Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luces y transparencias

SHERATON PORTO, un cubo de cristal junto al estadio de Boavista

Terraza del hotel Sheraton Porto, en la ciudad portuguesa. Ampliar foto
Terraza del hotel Sheraton Porto, en la ciudad portuguesa.

Su aire high tech es una tentación para todo ejecutivo. No hay clientela más agradecida con el juego de luces y transparencias que se perciben desde la avenida que lo une al estadio de fútbol Boavista. La fachada en vidrio, acero inoxidable y aluminio gris plateado anticipa la inmensidad de volúmenes y alturas del vestíbulo, sin duda lo mejor de este hotel de la marca Sheraton diseñado por el arquitecto portugués João Paciência, autor también del hotel Meliá Aldeia dos Capuchos, en Almada, y del plan de ordenación urbana de Portalegre, junto a Carrilho da Graça.

Puntuación: 7
Arquitectura 7
Decoración 7
Estado de conservación 6
Confortabilidad habitaciones 7
Aseos 8
Ambiente 7
Desayuno 8
Atención 5
Tranquilildad 6
Instalaciones 7

Si la llegada pasma, no digamos el recorrido vertical de este paralelepípedo reticular de 12 plantas a través de tres ascensores panorámicos acristalados. La subida es vertiginosa. Casi no da tiempo a fisgar lo que sucede a nuestros pies. Pero consigue apaciguar los sentidos con su envoltorio de mármol, su estructura de acero y su equipamiento de madera, especialmente de noche, cuando la iluminación crea atmósferas para dialogar con una copa en la mano.

En las antípodas tecnológicas, el servicio actúa con lentitud y cierta despreocupación. Si el registro resulta parsimonioso, la disponibilidad de habitaciones no llega hasta las tres de la tarde, ajena al horario de los vuelos en el aeropuerto Francisco Sá Carneiro de Oporto.

Tampoco el servicio de desayuno parece muy activo, a tenor de las colas frecuentes para entrar al comedor de desayunos. Eso sí, la alimentación es variada y sabrosa.

Habitación del hotel Sheraton Porto. ampliar foto
Habitación del hotel Sheraton Porto.

Arriba, las habitaciones se sobran en amplitud y confort. Los colchones se merecen una inmediata zambullida, casi antes que probar el cuarto de baño, igualmente espacioso. Antes de que salga el agua de la ducha atemperada, la disposición de la botonera augura un salpicón. Se observa un cierto desgaste en las moquetas, de un tono rojizo desvaído. El mobiliario también acusa el paso del tiempo, qué le vamos a hacer. Aunque las mayores quejas provienen del precio abusivo de la wifi: ¡tres euros la hora! Pero el ambiente interior es agradable, muy tranquilo. Y si nos toca en suerte una habitación del piso once gozaremos de unas espectaculares vistas sobre el campo de fútbol.

Inexcusable terminar el día con un paseo por los alrededores arbolados para visitar la Casa da Musica. Además de su interesante programación invernal, el edificio es una de las obras señeras del arquitecto Rem Koolhaas.

Sheraton Porto

  • Categoría: cinco estrellas.
  • Dirección: Rua Tenente Valadim, 146. Oporto, Portugal.
  • Teléfono: +351 22 0404 000.
  • Web: www.sheratonporto.com.
  • Instalaciones: garaje, jardín, gimnasio, spa, salón, 16 salas de reuniones con capacidad para 830 personas, club, juice bar y bar-restaurante.
  • Habitaciones: 193 Deluxe Rooms, 48 Club Rooms, 8 júnior suites, 16 Executive suites, Presidential Suite.
  • Servicios: no hay habitaciones adaptadas para discapacitados, no admite animales.
  • Precios:desde 99 euros la habitación doble, IVA incluido; desayuno, 13 euros, IVA incluido.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información