Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Auckland se desmelena en K Road

Arte, fiesta y bohemia en Karangahape Road, una vía poco común y con mucha historia en el centro de la ciudad ‘kiwi’

Galerías, librerías, ropa vintage, antigüedades y arte urbano en Karangahape Road, más conocida como K Road, en Auckland. Ampliar foto
Galerías, librerías, ropa vintage, antigüedades y arte urbano en Karangahape Road, más conocida como K Road, en Auckland.

Galerías de arte, librerías de primera y segunda mano, tiendas de ropa vintage y antigüedades de todo tipo se alternan con sex shops y clubes de striptease, bares, restaurantes y cafés provenientes de cualquier lugar del planeta se encuentran en K Road, la calle mas interesante de Auckland. En esta vía conviven comercios, edificios históricos y uno de los más importantes cementerios de la ciudad. Sí, un campo santo. Y es que en esta calle te puedes encontrar absolutamente de todo en solo un kilómetro de recorrido, de día y de noche.

Karangahape Road, nombre original de esta famosa vía de la ciudad de Nueva Zelanda, proviene de la lengua maorí, pero su significado no está claro. La complejidad de su pronunciación motivó varios intentos de cambiar el nombre, especialmente a principios del siglo XX, y aunque este finalmente prevaleció, hoy es popularmente conocida como K Road.

En el pasado fue famosa por ser la cuna del Barrio Rojo de Auckland. Se erigió como una especie de patio trasero de la ciudad, donde llegaron a instalarse los más prestigiosos cabarés del momento, pero los conservadores pusieron reparos a un barrio donde se instauró un ambiente de juerga, bohemia y vida nocturna que, con matices, sigue presente hasta el día de hoy.

Ruta diurna

Muy temprano por la mañana, antes de que el sol comience a asomar, se pueden encontrar numerosos cafés listos para sentarse y relajarse con un buen desayuno, como Rebel, Revo –fácilmente identificable por su pintura gigante del Ché Guevara en la entrada–, Verona Kiwi Café Bar –que ocupa un hermoso edificio construido en 1923– o Coffix, que figura como una de los mejores referencias en Nueva Zelanda por su excelente relación calidad precio.

Quien vaya buscando curiosidades puede visitar The White Elephant, un lugar donde encontrará las más variopintas antigüedades: desde corbatas y sombreros hasta teléfonos, chapitas, monedas, discos de vinilo. Cualquier rastro de la historia de Nueva Zelanda puede ser descubierto entre el polvo y el desorden de alguno de sus pasillos, que acumulan también kilos y kilos de ropa de segunda mano entre los que hallar prendas en perfectas condiciones a precio de ganga. Cuestión de suerte y paciencia.

Una librería de segunda mano en K Road, en Auckland. ampliar foto
Una librería de segunda mano en K Road, en Auckland.

Para ropa más cuidada, pero igualmente alternativa, Cheap and Chips y Metro, con prendas usadas de calidad y a buen precio. Algo a considerar en Auckland, una de las ciudades más caras del mundo. En medio de tanta ropa usada y hipsters buscando los accesorios que combinen con su moustache, Leo O’Malley’s es una rareza. Una tienda de moda para caballeros –corbatas y corbatines, finos trajes, zapatos impecables, camisas elegantes y colleras– que se mantiene intacta, en el mismo lugar, desde 1935.

A la hora del almuerzo o de la cena hay decenas de propuestas diferentes: desde fast food chilena en Santiago’s hasta un restaurante alemán, Munich, pasando por una gran variedad de locales de sushi, kebabs y comida china, malaya, tailandesa, mexicana o coreana, entre otras.

