Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fiesta vegana en Bangkok

Las calles de la capital tailandesa se llenan de comida vegetariana durante el festival Tesagan GinJe, a partir del 24 de octubre

Un puesto de comida en el barrio chino de Bangkok durante el Vegetarian Festival. Ampliar foto
Un puesto de comida en el barrio chino de Bangkok durante el Vegetarian Festival.

Para los vegetarianos tailandeses, probablemente, estemos en la mejor época del año. El Vegetarian Festival, que en Tailandia se llama Tesagan Gin Je, es una celebración que rinde culto a los nueve dioses menores del taoísmo a través de la purificación del cuerpo y el alma, y que se alarga cada año durante nueve días entre el primer y noveno mes del calendario lunar chino.

El barrio chino de Bangkok se convierte, a partir del 24 de octubre, en el punto de reunión de la capital. Especialmente la avenida de Yaorawat, una de sus calles principales, donde se instalan numerosos puestos de comida callejera en la que se sustituye la carne por otros ingredientes para que los participantes de esta celebración vegana disfruten de la comida sin renunciar a sus principios. Por ejemplo, la salsa de pescado, muy común en la cocina tailandesa, es sustituida por salsa de soja o de champiñones, y se renuncia a los ingredientes de fuerte sabor como la cebolla o los ajos.

Este festival vegetariano es una de las festividades más populares del país, especialmente en las áreas donde hay un grandes comunidades de inmigrantes chinos, como Bangkok, Chiang Mai y Phuket, pero también cuenta con la participación de muchos tailandeses, aunque no sean estrictamente vegetarianos. Este año, además, celebrarán por partida doble: el noveno mes lunar se repite por primera vez desde 1832, lo que significa que el festival, que ya se festejó el pasado 23 de septiembre, se vuelve a celebrar entre el 24 de octubre y el 2 de noviembre.

El mejor momento para asistir a esta celebración es durante la tarde, ya que además de probar un bocado en la calle Yaowarat, se puede observar en silencio cómo los devotos hacen méritos en los templos con velas e incienso, antes de asistir a la ópera china que acostumbra a realizarse como agradecimiento a los dioses a las 18.00 en la calle Charoen Krung Road Soi 20.

Además, durante el festival, en la mayoría de zonas de Bangkok se pueden comprar productos vegetarianos, así como algunas variedades de fideos instantáneos que habitualmente no se encuentran en otras épocas del año. De hecho, muchos vendedores callejeros optan por ofrecer un menú estrictamente vegetariano. Los locales y tiendas, que venden alimentos en consonancia con las normas de la celebración, muestran diferentes distintivos: banderas amarillas, carteles o pegatinas. Sin embargo, la festividad va más allá de la abstinencia de comer carne. Hay que vestir de blanco y evitar lo que haga subir a uno la temperatura: las bebidas alcohólicas, las discusiones o las relaciones sexuales.

La historia comúnmente aceptada sobre el origen de esta festividad se remonta a hace unos 150 años, cuando una compañía china viajó a la isla tailandesa de Phuket para entretener a la comunidad local de mineros chinos. La compañía al completo contrajo una epidemia desconocida que combatieron siguiendo una estricta dieta vegetariana y llevando a cabo ritos religiosos durante nueve días para purificar el cuerpo y la mente, así como para deshacerse del mal.

En Phuket, donde alrededor del 35% de la población actual es chino-tailandesa, se realiza la celebración más popular del país que atrae a miles de visitantes cada año, y que está más asociada al rito que al propio vegetarianismo: los devotos hacen bajar a la tierra a los nueve dioses del emperador y entran en un estado de trance perforando sus mejillas con todo tipo de objetos, como pinchos, sombrillas o, incluso, cuchillos. La celebración del Tesagan Gin Je se realiza también en otras ciudades de influencia china, como Phanh Nga, Krabi o Samut Sakhon.

¿Vas a viajar a Bangkok? Pincha aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.