Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turistas entre fantasmas

De los trols de la playa de Vik, en Islandia, hasta el legendario castillo de Bran, hogar del Conde Drácula en Transilvania, nueve viajes deslumbrantes junto a gigantes, hadas y brujas

  • Elfos, monstruos, hadas, brujas, duendes e incluso vampiros viven con nosotros aunque nos empeñemos en no verlos. Y, por supuesto, acompañan a los turistas durante sus periplos viajeros. Nueve de sus destinos predilectos, como la basáltica Calzada del Gigante, en Irlanda del Norte.
    1Camino para gigantes Elfos, monstruos, hadas, brujas, duendes e incluso vampiros viven con nosotros aunque nos empeñemos en no verlos. Y, por supuesto, acompañan a los turistas durante sus periplos viajeros. Nueve de sus destinos predilectos, como la basáltica Calzada del Gigante, en Irlanda del Norte.
  • La playa de Vik, en Islandia, está presidida por los gigantescos troles Skessudrangar, Landdrangar y Langhamrar, petrificados, según la leyenda, por los primeros rayos del sol al salir de su cueva. En realidad son rocas de 60 metros formadas por una erupción volcánica y conocidas como Roques Reynisdrangur.
    2La playa de los troles La playa de Vik, en Islandia, está presidida por los gigantescos troles Skessudrangar, Landdrangar y Langhamrar, petrificados, según la leyenda, por los primeros rayos del sol al salir de su cueva. En realidad son rocas de 60 metros formadas por una erupción volcánica y conocidas como Roques Reynisdrangur.
  • De las casas de los hobbits en La Comarca (Alexander Farm, cerca de Matamata), al bosque de Fangorn (Snowdown, en la Isla Sur), las Montañas Nubladas (cordillera de las Remarkables) y el Monte del Destino (pico Ngaruhoe), Nueva Zelanda es el destino imprescindible para los fans del universo de J. R. R. Tolkien.
    3Ruta para 'tolkienturistas' De las casas de los hobbits en La Comarca (Alexander Farm, cerca de Matamata), al bosque de Fangorn (Snowdown, en la Isla Sur), las Montañas Nubladas (cordillera de las Remarkables) y el Monte del Destino (pico Ngaruhoe), Nueva Zelanda es el destino imprescindible para los fans del universo de J. R. R. Tolkien.
  • Seguidores de Harry Potter, el gran comedor, el despacho de Dumbledore, el callejón Diagon y la cabaña de Hagrid existen, y se pueden visitar. Basta con acudir a los estudios Warner Bross de Leavesden, cerca de Londres.
    4'The Making of Harry Potter' Seguidores de Harry Potter, el gran comedor, el despacho de Dumbledore, el callejón Diagon y la cabaña de Hagrid existen, y se pueden visitar. Basta con acudir a los estudios Warner Bross de Leavesden, cerca de Londres.
  • Ogros, gárgolas y criaturas antropomorfas de varios metros de altura exculpidas en la roca en el Parco dei Mostri, en Viterbo (no muy lejos de Roma). Creado en el siglo XVI por un excéntrico príncipe, está repleto de bestias de pesadilla.
    5Monstruoso jardín pétreo Ogros, gárgolas y criaturas antropomorfas de varios metros de altura exculpidas en la roca en el Parco dei Mostri, en Viterbo (no muy lejos de Roma). Creado en el siglo XVI por un excéntrico príncipe, está repleto de bestias de pesadilla.
  • En realidad fue el castillo de Vlad Tepes (al fondo de la imagen), príncipe de Valaquia del siglo XV que, por arte de la ficción (y de Bram Stoker), acabó acogiendo al mito del Conde Drácula en las montañas de Transilvania (Rumanía).
    6Castillo vampírico En realidad fue el castillo de Vlad Tepes (al fondo de la imagen), príncipe de Valaquia del siglo XV que, por arte de la ficción (y de Bram Stoker), acabó acogiendo al mito del Conde Drácula en las montañas de Transilvania (Rumanía).
  • Los míticos personajes creados por los hermanos Grimm (Caperucita Roja, el flautista de Hamelín, Blancanieves o la Cenicienta) son menos inquietantes que los precedentes, y tienen su 'tour' turístico: Ruta de los cuentos de Hadas, que visita desde la casa de tan prolíficos autores en Steinau (en la foto) hasta el museo dedicado a ellos en Kassel (Alemania).
    7De cuento en cuento Los míticos personajes creados por los hermanos Grimm (Caperucita Roja, el flautista de Hamelín, Blancanieves o la Cenicienta) son menos inquietantes que los precedentes, y tienen su 'tour' turístico: Ruta de los cuentos de Hadas, que visita desde la casa de tan prolíficos autores en Steinau (en la foto) hasta el museo dedicado a ellos en Kassel (Alemania).
  • Escocia tiene casi tantas leyendas sobre fantasmas como castillos se levantan en sus verdes territorios. Por ejemplo, el semiderruido Eileen Donan Castle (cuyo fantasma es español), la fortaleza de Gamis Castle y su leyenda de la mujer sin lengua, o el fantasma de Cruden Bay, que permanece en las ruinas del castillo de Slains (en la foto).
    8Escocia fantasmal Escocia tiene casi tantas leyendas sobre fantasmas como castillos se levantan en sus verdes territorios. Por ejemplo, el semiderruido Eileen Donan Castle (cuyo fantasma es español), la fortaleza de Gamis Castle y su leyenda de la mujer sin lengua, o el fantasma de Cruden Bay, que permanece en las ruinas del castillo de Slains (en la foto).
  • El rincón pirenaico más famoso por leyendas de brujería es Zugarramurdi, en el valle de Baztán (Navarra), donde las brujas tienen hasta un museo. La leyenda de su cinematográfica cueva ahora es más conocida: en 1610 el Tribunal de la Inquisición condenó a 11 mujeres a morir en la hoguera por brujería.
    9Akelarre en Zugarramurdi El rincón pirenaico más famoso por leyendas de brujería es Zugarramurdi, en el valle de Baztán (Navarra), donde las brujas tienen hasta un museo. La leyenda de su cinematográfica cueva ahora es más conocida: en 1610 el Tribunal de la Inquisición condenó a 11 mujeres a morir en la hoguera por brujería.
  • Los irlandeses están convencidos de que la Calzada del Gigante fue obra del enorme Fionn mac Cumhaill (Finn McCool), en su lucha contra otro gigante escocés (Bennandoner), quien, en su precipitada huida al verse derrotado piso tan fuerte las rocas que estas se hundieron.
    10¡Que viene el gigante! Los irlandeses están convencidos de que la Calzada del Gigante fue obra del enorme Fionn mac Cumhaill (Finn McCool), en su lucha contra otro gigante escocés (Bennandoner), quien, en su precipitada huida al verse derrotado piso tan fuerte las rocas que estas se hundieron.