Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las diez mejores visitas gratuitas para 2015

Desde los museos de Kensington, en Londres, hasta un festival de rock en Bogotá o una carretera donde avistar estrellas u ovnis en el desierto de Nevada, en Estados Unidos

  • Viajar no tiene por qué ser siempre sinónimo de gastar. En todo el mundo hay experiencias viajeras que, como el amor, no cuestan ni un céntimo, como el museo de Historia Natural de Kensington, en Londres.
    1Viajar no tiene por qué ser siempre sinónimo de gastar. En todo el mundo hay experiencias viajeras que, como el amor, no cuestan ni un céntimo, como el museo de Historia Natural de Kensington, en Londres.
  • El triunvirato museístico de Kensington, en Londres, está formado por el museo de Historia Natural, el museo de la Ciencia (en la foto la galería de la Tierra) y el elegante Victoria and Albert Museum, dedicado a 5.000 años de moda y diseño.
    2El triunvirato museístico de Kensington, en Londres, está formado por el museo de Historia Natural, el museo de la Ciencia (en la foto la galería de la Tierra) y el elegante Victoria and Albert Museum, dedicado a 5.000 años de moda y diseño.
  • Divisar más de 7.000 estrellas, algún avión secreto o incluso un ovni despistado sobrevolando el lago Groom Lake (o Área 51). Una vez se deja atrás la contaminación lumínica de Las Vegas, en las pistas cercanas Tonopah, en el desierto de Nevada, todo es posible.
    3Divisar más de 7.000 estrellas, algún avión secreto o incluso un ovni despistado sobrevolando el lago Groom Lake (o Área 51). Una vez se deja atrás la contaminación lumínica de Las Vegas, en las pistas cercanas Tonopah, en el desierto de Nevada, todo es posible.
  • La entrada y las comidas son gratis en el Templo Dorado de Amritsar, en India. 40.000 peregrinos acuden cada día a su enorme cantina para disfrutar de una sencilla comida (chapattis, curris vegetales y arroz) después dehaber completado la vuelta ritual al perímetro del Amrit Sarovar, el lago de Néctar (en la foto).
    4La entrada y las comidas son gratis en el Templo Dorado de Amritsar, en India. 40.000 peregrinos acuden cada día a su enorme cantina para disfrutar de una sencilla comida (chapattis, curris vegetales y arroz) después dehaber completado la vuelta ritual al perímetro del Amrit Sarovar, el lago de Néctar (en la foto).
  • Mucho barro (cuando llueve), váteres de dudosa higiene y muchas bandas de metal, punk, blues o ska. El festival de Rock al Parque en Bogotá, además, no cuesta un euro, aunque está prohibido fumar, consumir alcohol y los cinturones metálicos.
    5Mucho barro (cuando llueve), váteres de dudosa higiene y muchas bandas de metal, punk, blues o ska. El festival de Rock al Parque en Bogotá, además, no cuesta un euro, aunque está prohibido fumar, consumir alcohol y los cinturones metálicos.
  • Quienes se atrevan a emprender la ascensión desde Ciudad del Cabo hasta la cumbre de Table Mountain disfrutarán (gratis) de una de las panorámicas más emblemáticas de África. Además, siempre queda la opción de tomar el teleférico para regresar abajo.
    6Quienes se atrevan a emprender la ascensión desde Ciudad del Cabo hasta la cumbre de Table Mountain disfrutarán (gratis) de una de las panorámicas más emblemáticas de África. Además, siempre queda la opción de tomar el teleférico para regresar abajo.
  • Copacabana, Ipanema, Leme, Leblon y Barra da Tijuca. A las playas más populares de Río de Janeiro, donde acude gente guapa que quiere dejarse ver, conviene llevarse solo unos billetes para las cervezas en el chiringuito, el resto es gratis.
    7Copacabana, Ipanema, Leme, Leblon y Barra da Tijuca. A las playas más populares de Río de Janeiro, donde acude gente guapa que quiere dejarse ver, conviene llevarse solo unos billetes para las cervezas en el chiringuito, el resto es gratis.
  • Cada año, desde finales de otoño hasta principios de primavera, la aurora boreal pinta la noche de colores hipnóticos e impresionistas, más vivos aún si se supera el Círculo Polar Ártico. Laponia es un lugar ideal para verla, especialmente junto a la orilla helada del lago Inari, en la parte finlandesa.
    8Cada año, desde finales de otoño hasta principios de primavera, la aurora boreal pinta la noche de colores hipnóticos e impresionistas, más vivos aún si se supera el Círculo Polar Ártico. Laponia es un lugar ideal para verla, especialmente junto a la orilla helada del lago Inari, en la parte finlandesa.
  • No se puede decir que se ha visto la Gran Manzana hasta que se divisa desde el 'ferry' de Staten Island. Este servicio gratuito, que zarpa desde Whitehall, en el Bajo Manhattan, muestra la imagen que vieron por primera vez los miles de emigrantes que llegaron a la ciudad tras ser registrados en la isla de Ellis.
    9No se puede decir que se ha visto la Gran Manzana hasta que se divisa desde el 'ferry' de Staten Island. Este servicio gratuito, que zarpa desde Whitehall, en el Bajo Manhattan, muestra la imagen que vieron por primera vez los miles de emigrantes que llegaron a la ciudad tras ser registrados en la isla de Ellis.
  • En Sidney no abundan las experiencias gratuitas, pero si tienes una tabla de surf, las olas sí son gratis y hay rompientes legendarios de sobra para elegir: Manly, Curl Curl, Dee Why, Narrabeen o Freshwater, donde se podía ver surfear a la leyenda hawaiana Duke Kahanamoku en 1914.
    10En Sidney no abundan las experiencias gratuitas, pero si tienes una tabla de surf, las olas sí son gratis y hay rompientes legendarios de sobra para elegir: Manly, Curl Curl, Dee Why, Narrabeen o Freshwater, donde se podía ver surfear a la leyenda hawaiana Duke Kahanamoku en 1914.
  • Además de esta estatua dedicada al gran maestro de las artes marciales, la avenida de las Estrellas de Tsim Sha Tsui cuenta con otro gran aliciente: un palco VIP (y sin coste alguno) a la Sinfonía de Luces que cada noche interpretan los rascacielos iluminados de Hong Kong, acompañada de fuegos artificiales en fechas señaladas, como el Año Nuevo chino.
    11Además de esta estatua dedicada al gran maestro de las artes marciales, la avenida de las Estrellas de Tsim Sha Tsui cuenta con otro gran aliciente: un palco VIP (y sin coste alguno) a la Sinfonía de Luces que cada noche interpretan los rascacielos iluminados de Hong Kong, acompañada de fuegos artificiales en fechas señaladas, como el Año Nuevo chino.