Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piscolabis al estilo pekinés

Desde el picoteo al plato estrella, diez propuestas gastronómicas para deleitarse a cualquier hora durante una visita a la capital de China

Cestas humeantes en un puesto de comida callejera en Pekín. Ampliar foto
Cestas humeantes en un puesto de comida callejera en Pekín.

El pato laqueado a la pekinesa es el plato estrella en la capital de China, pero no es el único tesoro de la comida local. La ciudad propone una vasta gastronomía con la que deleitarse a cualquier hora, tanto para picotear como para comer en abundancia. La combinación de los variados ingredientes de la cocina asiática nos permiten disfrutar de una explosión de sabores desconocidos para nuestro paladar.

El llamado caldero caliente es uno de los platos más populares de China. ampliar foto
El llamado caldero caliente es uno de los platos más populares de China.

01 Caldero caliente (huǒguō)

Procede de Mongolia y es uno de los platos más extendidos en China. Calentado a través de energía eléctrica o gas, el caldero -de una sopa de champiñones típica de Pekín- se dispone en el centro de la mesa y los comensales, situados alrededor, introducen en él todo tipo de verduras, carnes y pescados. Menos de un minuto es necesario para que la comida esté lista pero... ¡cuidado! Su nombre avisa del peligro.

02 Sopa agripicante (suānlà tāng)

Esta sopa se compone de un caldo sazonado con sangre de cerdo y carne, brotes de bambú y lirio, tofu y una planta medicinal llamada oreja de Judas. ¿El toque especial? El picante de la guindilla y el punto agrio del vinagre.

Plato de zhajiangmian, imprescindible en un 'tour' gastronómico por Pekín. ampliar foto
Plato de zhajiangmian, imprescindible en un 'tour' gastronómico por Pekín.

03 Fideos en salsa de carne (zhájiàngmiàn)

No podía faltar un plato de fideos en un paseo gastronómico por Pekín. En este caso, los fideos de trigo se cubren con una mezcla de cerdo picado en ajo y cebolla con pasta de soja fermentada. El toque final lo proporcionan los brotes de pepino rallado. Excepcionales.

04 Hígado frito (chǎo gān)

A pesar de su nombre, este plato no es un frito: se trata de una sopa densa a partir de hígado de cerdo combinado con bambú, ajo, salsa de soja y diversas verduras. Si desea coger fuerzas para un largo día por la capital, este menú es perfecto para el desayuno.

Piscolabis al estilo pekinés ampliar foto

05 Empanadillas (jiǎozi)

Las empanadillas no faltan en ninguna mesa durante las festividades más importantes del calendario lunar chino. Las opciones son múltiples: fritas o hervidas; de carne, pescado o verdura... Perfectas para los paladares más exquisitos.

06 Bolas de arroz glutinoso (àiwōwō)

Una delicia de influencia árabe hecha de arroz glutinoso, azúcar, nueces y semillas de sésamo y melocotón. Se sirve frío y su sabor es dulce y esponjoso, por lo que es un piscolabis perfecto en caso de que el hambre irrumpa bruscamente durante su recorrido por Pekín.

Rollitos de arroz glutinoso. ampliar foto
Rollitos de arroz glutinoso.

07 Rollito de arroz glutinoso (lǘ dǎ gǔn)

Este pastelito tiene un color ligeramente amarillo y un sabor dulzón que contrasta con el fuerte gusto de la harina de soja. Su forma de rollito deja entrever los ingredientes utilizados en su elaboración: harina de arroz, pasta de judías dulce, azúcar, aceite de sésamo y frutos secos. Uno de los tentempiés más antiguos de Pekín.

08 Gelatina de melón (xīguā lào)

Esta gelatina a base de melón y cerezas es perfecta para un postre ligero antes de proseguir con nuestra ruta.

Bolas de sésamo, plato tradicional en las celebraciones del Año Nuevo Chino. ampliar foto
Bolas de sésamo, plato tradicional en las celebraciones del Año Nuevo Chino.

09 Bolas de sésamo (kāi kǒu xiào)

Este sabroso plato se elabora a partir de una mezcla de harina, huevo, azúcar, aceite de cacahuete, bicarbonato y semillas de sésamo fritas. Es una de las comidas clave durante las celebraciones del Año Nuevo Chino porque para los chinos la masa frita tiene forma de sonrisa y simboliza la felicidad de un momento tan especial.

10 Caramelos (sūtáng)

Los caramelos más famosos de Pekín se elaboran con pasta de sésamo y azúcar, dándole un toque crujiente y, a juicio de ciertos paladares, excesivamente dulce. Una buena opción para llevarse como recuerdo de nuestra visita capital china.

Dónde comer (sin pudor) en Pekín

01 Wangfujing (王府井)

Se ha convertido, gracias a la enorme afluencia de turistas, en uno de los mercados nocturnos con más vida de la ciudad. La amplia selección de comida callejera y su bajo precio, junto a las pequeñas tiendas de souvenirs, le brindarán una deliciosa bienvenida a la China tradicional.

Donghuamen (东华门)

Es otro de los principales mercados de comida callejera de Pekín, con largas hileras de puestos con todo tipo de delicatessen: escorpiones a la plancha, cocodrilo asado y brochetas de gusanos y grillos. En caso de que le falte atrevimiento culinario, también ofrece opciones menos arriesgadas de probar platos tradicionales.

Guijie (簋街)

También conocida como la calle fantasma, es un must para aquellos que prefieran disfrutar de la noche rodeados de linternas rojas, música a niveles inimaginables y mucha, mucha comida.

¿Vas a viajar a Pekín? Pincha aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.