Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

24 horas en Peckham, Londres

El barrio emergente de Londres concentra decenas de galerías de arte. Su piel urbana está mudando, pero su magnética personalidad africana no deja de vibrar

Una galería de arte en Peckham, Londres Ampliar foto
Una galería de arte en Peckham, Londres

El espacio se recicla en Peckham a marchas forzadas: los hangares abandonados ahora son galerías de arte, los almacenes en desuso se han convertido en locales de moda y hasta los viejos aparcamientos son un hervidero de fervor cultural. Así, el registro postal SE15 del distrito de Southwark, en el cono sur de Londres, ya no es esa zona deprimida que se convirtió en el símbolo de la violencia creciente de la ciudad a finales de los noventa.

Con la mayor comunidad nigeriana de Reino Unido, Peckham recoge todo el ideario londinense de mezcla, diversidad y colorido, pero además lo hace aportando una personalidad propia, profundamente africana, donde la vida en la calle sigue siendo protagonista, los mercados mantienen su esencia bizarra y genuina y las peluqueras de Blenheim Grove dejan a sus niños jugar en las calles mientras atienden sus concurridos salones de belleza.

Peckham, con alquileres más asequibles, está encajonado entre las escuelas de arte de Camberwell y Goldsmiths, por lo que los artistas se han mudado a este rincón del Sur con actitud transformadora. La llamada está siendo intensa. Y los curiosos y los visitantes más avezados están encantados con esta enésima reformulación de lo que es estar a la última en Londres.

9.00 Tostadas en la galería

La South London Gallery (www.southlondongallery.org) A se ha convertido en uno de los espacios de arte más dinámicos de la ciudad. Movido por su potente influjo, Peckham ha desarrollado, en parte, su vocación artística. El Nº67 (www.number67.co.uk) es un café independiente a la galería; aunque comparte espacio, pero no atmósfera. Es conocido por servir un buen desayuno. Desde sus enormes ventanales se ve el trasiego matinal en Peckham Road: los primeros visitantes de la galería y los autobuses atestados.

11.00 Exploradores de arte

En estos últimos 15 años el sur de Londres se ha ido convirtiendo en el hogar de gran parte de los jóvenes artistas londinenses. Así, en 2011 se contabilizaron más de cien galerías en los distritos de Bankside, Deptford y, claro está, Peckham. El South London Art Map (1) (www.southlondonartmap.com), algo así como el inventario del arte al sur de la capital británica, recomienda 36 espacios de arte independiente solo en Peckham.

Cualquier sitio, ya sea una antigua estación de policía o un aparcamiento, puede ser susceptible de convertirse en una galería o estudio de arte: Flat Time House (2) (www.flattimeho.org.uk), Hannah Barry Gallery (3) (www.hannahbarry.com), The Dye House (4) (www.the-dyehouse.com). La oferta abruma. Para ofrecer un panorama más ordenado, la bloguera y experta en arte independiente Holly Willats ha creado Art Licks (www.artlicks.com), donde habla de novedades y ofrece tours por 10 libras (unos 12,50 euros).

La biblioteca de Peckham, diseñada por Will Alsop. ampliar foto
La biblioteca de Peckham, diseñada por Will Alsop.

13.00 El paladar global

Antes de ir a comer es conveniente pasarse por la biblioteca de Peckham (5), obra de Will Alsop premiada con el premio Stirling de arquitectura en el año 2000. Sus sorprendentes vitrales verdes, naranjas y rosados ofrecen una vista diferente del privilegiado skyline londinense que se puede disfrutar desde el barrio. A la hora de comer, la oferta es estratosférica: desde los múltiples puestos de comida callejera que se pueden encontrar en el Rye Lane Market (6) (www.ryelanemarket.co.uk) hasta la nueva oleada de restaurantes de fusión del barrio. Ganapati (7)(www.ganapatirestaurant.com) recrea los sabores de India con uno de los curris más cuidados de la ciudad. El Peckham Bazaar (8) (www.peckhambazaar.com) es una taberna griega sin muchas alharacas en la decoración, pero con unas exquisitas variedades de pulpo. The Begging Bowl I (9) (www.thebeggingbowl.co.uk) es un espacio frecuentado por los locales donde es difícil encontrar mesa cualquier día.

16.00 Hasta Bellenden Road

Si el día sale bueno, lo mejor que se puede hacer después de comer es ir paseando hasta Peckham Rye Park (10), el parque donde William Blake aseguró ver un roble atestado de ángeles. En los días de sol, los estudiantes dibujan sentados en el césped, mientras los sonidos de un partido de fútbol cercano adornan esa armonía. Una vez descansados, la dirección a tomar es Bellenden Road antes de que cierren las tiendas. Para los amantes de la ropa de época, Vintage Threads (11) (vintagethreadspeckham.wordpress.com) es parada obligada. Es muy normal que el visitante encuentre a Jemima Beulah -su dueña- planchando ropa o delante de su máquina de coser, como hacen las mujeres africanas en Patchito, en Rye Lane Market. Los amantes de la literatura se tendrán que detener en la librería Review (12) (www.reviewbookshop.co.uk), regentada por la escritora Evie Wyld, que recientemente ha ganado el Franklin Literary Award, el premio literario más prestigioso de Australia, por su novela All The Birds, Singing (Todos los pájaros, cantando).

18.00 Algo de picar en los arcos

El contagio de la noche llega rápido en Peckham, por lo que la mejor opción es ir cenando mientras uno se toma la primera pinta. En los arcos de piedra debajo de la estación de Peckham Rye (13) se han asentado varios establecimientos que sirven snacks de calidad a precios asequibles, muy propicios para ser compartidos con una cerveza artesanal (en Brick Brewery Tap Room o con un spritz de Aperol en Peckham Springs). Otra opción es hacer buena cuenta del grill del Bar Story.

 20.00 Cine de invierno y verano

El PeckhamPlex (14) (www.peckhamplex.com) es el único cine que ha sobrevivido de los ocho que se asentaban en Peckham. Esta sala independiente tiene un precio asombroso para Londres: cinco libras. A partir de mayo, con el buen tiempo, el Rooftop Film Club (15) (www.rooftopfilmclub.com) se convierte en una de las azoteas más chic de la ciudad con sus hamacas venecianas, los auriculares y una pantalla que exhibe una cuidada selección de títulos bajo el cielo londinense.

Vistas de Peckham desde el Frank´s cafe ampliar foto
Vistas de Peckham desde el Frank´s cafe

22.00 Frank’s, la terraza universal

Actualmente, el auténtico lugar de peregrinación de Peckham es Frank’s (16)  (www.frankscafe.org.uk), uno de los clubes que han adquirido más fama en toda la ciudad. Las vistas y la amplísima terraza con gran variedad de cócteles son un regalo londinense. La terraza está ubicada en el último piso del parking que colinda con el Peckahmplex. Su puerta de entrada sólo se descubre preguntando. Encontrar el camino es parte de la experiencia.

1.00 Maná alternativo

Con la noche ya lanzada hay que pasarse por el Copeland Park (17) (www.copelandpark.com), un antiguo barrio industrial reconvertido en zona cultural y de ocio. Converse ha instalado una zona para skaters, los puestos de comida callejera se reproducen como las setas, así como los cafés improvisados y los espacios para dj’s. Además, una nueva tienda de vinilos que se llama Rye Wax hace las delicias de los amantes de la música y de los mitómanos. Para terminar la noche nos esperan las raves del Bussey Building (18) (www.clfartcafe.org) y el sonido techno y bass del Peckham Palais (19).

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.