Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tapices flamencos en Pastrana

La localidad alcarreña expone cinco grandes telas del siglo XV que narran las hazañas bélicas del rey Alfonso V de Portugal

Uno de los tapices del siglo XV expuestos en el museo de la Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción
Uno de los tapices del siglo XV expuestos en el museo de la Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción

La princesa de Éboli o Santa Teresa pasaron parte de sus días en la Villa Ducal de Pastrana, en Guadalajara, localidad que evoca al visitante un paseo por la historia y que desde el mes de octubre permite viajar al pasado disfrutando de las hazañas de un rey. Para ello hay que adentrarse en la colegiata de Nuestra Señora de la Asunción, declarada bien de interés cultural en 2013, que acoge cinco espectaculares tapices flamencos del siglo XV que narran las conquistas africanas del rey Alfonso V de Portugal.

Entre ellos destacan los tapices flamencos datados entre 1472 y 1475 y atribuidos al taller Passchier Grenier, que representan El desembarco de Arcila, El Cerco de Arcila, El Asalto de Arcila y La Toma de Tánger, así como otras dos telas, también flamencas, de finales del siglo XV: El Cerco de Alcázar Seguer y La entrada de Alcázar Seguer.

El Museo de los Tapices de Pastrana reabre sus puertas después una profunda reforma realizada por el arquitecto Francisco Jurado. Una rehabilitación a la altura de esta impresionante colección de telas, tanto por su tamaño (miden cuatro metros de alto por 11 de ancho) como por su excepcional calidad técnica, lo que unido a su valor histórico llevó a la Fundación Carlos de Amberes a restaurarlos en 2008, ya que se encontraban en muy mal estado.

Seis años de trabajo ha llevado la restauración completa de los tapices expuestos en Pastrana (Guadalajara). ampliar foto
Seis años de trabajo ha llevado la restauración completa de los tapices expuestos en Pastrana (Guadalajara).

Después de seis años de trabajo restaurador, reconocidos con el Premio Europa Nostra 2011 en el apartado de conservación, la colección inició una gira de exposiciones por Europa y Estados Unidos con el fin de divulgar la importancia de este valioso patrimonio cultural. Regresaron a la colegiata de Pastrana en 2013 y ahora estrenan nuevo espacio expositivo en este museo recién rehabilitado.

En el museo se puede visitar también la cripta y la tumba de la princesa de Éboli, del siglo XVII, y contemplar el retablo de los Miranda, así como dos retratos sobre tabla de Don Juan Miranda con San Francisco de Asís y Doña Ana Hernández con San Juan Evangelista, pintados por Juan Bautista Maíno.

Pastrana cuenta, además, con un importante patrimonio histórico, como su Palacio Ducal, y en 2015, Año Teresiano, acogerá parte de los actos de conmemoración del quinto centenario del fallecimiento de Santa Teresa, que vivió en este ilustre municipio. Por ejemplo, una muestra dedicada a la poeta mística en el convento del Carmen.

Más propuestas en Guadalajara aquí