Y después de comer, un poco de lectura, pues hay una amplia variedad de librerías en K Road. Las mejores están en St Kevin’s Arcade, un icónico edificio construido en 1922 sobre la famosa casa de la familia Keven, que data de 1853. El edificio conecta con Myers Park y en su interior cuenta con galerías de arte, tiendas de ropa, restaurantes, cafés y tiendas de libros de segunda mano, donde puedes encontrar montones de ofertas muy convincentes. En The Green Dolphine Books, por ejemplo, un par de ejemplares de Truman Capote, como Desayuno en Tiffany’s y El arpa de hierba, no cuestan más de siete euros. Dándote una vuelta por esta maravillosa construcción, no es raro dar con algo de música en vivo, danzas, exposiciones o cualquier tipo de manifestación artística. Un imperdible de la zona y muestra viviente de las entrañas de la historia de Auckland.

Ruta nocturna

En el subterráneo del St Kevin’s Arcade se encuentra Wine Cellar, un clásico bar kiwi con precios módicos y música en vivo la mayor parte de la semana. Si está buscando algo de rock alternativo neozelandés, este es el lugar. La lista de bares a lo largo de K Road es larga, con lugares como Charile’s o Saloon, pero la referencia principal de la vida nocturna de esta calle son los locales gay y los strip clubs.

Actuación de drag queens en The Family Bar, uno de los bares LGBT de K Road, en Auckland. ampliar foto
Actuación de drag queens en The Family Bar, uno de los bares LGBT de K Road, en Auckland.

Entre los primeros destaca el pintoresco Caluzzi, Bar and Cabaret, donde será atendido por llamativas drag queens. Para entrar hay que reservar una mesa con anticipación, suele estar siempre repleto. Dentro puede disfrutar de una cena diferente y de un show inolvidable, con performances musicales y exóticos bailes. Incluso a la hora de la cena suelen congregarse curiosos alrededor del local para intentar ver algo del espectáculo desde fuera. Si no consigue mesa, hay más opciones: Eagle, The Family Bar o el Legend Bar Club.

Entre los llamados clubes para caballeros el más famoso es Las Vegas Strip Club, uno de los pocos supervivientes de las noches de fiesta y lujuria de antaño. Abierto desde 1965, aguanta la dura competencia que le han presentado locales más modernos como Calendar Girls Cabaret, The Mermaid, Luxury Gentlemen’s club o The Splash Club, que ofrecen entrada gratis de cuando en cuando.

A cualquier hora

No todo sexo, desenfreno y rock and roll. K Road da para mucho más, como demuestra Symonds Street Cementery, en la intersección entre ambas calles. Es uno de los primeros cementerios urbanos construidos en la Nueva Zelanda colonial y el más antiguo de Auckland. Data de 1841, con la particularidad de que cruza ambas calles e incluso se extiende bajo el puente Grafton. Es de libre acceso y en él reposan más de 10.000 neozelandeses (incluido el primer Gobernador del país, William Hobson), entre frondosos árboles y herbaje que le dan a este lugar un toque realmente especial. Está declarado patrimonio histórico de Nueva Zelanda.

El cementerio de Symonds Street, el primero de Auckland, ubicado al comienzo de K Road. ampliar foto
El cementerio de Symonds Street, el primero de Auckland, ubicado al comienzo de K Road.

Completando la sección de sorpresas y rarezas de K Road está Lim Chhour, un enorme supermercado chino con los precios más convenientes del centro de Auckland, así como un gran número de peluquerías, tiendas de tatuajes y sex shops de coloridas vitrinas. Peaches and Cream, Pleasure Chest o The Grinder son solo algunos de los que sobresalen a primera vista, mostrando todo tipo de disfraces, juguetes eróticos y los últimos y novedosos títulos del cine porno en sus estanterías.

Y para finalizar, ¿por qué no una tienda militar? Army and Outdoors dispone de vestimenta, camuflaje y accesorios varios para esos momentos en que todos necesitamos disfrazarnos de Rambo. Y aunque suene raro, no lo es, porque nada es lo suficientemente raro en esta vía, la menos común y con más historia de la ciudad de Auckland.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.