Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paladar del Tánger internacional

Un recorrido por cuatro restaurantes donde degustar platos de diversas latitudes

Comedor del restaurante La Fabrique, en Tánger (Marruecos).
Comedor del restaurante La Fabrique, en Tánger (Marruecos).

Hay rincones en los que el recuerdo del Tánger internacional sigue siendo tangible. Por ejemplo, sus restaurantes. Hoy la propuesta pasa por cuatro de ellos, en los que el comensal puede viajar desde Asia hasta Italia, con escala en Francia.

01 Anna e Paolo

Si hay un lugar que provoca sueños gastronómicos en buena parte de los paladares extranjeros de Tánger es el restaurante Anna e Paolo (Avenue Prince Héritier, 77). Propiedad de dos hermanos italianos, es un restaurante pequeñito que podría pasar desapercibido a la vista del transeúnte, pero que ocupa un gran espacio en el gusto de la ciudad. Los tortellini alla gorgonzola merecen ser degustados y hay que reservar apetito para el postre porque el pastel de manzana es sencillamente delicioso.

02 Otori Sushi

La cocina japonesa es la especialidad en Otori Sushi, local de decoración minimalista en el que, además de platos habituales en la cocina nipona como el sushi, maki o sashimi, se ofrecen una buena cantidad de especialidades que introducen sabores originales de tradición nipona como la piña o el kiwi.

03 Tom Yam

Situado muy cerca de la céntrica plaza de las Naciones, se define como el primer restaurante tailandés del norte de Marruecos. Tom Yam cuenta con una carta simple en la que los rollitos de primavera o las ensaladas se mezclan con platos más originales, como el pollo con piña, la ternera con curry rojo o las gambas con salsa de cacahuetes.

04 La Fabrique

Punto de encuentro de buena parte de la comunidad francesa de Tánger, La Fabrique (Rue d'Angleterre, 7) se convierte en ocasiones en espacio para conciertos y exposiciones pictóricas. La mayor parte del tiempo es un espacio en el que degustar platos llegados de más allá de los Pirineos, como foie gras, bouillabaisse, pato... Muy recomendable su propuesta de jarra de sangría por 90 dirhams (menos de 9 euros), difícil de encontrar a este precio en otros establecimientos. Se puede acompañar de algunas de las propuestas tipo tapas a 2 y 3 euros.

Y un último punto muy a favor de estos restaurantes: en todos ellos se sirve alcohol, un dato muy a tener en cuenta en una ciudad en la que muchos establecimientos de restauración no permiten esta opción. ¡Qué aproveche! O, como dirían por aquí, ¡saha!

Más propuestas en Tánger pinchando aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.