Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alma de vecindario

Hotel Urso, el estilo de los jardines de invierno en pleno corazón de Madrid

Habitación del nuevo hotel Urso, en el centro de Madrid. Ampliar foto
Habitación del nuevo hotel Urso, en el centro de Madrid.

Que te reconozcan al acceder por primera vez al hotel sin ser Lady Gaga o Justin Bieber es cosa del Big Data, las redes sociales y otras particularidades tecnológicas de esta nueva era digital. Gracias a una estrategia de conocimiento del cliente, practicada con oficio por toda la plantilla, establecimientos turísticos como este logran un nivel de confianza y satisfacción personal difícil de olvidar por quienes disfrutan de ese protagonismo ocasional que es el ser recibido con todos los honores de su nombre y apellidos.

Puntuación: 8,5
Arquitectura 8
Decoración 8
Estado de conservación 9
Confortabilidad habitaciones 9
Aseos 7
Ambiente 10
Desayuno 8
Atención 10
Tranquilidad 8
Instalaciones 7

Urso acaba de ser inaugurado con los exigentes atributos de un cinco estrellas en el centro modernista de la capital de España, enfrente del nuevo mercado de Barceló y próximo a la plaza de Alonso Martínez, con todo a mano para salir de compras o de cañas. El edificio, que fue sede de Papelera Española, acredita el clasicismo del arquitecto José María Mendoza Ussía (1886-1943), hoy redondeado por el interiorismo pulcro de Antonio Obrador. Una madrileña cosmopolita recién llegada del Caribe, Patricia Fernández, lo dirige con alta sensibilidad y pleno convencimiento de que la hospitalidad debe gozar de arraigo local. Esta cualidad, que hoy aflora en todo el mundo gracias al éxito de Airbnb y otras aplicaciones de economía colaborativa, conecta el hotel al vecindario, lo impregna de puro madrileñismo y lo relaciona con las actividades artesanas, culturales y sociales de sus habitantes.

Las flores que lo decoran proceden de la floristería vecina. La cerveza que se sirve en el bar es La Virgen en sus dos variedades, lager y ale, castizas ambas. Los cosméticos, con evocaciones a granada roja, han sido diseñados por Mónica Ceño para The Lab Room. Y así podríamos seguir hasta entrar en los detalles más finos de la lencería y las elaboraciones de The Table, un restaurante pop-up.

Anhelo de mimos

Todo aquí destila un profundo sabor a barrio. Un anhelo de ser mimado. Recepcionistas, camareros, personal de limpieza… Nadie eleva el tono de voz en su atención al huésped. Nadie perturba la atmósfera de serenidad lograda en los pasillos y salones. Espacios abiertos con múltiples islas de sillones orejeros, sofás para tumbarse y mesitas de estaño donde aposentar el aperitivo y las bebidas, escanciadas con mucha delicadeza. Todo huele a madera fina, a ropa fresca.

Interior del hotel Urso, con diseño de Antonio Obrador ampliar foto
Interior del hotel Urso, con diseño de Antonio Obrador

De los dormitorios no cabe ni una queja, si exceptuamos la angostura de la ducha en contraste con la amplitud de las alcobas. Pero las camas son excelsas y, descorridos los cortinajes, saludan mullidas la mañana desde los balcones que miran a los antiguos jardines del palacio de Villagonzalo.

Sin perder tiempo, conviene tomar posiciones en el invernadero de la entreplanta, donde comenzará a fluir el desayuno con esa encíclica tantas veces pontificada: los mejores desayunos de hotel requieren ser servidos en un jardín de invierno.

Hotel Urso

  • Categoría: 5 estrellas. 
  • Dirección: Mejía Lequerica, 8. 28004 Madrid. 
  • Teléfono: 914 44 44 58.
  • Internet: hotelurso.com
  • Instalaciones: garaje concertado por 30 euros al día, spa by Natura Bissé, sala de reuniones y banquetes para 100 personas, salón de estar, bar, comedor.
  • Habitaciones: 60 dobles, 18 suites. 
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; admite animales domésticos; transporte al aeropuerto. 
  • Precios:desde 168,30 euros la habitación doble, IVA incluido; desayuno, 14,30 euros, IVA incluido.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información