Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Senderistas urbanitas en Murcia

La ciudad inaugura la ruta SL-MU que recorre ocho barrios y sus principales atractivos, incluyendo terrazas, museos, jardines y calles comerciales

Parque de Santo Domingo, en Murcia. Ampliar foto
Parque de Santo Domingo, en Murcia.

Los franceses lo llaman flânerie: vagar por la ciudad, callejear sin rumbo. Disfrutar de lo sencillo, dejarse sorprender por rincones de interés artístico y cultural, tomar un café o un aperitivo en una terraza con vistas al mundo, visitar parques y jardines o asomarnos a una galería, simplemente para absorber las impresiones que salen al paso. Caminar nos permite sintonizar con la urbe. Descubrirla. Sin grandes esfuerzos. Solo con caprichosas exploraciones de lo cercano. Se trata de encontrar el interés en lo pequeño y lo humilde.

El Ayuntamiento de Murcia ha dado a estos paseos urbanos, además, un sentido saludable. Si, como dicen los expertos, lo ideal para estar en forma es caminar al menos 10.000 pasos al día (unos 6,5-7 kilómetros), el sendero SL-MU 10, organizado en colaboración con la Federación de Montañismo regional, supone la mejor opción para cumplir dicho objetivo haciendo turismo.

El SL-MU 10 discurre por zonas ajardinadas y peatonales, cruza calles y avenidas por pasos de cebra y semáforos, y está señalizado como sendero homologado. Para los más entendidos, añadiremos que el tipo de recorrido es circular (comienza y termina en la Glorieta de España), de 6,7 kilómetros de longitud, con un desnivel de 0 metros, un tiempo estimado de una hora 40 minutos y dificultad baja.

Un ficus decimonónico en el parque de Floridablanca (Murcia). ampliar foto
Un ficus decimonónico en el parque de Floridablanca (Murcia).

Recomendado para cualquier estación del año, no está de más recordar al turista que en Murcia tenemos solo dos: verano e infierno. Así que es mejor evitar las horas centrales del día en caso de mucho calor, llevar gorra (hay zonas en que casi no hay sombras) y agua abundante. A menos que se recorra con espíritu absolutamente flâneur y disposición de parar a descansar en alguna de las terrazas más agradables de la ciudad, como BaoBar (Jardín botánico del Malecón), Palacete La Seda Bar (Jardín de la Seda), Café Moderno (Alfonso X el Sabio, 1D) o la heladería Bontà Gelato (plaza Santo Domingo, 10).

Una ventaja adicional del sendero es que, a pesar de tener su comienzo oficial en la Glorieta de España, junto al río, al ser circular y estar conectado con los ocho barrios de Murcia, se puede acceder a él desde cualquiera de ellos. Otra más que, si no eres de los exploradores urbanos dados a la indolencia, el sendero te llevará también por algunas de las calles comerciales más importantes (Trapería y Jaime I), así como por algunos de los museos y monumentos más apreciados de la ciudad (Museo Salzillo, Jardín del Salitre, Catedral), y te permitirá disfrutar de algunos de los árboles más antiguos de nuestros parques (Santo Domingo, Floridablanca).

Recorrer esta ruta, además, puede servir para hacer ejercicio y respirar aire fresco. Como es bien sabido, esta costumbre despeja la mente y favorece el riego sanguíneo, cosas que nos hacen sentir mejor y dan a nuestro cutis un rubor muy atractivo que algunas marcas venden embotellado, aunque, como decía Yves Saint Laurent, solo para las que no tienen pasión.

Más pistas para una escapada a Murcia