Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

118 lagos turquesa en Jiuzhaigou

Visita a una de las reservas naturales más alucinantes de China, a diez horas de Chengdu

Uno de los 118 lagos del parque nacional de Jiuzhaigou, en la provincia china de Sichuan. Ampliar foto
Uno de los 118 lagos del parque nacional de Jiuzhaigou, en la provincia china de Sichuan.

Jiuzhaigou (九寨沟) es una reserva natural situada al norte de la provincia de Sichuan (en China) y su nombre —en español se traduce como Valle de las Nueve Aldeas— se debe a la existencia de los nueve pueblos de origen tibetano que habitan a su alrededor. Su ubicación provocó que viviesen aislados hasta la década de los 70, cuando el gobierno chino descubrió el lugar y decidió convertirlo en un parque nacional que abrió sus puertas al público en 1984. La Unesco lo declaró patrimonio mundial en 1992 por su belleza y es Reserva Mundial de la Biosfera desde 1997.

El parque, con una extensión de 80 kilómetros y forma de Y, está compuesto por tres valles —Rize, Zechawa y Suzheng— en los que se suceden lagos, cascadas, riachuelos y estanques, el gran atractivo de Jiuzhaigou. Los senderos entre montañas y árboles ofrecen un paisaje espectacular gracias al contraste entre colores: verdes, amarillos y rojos de la vegetación resaltan junto a la gama de azules turquesa del agua proveniente del deshielo de las nevadas montañas circundantes (el punto más alto del parque está a 4.500 metros de altitud), con un alto contenido en calcio y magnesio.

Una de las doce cascadas del parque nacional de Jiuzhaigou (China). ampliar foto
Una de las doce cascadas del parque nacional de Jiuzhaigou (China).

Dadas sus dimensiones, existe la posibilidad de coger un autobús con parada en los principales enclaves del parque para quienes no sean aficionados al senderismo o no dispongan de mucho tiempo para visitar el paraje, al que no se puede acceder con un vehículo privado con el fin de preservar el medio ambiente.

El recorrido pasa en primer lugar por el gran lago del Rinoceronte, uno de los 118 lagos que tiene el parque y que compite en esplendor con, entre otros, el Gran Lago, el Estanque de los Cinco Colores, el Lago del Cisne, el de la Flecha de Bambú, el Lago del Panda o el del Espejo. Asimismo, hay que pararse a contemplar las Cataratas Nuorilang —que se traduce literalmente como majestuosas— y las de la Perla, cuya armónica cortina de agua deleitará a los apasionados de la fotografía.

Horarios y precios

Lago turquesa en Jiuzhaigou.
Lago turquesa en Jiuzhaigou.

Durante la temporada alta (1 de abril a 15 de noviembre), el horario de apertura es de 7.00 a 18.00. El precio normal es de 220 yuanes (29 euros), aunque hay descuentos para estudiantes, jubilados y discapacitados. Un billete de autobús por el interior del parque cuesta 90 yuanes (12 euros).

La temporada baja (16 de noviembre a 31 de marzo) ofrece unos precios más asequibles: el billete de autobús baja a 80 yuanes, mismo precio que la entrada al parque (80 yuanes; 11 euros), que tiene descuentos para estudiantes. Abre de 8.00 a 18.00.

La mejor época del año para visitar Jiuzhaigou es en otoño, ya que la temperatura es llevadera y evitará las ráfagas de viento y tormentas del verano, así como las nevadas del invierno. Eso sí, prepárese para sortear hordas de turistas —principalmente nacionales— a la hora de inmortalizar el momento con su cámara.

Existen autobuses diarios desde los principales puntos de la región, Chengdu y Chongqing, así como desde Lanzhou (provincia de Gansu) y Xian (provincia de Shaanxi). La opción más cómoda nos la ofrece el avión, que llega directamente al aeropuerto de Jiuzhai Huanglong Airport desde Chengdu, Shanghái, Chongqing y Xian, entre otras ciudades. Tenga cuidado con el mal de altura, ya que se encontrará en muchos puntos del parque a casi 3.500 metros sobre el nivel del mar.

¿Vas a viajar a China? Pincha aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.