Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sevilla, jueves de feria

Antigüedades y los objetos más imprevisibles que puedas imaginar cada semana en el mercadillo al aire libre más antiguo de la ciudad: comenzó a celebrarse en el siglo XIII

Uno de los puestos del Mercadillo del Jueves, que se celebra semanalmente en Sevilla. Ampliar foto
Uno de los puestos del Mercadillo del Jueves, que se celebra semanalmente en Sevilla.

Son las 7 de la mañana de un jueves cualquiera y la calle Feria de Sevilla comienza a despertar. El tráfico queda cortado a lo largo de los 200 metros que discurren entre las calles Correduría y Castellar y los puestos de venta ambulante empiezan a instalarse con rapidez. Es día del Mercadillo del Jueves, toda una institución en la capital hispalense, pues lleva celebrándose desde 1254, cuando Fernando III de Castilla concedió la feria a la ciudad.

La importancia de este peculiar rastro -el más antiguo de Sevilla- llegó a tal punto que incluso Miguel de Cervantes lo menciona en su célebre obra Rinconete y Cortadillo. Pero el mercadillo ha cambiado bastante desde sus inicios hasta hoy. Antiguamente los puestos eran regentados en su mayoría por carpinteros, pintores y artesanos. Hoy en día los artículos que más se venden son, sobre todo, los de segunda mano y antigüedades.

Cada semana sevillanos y turistas se acercan hasta la calle Feria para curiosear. Aquí el arte del regateo es fundamental a la hora de lograr un buen precio. Una vez en el Jueves todo vale. Hay espacio tanto para lo absurdo como para los grandes tesoros: ahí reside su encanto.

Curiosos al acecho de algún tesoro oculto entre los puestos de la Feria del Jueves, el rastro más antiguo de Sevilla. ampliar foto
Curiosos al acecho de algún tesoro oculto entre los puestos de la Feria del Jueves, el rastro más antiguo de Sevilla.

Por eso no resulta extraño encontrar, en un mismo puesto, objetos tan dispares como una radio antigua, unos alicates o un cinturón gastado. Libros, revistas, trajes de flamenca, muñecas rotas, tornillos… Uno nunca sabe qué sorpresas puede llegar a descubrir. Incluso una pieza de bronce de origen tartésico, como le ocurrió a un profesor de historia en la década de los 50.

Desde 2001 la venta ambulante en el Jueves está controlada y cuenta con un total de 124 puestos autorizados. Los vendedores llevan años luchando con uñas y dientes, desde su asociación, por mantener vivo este tradicional mercadillo, que en más de una ocasión ha estado a punto de desaparecer.

El mercadillo de la calle Feria se monta todos los jueves del año excepto uno: el Jueves Santo. En Semana Santa la feria se pasa al miércoles, de 7 a 15.00.

Más propuestas en Sevilla aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información