Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevas formas de ahorrar

Direcciones ‘online’ para compartir taxi, coche, casa, tren o información viajera

Nuevas formas de ahorrar

La última revolución en el mundo de los viajes viene de la mano de las redes sociales y se llama consumo colaborativo: compartir para ahorrar. No es lo mismo que viaje una persona en un coche a que viajen cuatro. Tan sencillo como esto. Tienen sus pros y sus contras, pero ahí están, ganando cada día más adeptos. Ya existen muchas iniciativas, basta con visitar la web www.consumocolaborativo.com para hacerse una idea. Y Sin Dinero es un directorio de servicios gratuitos e información sobre ocio y viajes.

Tren a pachas

Cuatro es el número mágico para disfrutar de ofertas como la tarifa Mesa de Renfe: un billete a precios reducidos (hasta un 60% más barato) para cuatro personas en el AVE. Aplicaciones como Compartirtrenmesaave o Compartetren permiten formar grupos de cuatro personas y aprovechar la oferta comprando juntos el billete.

Por horas

El carsharing es un servicio de alquiler de vehículos por horas para ciudades y áreas metropolitanas. La neoyorquina ZipCar  fue la pionera, hace más de una década. En Barcelona, este modelo se implantó en 2004 de la mano de Avancar; ambas pertenecen hoy al grupo Avis. En Madrid funciona Respiro.

¿Buscas Taxi?

Un taxi desde el aeropuerto hasta el centro puede salir caro. Cabmix, Joinuptaxi o Taxi Sostenible permiten conectar con otros viajeros que deseen compartir el mismo trayecto.

En tu coche

Blablacar pone en contacto a particulares —conductores y pasajeros— para compartir trayectos en coche y gastos, una forma de ahorrar dinero y evitar emisiones contaminantes. Blablacar se queda un porcentaje (entre el 9% y el 12%) de lo que el pasajero paga por el viaje. La plataforma española Amovens funciona de forma similar, pero es gratuita.

Sin demora

Moovit es la primera plataforma para el transporte público basada en la colaboración (crowd sourcing). Combina los datos de los usuarios (por ejemplo, de atascos o retrasos) con los de los operadores para ofrecer la mejor ruta en tiempo real. No ahorra dinero, pero sí puede que tiempo.

Entre iguales

La principal referencia del alojamiento entre particulares es Airbnb, una plataforma que nació en 2007 en Estados Unidos y hoy está presente en 34.000 ciudades de 190 países. La web hace de intermediaria, ofrece un seguro a ambas partes y cobra un porcentaje. De forma similar funcionan Wimdu o la nueva web española AlterKeys.

Mi casa por la tuya

Intervac fue la empresa pionera en España del intercambio de viviendas en vacaciones, una fórmula basada en el trueque que permite viajar casi gratis: solo hay que pagar una cuota anual, entre 50 y 150 euros, para acceder a una base de datos con miles de miembros. También: Intercambio Casas, Home for Exchange o GuestToGuest.

 

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.