Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arte en la prisión

Alojado en la antigua prisión provincial, el museo Da2 de Salamanca abre un espacio a nuevos creadores como Enrique Marty

Exposición 'Terapia de grupo, acto de fe, cuarto oscuro', de Enrique Marty, en el museo Da2 de Salamanca. Ampliar foto
Exposición 'Terapia de grupo, acto de fe, cuarto oscuro', de Enrique Marty, en el museo Da2 de Salamanca.

Si una cárcel está diseñada para aislar a sus inquilinos del resto de la sociedad, un museo busca justamente lo contrario: hacer visible su contenido a un público extenso. En Salamanca, ambos conceptos convergen en el museo de arte contemporáneo Domus Artium 2002 (Avenida de la Aldehuela, 27), más conocido como Da2. Inaugurado en abril de 2002 —año en el que la ciudad celebraba la capitalidad europea de la cultura—, se alza sobre la antigua prisión provincial, un edificio ecléctico de los años 30 que cerró sus puertas como centro penitenciario en 1995.

De su pasado conserva la estructura, la fachada y algunos elementos singulares en el pabellón central, como la verja de hierro y las puertas de las celdas originales que aún pueden verse en la galería superior y que sirvieron de inspiración a la artista multidisciplinar Mona Hatoum para realizar una instalación —la única obra permanente del museo— titulada Huis Clos (Sin salida), no apta para claustrofóbicos.

Otra sala de la exposición del artista salmantino Enrique Marty en el museo Da2, en Salamanca. ampliar foto
Otra sala de la exposición del artista salmantino Enrique Marty en el museo Da2, en Salamanca.

Desde su inauguración, el programa expositivo del Da2 se ha caracterizado por mostrar la obra de artistas nacionales e internacionales en activo desde los años 90 hasta la actualidad (sin olvidar de los nuevos creadores castellano-leoneses), con especial atención hacia aquellos cuyo trabajo se centra en los nuevos soportes audiovisuales. Por sus salas han pasado algunas de las mejores muestras colectivas del momento (Barrocos y neobarrocos I. El infierno de lo bello) y retrospectivas únicas en España, como la dedicada al fotógrafo holandés Erwing Olaf en 2010 o la actual exposición del polifacético artista salmantino Enrique Marty, una visión global de su trabajo que abarca toda su trayectoria artística, desde su etapa más amateur hasta el presente, y que puede visitarse hasta el 1 de febrero de 2015.

Bajo el título Terapia de grupo, acto de fe, cuarto oscuro, la muestra explora en tres actos diferentes aspectos de lo grotesco desde múltiples perspectivas y formatos: 177 pinturas, 30 fotografías, 12 instalaciones y 16 vídeos en los que el protagonista es siempre el individuo, conocido, pero extraño, enajenado, deforme, atrapado en situaciones cotidianas que componen un gran retablo donde algo no termina de encajar, provocando en el espectador un sentimiento de inquietante extrañeza. Y qué mejor sitio que esta vieja prisión reconvertida en centro de arte —una apuesta pionera en su momento— para sentir, en toda su magnitud, lo que de siniestro pueden albergar cuatro paredes.

El museo realiza visitas guiadas gratuitas los sábados a las 18.00 y 19.00 horas y los domingos a las 13.00, 18.00 y 19.00 horas, pero se puede solicitar para otro día llamando por teléfono (923 184 916). La entrada es gratuita.

Más planes para una escapada a Salamanca pinchado aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.