Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Murcia recupera París

La ciudad acoge la recreación de tres batallas históricas, como la liberación de la capital francesa en 1944, dentro del encuentro cultural ‘Revive la Historia… de Cine’ del 17 al 19 de octubre.

Dos oficiales nazis en una de las recreaciones bélicas del encuentro histórico-cultural 'Revive la Historia… de Cine' de 2010, en Murcia.
Dos oficiales nazis en una de las recreaciones bélicas del encuentro histórico-cultural 'Revive la Historia… de Cine' de 2010, en Murcia.

Un oficial de la Aviación actual fotografía a una anciana súbdita de Carlos II que explica a unos niños cómo funciona un mosquete. Un poco más adelante, un trío de requetés discute su papel en la Guerra Civil, mientras un franquista de apenas 16 años se esfuerza por liar un cigarrillo que, seguramente, nadie le va a dejar fumar. A la vez, un chaval, que podría ser uno de los hermanos de Robert Doisneau, juega con una GameBoy. Cerca del campamento de los pilotos británicos de la batalla de Inglaterra, algunos oficiales expatriados en India toman el té, unas enfermeras nazis atienden a un herido en un hospital de campaña y unos soldados norteamericanos, como salidos de M*A*S*H, disfrutan del clima tropical de Vietnam… Todo esto ocurre en Murcia.

La ciudad es sede, por cuarto año consecutivo, del encuentro histórico-cultural Revive la Historia… de Cine, en cuya sexta edición participarán, del 17 a 19 de octubre, unos quinientos recreadores de España, Polonia, Bélgica y Portugal, entre otros países, poniendo en escena algunas de las más importantes batallas de la historia. Esta vez, concretamente, el Levantamiento de Varsovia de 1944 (viernes 17, 18.45, plaza de Santo Domingo), el Cruce del Rin en 1945 (sábado 18, 17.00-20.00, avenida Teniente Flomesta) y la Liberación de París de 1944 (domingo 19, 13.00, jardín del Malecón). Esta última, aunque sin campos Elíseos, sí contará con un pequeño arco del Triunfo renacentista que recibirá a los veteranos españoles de las Fuerzas Armadas británicas y francesas que visitarán la ciudad con ocasión de este encuentro.

Queda para el debate si estas recreaciones históricas, tan populares en el entorno anglosajón, son aficiones educativas, o si el ver a los soldados muertos en batalla levantarse al terminar esta, oliendo a ropa limpia y abrazando sonrientes a sus hijos bien criados y sin miedo, banaliza las matanzas de estos conflictos bélicos. Como podría discutirse si lo que atrae a niños y adultos al campamento, que acompaña a dichas recreaciones a modo de museo vivo, es la historia y no las diversas actividades complementarias (zona de airsoft con galería de tiro infantil, actuaciones musicales y actividades en que las Fuerzas Armadas muestran y explican sus equipos).

Telégrafo alemán usado en una de las recreaciones del evento en 2010. ampliar foto
Telégrafo alemán usado en una de las recreaciones del evento en 2010.

Lo que resulta indudable es la reciente proliferación en España de estos pasatiempos y el número creciente de visitantes y asistentes a las recreaciones que, en Murcia, incluyeron en el pasado la batalla de la película Un puente muy lejano, y las ocupaciones que se deshacen este año. Sea como fuere, resulta una alegría que la murciana Santo Domingo, al acabar la batalla no siga siendo la Varsovia ocupada.

Más propuestas en Murcia aquí