Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ideas que mueven el mundo de los viajes

¿Prefiere pagar con el móvil o la desconexión total? ¿Que se adelanten a sus gustos o dejarse sorprender? Nueve tendencias turísticas con tirón

  • La oportunidad puede ser un vuelo low cost o un concierto de 2Manydjs. El destino se elige en función del precio o de un evento concreto, ya sea un festival de música o una exposición. Carpe diem, vivir y viajar al día, un lema que mueve a los miembros de la generación Y, también conocidos como millennials (aquellos que nacieron entre 1980 y mitad de los noventa). Un grupo de 1.300 millones de personas en el mundo (algo más de ocho millones en España) que se ha convertido en el nuevo objetivo de la industria del turismo. Su mundo es tecnológico, global y con conexión wifi. Buscan información en tiempo real y la comparten con otros como ellos.  Un destino: ciudades bajo coste como Mánchester o Glasgow. En la foto, Fila de coches en la isla de Wight (Reino Unido), escenario de un festival musical veraniego. Se llega desde Portsmouth, destino con vuelos de bajo coste.
    1Vivir como si no hubiese mañana La oportunidad puede ser un vuelo low cost o un concierto de 2Manydjs. El destino se elige en función del precio o de un evento concreto, ya sea un festival de música o una exposición. Carpe diem, vivir y viajar al día, un lema que mueve a los miembros de la generación Y, también conocidos como millennials (aquellos que nacieron entre 1980 y mitad de los noventa). Un grupo de 1.300 millones de personas en el mundo (algo más de ocho millones en España) que se ha convertido en el nuevo objetivo de la industria del turismo. Su mundo es tecnológico, global y con conexión wifi. Buscan información en tiempo real y la comparten con otros como ellos.

    Un destino: ciudades bajo coste como Mánchester o Glasgow. En la foto, Fila de coches en la isla de Wight (Reino Unido), escenario de un festival musical veraniego. Se llega desde Portsmouth, destino con vuelos de bajo coste.

  • El turismo de salud y bienestar experimentará un boom similar al que se produjo hace una década en el sector de los cruceros. Esto es al menos lo que prevén los expertos que se reunieron en la pasada feria de turismo de Londres (WTM). Mucha gente vive estresada, y la necesidad de desconectar ha disparado la demanda de servicios wellness en las vacaciones. Una industria que multiplicará los spa, los manantiales naturales y las actividades deportivas, y también todo lo que fortalezca el equilibrio psíquico, como el yoga o la meditación. El esfuerzo también puede ser el motor de un viaje. Aplicaciones como Endomondo o Sports Tracker permiten monitorizar y compartir en redes sociales caminatas, rutas en bicicleta o trekkings.  Un destino: Kerala (India), donde se ofrece una variedad de actividades y tratamientos, del ayurveda al yoga.
    2Queremos sentirnos bien El turismo de salud y bienestar experimentará un boom similar al que se produjo hace una década en el sector de los cruceros. Esto es al menos lo que prevén los expertos que se reunieron en la pasada feria de turismo de Londres (WTM). Mucha gente vive estresada, y la necesidad de desconectar ha disparado la demanda de servicios wellness en las vacaciones. Una industria que multiplicará los spa, los manantiales naturales y las actividades deportivas, y también todo lo que fortalezca el equilibrio psíquico, como el yoga o la meditación. El esfuerzo también puede ser el motor de un viaje. Aplicaciones como Endomondo o Sports Tracker permiten monitorizar y compartir en redes sociales caminatas, rutas en bicicleta o trekkings.

    Un destino: Kerala (India), donde se ofrece una variedad de actividades y tratamientos, del ayurveda al yoga.

  • Los móviles inteligentes y la personalización de los viajes son los dos factores que más están cambiando el turismo. Es lo que se denomina So-Lo-Mo: socialización, localización y movilidad. En 2015 se calcula que el 12% de los vuelos se venderán a través de dispositivos móviles. También se extiende el uso de dispositivos NFC (Near Field Communication), una tecnología inalámbrica que convierte el móvil en llave, pasaporte, tarjeta de embarque o monedero.  Un destino: Singapur; su aeropuerto ha sido elegido el mejor del mundo en 2014.
    3SO-LO-MO: el móvil es la clave Los móviles inteligentes y la personalización de los viajes son los dos factores que más están cambiando el turismo. Es lo que se denomina So-Lo-Mo: socialización, localización y movilidad. En 2015 se calcula que el 12% de los vuelos se venderán a través de dispositivos móviles. También se extiende el uso de dispositivos NFC (Near Field Communication), una tecnología inalámbrica que convierte el móvil en llave, pasaporte, tarjeta de embarque o monedero.

