Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carnaval sambeño en Badajoz

Once pistas para no perderse lo mejor de la fiesta más popular y loca de la ciudad pacense, del 13 al 17 de febrero

Una de las comparsas durante el desfile del Carnaval de Badajoz (Extremadura). Ampliar foto
Una de las comparsas durante el desfile del Carnaval de Badajoz (Extremadura).

En Badajoz, el Carnaval dura todo el año. A los pacenses les vuelve locos pintarse la cara, colocarse una peluca, coger la turuta o la percusión, y salir a calle. Meses de preparativos llegan a su fin en febrero cuando la ciudad se llena de color, alegría, cánticos y ritmos sambeños. Se trata de uno de los carnavales más populares de España junto a los de Cádiz y Tenerife, aunque con un puntito mayor de locura. Te proponemos una breve guía con algunas de las cosas que debes tener en cuenta si visitas a Badajoz durante el Carnaval 2015.

01 Disfrázate

Da igual lo que te pongas pero disfrázate. En Badajoz, durante los cuatro días que dura el Carnaval (del 13 al 17 de febrero) es raro ver a alguien sin disfrazar. Hay que ponerse alguna máscara sí o sí. Si no tienes disfraz o te falta algún detalle puedes pasarse por Casa Espada (San Juan, 20). Más de 120 años avalan a esta tienda que, según su propio slogan, está “preparada para cualquier batalla”. Situada en pleno casco antiguo de Badajoz, es parada obligada para todos los carnavaleros.

02 Que no se apague la mecha

No siempre se acierta con el personaje que ofrece el pregón de los Carnavales, pero lo que es seguro es que marca el pistolezo de salida para varios días de juerga sin freno. Los Chunguitos, Tam Tam Go, Soraya Arnelas, o Desván del Duende son algunos de los extremeños que han pregonado las fiestas más importantes de la capital. Un buen puñado de personas se juntan frente al balcón del Ayuntamiento, en la Plaza de España, deseando más que comience la fiesta que escuchar lo que en demasiadas ocasiones ha terminado siendo un aburrido discurso. Ah, acude al pregón con el disfraz ya puesto para no perder ni un sólo minuto de celebración.

Arte e ingenio en el concurso de Murgas del Carnaval de Badajoz. ampliar foto
Arte e ingenio en el concurso de Murgas del Carnaval de Badajoz.

03 Dar la murga

Si eres un verdadero fan de las murgas podrás aguantar dos días al raso para conseguir entradas para el concurso en el Teatro López de Ayala (Plaza Minayo, s/n), que supera la treintena de ediciones y al que acuden agrupaciones de toda la provincia. Buena música, letras con mucha gracia y mucho oficio para un certamen que este año pondrá en la picota a Monago y sus viajes a Canarias, a Rajoy, y a otros protagonistas de la política local, regional y nacional.

04 Desfile multicolor

Badajoz también tiene su sambódromo. Más de 70 agrupaciones entre comparsas, artefactos y grupos menores, protagonizan el desfile del domingo en el que las coreografías y los ritmos harían temblar al mismísimo Carlinhos Brown. Se llegan juntar más de 2.000 personas, así que intenta coger un sitio a lo largo del recorrido para ver el desfile, puede ser una auténtica aventura. La fantasía se desborda e impregna las calles desterrando el aburrimiento.

05 Sede ‘oficial’

La sede oficial del Carnaval no es el Ayuntamiento, ni la Diputación, ni tan siquiera el Teatro López de Ayala. La sede oficial de don Carnal en Badajoz está en La Buhardilla (Santa María de la Cabeza, s/n). Un bar de reducidas dimensiones donde los carnavaleros pacenses se reúnen durante todo el año. Es dónde se discute si gustó más tal o cuál murga, si el jurado acertó o se confundió, si este año saldrán más o menos comparsas que otras veces… Aquí es carnaval 365 días al año.

06 Todo está en el centro

Hay tres puntos neurálgicos para vivir la fiesta. Dos de ellos se sitúan en el casco antiguo: las plazas de España y de San Atón, comunicadas por varias calles estrechas que en algún momento de la noche se pueden llenar de gente hasta el punto de que avanzar resulta imposible. Otra zona para los que gusten de los ritmos carnavaleros y sambeños es la plaza de Santa María de la Cabeza, a cinco minutos del centro. Literalmente está tomada durante los días de Carnaval por las comparsas, que pueden tirarse horas y horas haciendo retumbar su percusión. Algunos vecinos huyen durante estos días.

El entierro de la Sardina, que se celebra en el barrio de San Roque, pone punto final a los carnavales de Badajoz.
El entierro de la Sardina, que se celebra en el barrio de San Roque, pone punto final a los carnavales de Badajoz.

07 Los mejores días

La tarde y la noche del sábado la marcha es increíble. Hay tantísima gente por la calle que casi no se puede ni andar. Los bares sacan las barras a la calle y la música de los altavoces se mezcla con los ritmos sambeños de las comparsas. Otro día fuerte es el lunes por la noche, pues el martes es festivo en Badajoz.

08 El paraíso de las tapas

Algo bastante desconocido es que Badajoz es un paraíso para los amantes de las tapas. Desde las más sofisticadas hasta las más sencillas (pero irresistibles), el abanico es amplio. Se pueden degustar tanto a mediodía, cuando la marabunta del Carnaval baja un poco el ritmo, como por la tarde-noche, cuando comer bien amortiguará el efecto de las posteriores rondas de espiritosos. Para probar la cocina típica hay que ir a La Corchuela (Meléndez Valdes, 12), cuyas tapas de jamón ibérico están a la altura de la Torre de Espantaperros, y al Callejón de la Plazuela (Felipe Checa,2 ), con una carne a la brasa deliciosa.

09 En vaso largo

El Carnaval de Badajoz se vive en la calle, aunque también hay locales con propuestas más que interesantes alrededor del centro urbano. En la Sala Mercantil (Zurbarán, 10) pinchan música rock y hay cerveza Guinness. Si eres más de discotequeo, puedes ir al Kusso (San Blas, 14), un lugar donde pondrán seguro del último hit. Si buscas ambiente, Carmen (San Juan,3) es buena opción y si eres un apasionado del gintonic apunta el Samarkanda (Virgen de la Soledad, s/n) para tomar una copa en ambiente exótico.

10 Tuti fruti de tostadas

Después de una noche loca hay que desayunar en El Venero (Grupo Santa María, 49). Es tradición. Este bar no solo está acostumbrado a dar de desayunar a medio Badajoz, sino que acoge también a gente inquieta a altas horas de la madrugada. Se recomienda pedirse un buen plato de migas o, en su defecto, alguna de las ‘miles’ de tostadas diferentes que ofrecen.

11 Migas con anís

El popular barrio de San Roque, a 10 minutos caminando desde el centro, celebra el martes el entierro de la Sardina. Es un día festivo en Badajoz y por la mañana temprano se ofrece degustación de dulces, café con migas y anís. A media mañana, los bares y algunos particulares montan barras en la calle y ofrecen sardinas asadas aderezadas con vino o cerveza. Mientras, montones de plañideras de carnaval despiden a la sardina hasta el año siguiente, aunque en Badajoz es Carnaval todo el año.

Más información para un escapada a Badajoz aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.