las Vegas (Nevada), es el paraíso del 'blokarting', un deporte que consiste en recorrer el desiero (el de Mojave, en este caso) a bordo de vehículos ligeros de tres ruedas impulsados por el viento.
    4Ivanpah Lake, un polvoriento lago seco a 65 kilómetros de Las Vegas (Nevada), es el paraíso del 'blokarting', un deporte que consiste en recorrer el desiero (el de Mojave, en este caso) a bordo de vehículos ligeros de tres ruedas impulsados por el viento.
  • La impresionante diversidad del desierto de Gobi es para caerse del caballo: desde las formaciones rocosas de Baga Zorgol Hairhan Uul hasta las dunas de Arburd y las impresionantes estepas mongolas, antaño hábitat de las mayores manadas de caballos que ha conocido el planeta.
    5La impresionante diversidad del desierto de Gobi es para caerse del caballo: desde las formaciones rocosas de Baga Zorgol Hairhan Uul hasta las dunas de Arburd y las impresionantes estepas mongolas, antaño hábitat de las mayores manadas de caballos que ha conocido el planeta.
  • En el desierto de Judea (Israel) se puede desde hacer barranquismo, y mojarse, en los Altos del Golán (en la foto), hasta descender con cuerdas hasta el fondo del cañón de Qumránel, donde se hallaron los Manuscritos del Mar Muerto.
    6En el desierto de Judea (Israel) se puede desde hacer barranquismo, y mojarse, en los Altos del Golán (en la foto), hasta descender con cuerdas hasta el fondo del cañón de Qumránel, donde se hallaron los Manuscritos del Mar Muerto.
  • El macizo Brandberg, que preside el desierto del Namib, el más antiguo del planeta, tienta tanto a alpinistas como a amantes de la arqueología: es la montaña más alta de Namibia y acoge, además, la Snake Rock Cave, una cueva famosa por sus pinturas rupestres, descubiertas en 1918.
    7El macizo Brandberg, que preside el desierto del Namib, el más antiguo del planeta, tienta tanto a alpinistas como a amantes de la arqueología: es la montaña más alta de Namibia y acoge, además, la Snake Rock Cave, una cueva famosa por sus pinturas rupestres, descubiertas en 1918.
  • El desafío ciclista es subir al Jabal Hafeet, un monte de 1.249 metros de altura que emerge en el desierto de Al Ain (Abu Dhabi), a lo largo de 11,7 kilómetros, 21 agotadores recodos y una pendiente media del 8%. Arriba espera la recompensa: las vistas desde la terraza del hotel Mercure.
    8El desafío ciclista es subir al Jabal Hafeet, un monte de 1.249 metros de altura que emerge en el desierto de Al Ain (Abu Dhabi), a lo largo de 11,7 kilómetros, 21 agotadores recodos y una pendiente media del 8%. Arriba espera la recompensa: las vistas desde la terraza del hotel Mercure.
  • Así se conoce al desierto de Simpson: 'el velódromo de Satán'. Y es que acoge una brutal prueba de bicicleta de montaña (Simpson Desert Challenge) en pleno 'outback' australiano: 10 etapas y 560 kilómetros trufados de dunas, lagos salados y espejismos.
    9Así se conoce al desierto de Simpson: 'el velódromo de Satán'. Y es que acoge una brutal prueba de bicicleta de montaña (Simpson Desert Challenge) en pleno 'outback' australiano: 10 etapas y 560 kilómetros trufados de dunas, lagos salados y espejismos.
  • La Antártida es uno de los grandes desiertos del mundo. Históricamente, el viento era el enemigo mortal de los exploradores que se adentraban en él camino del Polo Sur, pero los aventureros modernos lo han convertido en su aliado gracias al kite esquí, que los permite recorrer los campos de hielo antárticos impulsados por cometas que aprovechan la fiereza del viento catabático.
    10La Antártida es uno de los grandes desiertos del mundo. Históricamente, el viento era el enemigo mortal de los exploradores que se adentraban en él camino del Polo Sur, pero los aventureros modernos lo han convertido en su aliado gracias al kite esquí, que los permite recorrer los campos de hielo antárticos impulsados por cometas que aprovechan la fiereza del viento catabático.
  • Una aventura clásica para terminar: recorrer y explorar en camello el deserito de Rub al-Jali, la mayor extensión desértica del mundo que ocupa una quinta parte de la Península Arábiga y se extiende por zonas de Arabia Saudí, Yemen, Emiratos Árabes y Omán.
    11Una aventura clásica para terminar: recorrer y explorar en camello el deserito de Rub al-Jali, la mayor extensión desértica del mundo que ocupa una quinta parte de la Península Arábiga y se extiende por zonas de Arabia Saudí, Yemen, Emiratos Árabes y Omán.