    Un destino: Singapur; su aeropuerto ha sido elegido el mejor del mundo en 2014.

  • Ni wifi ni tele. Mientras la tecnología va invadiendo la vida cotidiana, el poder de la calma reclama espacios sin conexión a Internet ni ruido de fondo. Así lo han entendido sellos como Relais du Silence (www.relaisdusilence.com), una cadena francesa con 200 hoteles europeos perdidos en la naturaleza donde el sosiego está garantizado. O alojamientos como Mil Madreñas Rojas (www.milmadreñasrojas.es), un complejo rural en Salientes (León), o Casa Arana (www.casasarana.com), en Albella (Huesca).  Un destino: los silenciosos valles leoneses de Luna y Babia. En la foto, una solitaria carretera en la comarca leonesa de Babia.
    4Refugios de silencio tecnológico Ni wifi ni tele. Mientras la tecnología va invadiendo la vida cotidiana, el poder de la calma reclama espacios sin conexión a Internet ni ruido de fondo. Así lo han entendido sellos como Relais du Silence (www.relaisdusilence.com), una cadena francesa con 200 hoteles europeos perdidos en la naturaleza donde el sosiego está garantizado. O alojamientos como Mil Madreñas Rojas (www.milmadreñasrojas.es), un complejo rural en Salientes (León), o Casa Arana (www.casasarana.com), en Albella (Huesca).

    Un destino: los silenciosos valles leoneses de Luna y Babia. En la foto, una solitaria carretera en la comarca leonesa de Babia.

  • Buscamos la autenticidad y experiencias enriquecedoras, desde un curso de dj en Ibiza, dormir en una casa típica diola en Senegal o un curso de cocina italiana en una casa particular en la Toscana. Se multiplican las agencias que organizan planes para que el viajero comparta tiempo con la gente local, las llamadas lifestyle tours (excursiones de estilo de vida) como las de With Locals (www.withlocals.com). También se puede, por ejemplo, compartir mesa con un vecino de Ámsterdam (www.dinewiththedutch.nl).  Un destino: Toscana (Italia). En la foto, clase de cocina con Mimma Ferrando en la Toscana (Italia).
    5Autenticidad en la cocina de Mimma Buscamos la autenticidad y experiencias enriquecedoras, desde un curso de dj en Ibiza, dormir en una casa típica diola en Senegal o un curso de cocina italiana en una casa particular en la Toscana. Se multiplican las agencias que organizan planes para que el viajero comparta tiempo con la gente local, las llamadas lifestyle tours (excursiones de estilo de vida) como las de With Locals (www.withlocals.com). También se puede, por ejemplo, compartir mesa con un vecino de Ámsterdam (www.dinewiththedutch.nl).

    Un destino: Toscana (Italia). En la foto, clase de cocina con Mimma Ferrando en la Toscana (Italia).

  • En un artículo publicado en marzo en The New York Times, Jeremy Rifkin explicaba su teoría de que la feroz competencia de las empresas por aumentar sus beneficios y reducir costes está haciendo que, paradójicamente, algunos productos y servicios escapen a las leyes del mercado para volverse muy baratos o gratuitos. Una tendencia que hoy abarca desde el hágalo usted mismo con las impresoras 3D hasta el carpooling (compartir coche), el bikesharing (compartir bici) o el couchsurfing (dormir gratis en un sofá). Para otros ensayistas, como el coreano Byun-Chul Han, “la economía del compartir conduce a la comercialización total de la vida”. Está claro que es una tendencia en auge. Un dato: Blablacar, plataforma para compartir trayectos en coche, ya tiene diez millones de usuarios en Europa.  Un destino: Copenhague, sostenible y moderna.
    6Consumo colaborativo creciente En un artículo publicado en marzo en The New York Times, Jeremy Rifkin explicaba su teoría de que la feroz competencia de las empresas por aumentar sus beneficios y reducir costes está haciendo que, paradójicamente, algunos productos y servicios escapen a las leyes del mercado para volverse muy baratos o gratuitos. Una tendencia que hoy abarca desde el hágalo usted mismo con las impresoras 3D hasta el carpooling (compartir coche), el bikesharing (compartir bici) o el couchsurfing (dormir gratis en un sofá). Para otros ensayistas, como el coreano Byun-Chul Han, “la economía del compartir conduce a la comercialización total de la vida”. Está claro que es una tendencia en auge. Un dato: Blablacar, plataforma para compartir trayectos en coche, ya tiene diez millones de usuarios en Europa.

    Un destino: Copenhague, sostenible y moderna.

  • Hay una palabra francesa, flâneur, que define a quienes pasean sin rumbo ni propósito, demorándose frente a un escaparate o ante “ese brusco y delicioso rebote de un rayo de sol en una vieja piedra”, como escribe Cortázar en su cuento Las babas del diablo, ambientado en París. Abrumados por la cantidad de información que circula por Internet y las redes sociales, cada vez son más los que prefieren viajar sin planes ni guías, descubriendo los destinos con ojos asombrados, olvidándose del “no hay que dejar de ver”.  Destino: Ulan Bator (Mongolia), en la foto, exótica y asombrosa.
    7La mirada fresca del ‘flâneur’ Hay una palabra francesa, flâneur, que define a quienes pasean sin rumbo ni propósito, demorándose frente a un escaparate o ante “ese brusco y delicioso rebote de un rayo de sol en una vieja piedra”, como escribe Cortázar en su cuento Las babas del diablo, ambientado en París. Abrumados por la cantidad de información que circula por Internet y las redes sociales, cada vez son más los que prefieren viajar sin planes ni guías, descubriendo los destinos con ojos asombrados, olvidándose del “no hay que dejar de ver”.

    Destino: Ulan Bator (Mongolia), en la foto, exótica y asombrosa.

  • Las agencias, los hoteles y las aerolíneas responden cada vez con más eficacia a las demandas de los usuarios. Un mantra llamado personalización que permite que el viajero reciba lo que busca. La tecnología es la gran aliada: existen desde aplicaciones que permiten a las agencias avisar al viajero en tiempo real de posibles incidencias hasta motores de búsqueda que emplean el cruce de metadatos para filtrar los gustos del viajero. Y en el hotel, habitaciones que adaptan luz y temperatura a los gustos del huésped.  Un destino: Londres, siempre tecnológica. En la foto, perfil de la ciudad en el que destaca el edificio The Shard, de Renzo Piano.
    8Saben lo que buscan Las agencias, los hoteles y las aerolíneas responden cada vez con más eficacia a las demandas de los usuarios. Un mantra llamado personalización que permite que el viajero reciba lo que busca. La tecnología es la gran aliada: existen desde aplicaciones que permiten a las agencias avisar al viajero en tiempo real de posibles incidencias hasta motores de búsqueda que emplean el cruce de metadatos para filtrar los gustos del viajero. Y en el hotel, habitaciones que adaptan luz y temperatura a los gustos del huésped.

    Un destino: Londres, siempre tecnológica. En la foto, perfil de la ciudad en el que destaca el edificio The Shard, de Renzo Piano.

  • ¿Cómo saber si un hotel o una playa son como aparecen en el folleto? Visitándolos. La realidad virtual seguramente no sustituirá a los viajes reales, pero permitirá visitar varios destinos antes de elegir: las gafas de realidad virtual y tecnologías capaces de reproducir el tacto de los objetos como los que están desarrollando Disney o la televisión pública japonesa lo harán posible. De momento existen webs como Oyster o Tripadvisor que permiten comparar las idílicas imágenes del folleto con las reales de otros viajeros. Y también Street View, de Google.  Un destino: la futurista Tokio. En la foto, el barrio de Shinjuku.
    9De lo virtual a lo real ¿Cómo saber si un hotel o una playa son como aparecen en el folleto? Visitándolos. La realidad virtual seguramente no sustituirá a los viajes reales, pero permitirá visitar varios destinos antes de elegir: las gafas de realidad virtual y tecnologías capaces de reproducir el tacto de los objetos como los que están desarrollando Disney o la televisión pública japonesa lo harán posible. De momento existen webs como Oyster o Tripadvisor que permiten comparar las idílicas imágenes del folleto con las reales de otros viajeros. Y también Street View, de Google.

    Un destino: la futurista Tokio. En la foto, el barrio de Shinjuku.